» 20 nuevas reservas ingresan en la Red Mundial de Reservas de Biosfera de la UNESCO
09.06.2015 - UNESCOPRESS

20 nuevas reservas ingresan en la Red Mundial de Reservas de Biosfera de la UNESCO

© UNESCO/ Sergio SocorroPunta del Hidalgo - Reserva de Biosfera del Macizo de Anaga (España)

El Consejo Internacional de Coordinación del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) añadió hoy 20 nuevos sitios a la Red Mundial de Reservas de Biosfera de la UNESCO, con lo que el número total de éstas asciende ahora a 651 reservas (15 de ellas transfronterizas) repartidas en 120 países.

Con la inscripción de la Reserva de Biosfera del Lago Inle, Myanmar logró su primera reserva en la Red. 

Creado por la UNESCO a principios del decenio de 1970, el Programa sobre el Hombre y la Biosfera es una iniciativa científica intergubernamental que tiene por objeto mejorar, a nivel mundial, la relación entre la población de nuestro planeta y el medio ambiente natural. Las reservas de biosfera son sitios de aprendizaje y aplicación de los principios del desarrollo sostenible, en los que se compagina la conservación de la diversidad biológica con una utilización sostenible de los recursos naturales. El Consejo Internacional de Coordinación del Programa MAB, integrado por los representantes elegidos de 34 Estados Miembros de la UNESCO, designa todos los años las nuevas reservas de biosfera. El Consejo está reunido en París del 8 al 12 de junio.

Las nuevas reservas designadas son las siguientes:

Reserva de biosfera de Belezma (Argelia) – Belezma constituye un mosaico de bosques, monte bajo, prados, acantilados y cursos de agua. La reserva contiene 5.315 hectáreas de bosques de cedro del Atlas que representan casi un tercio de la totalidad de los bosques de cedro de Argelia, una especie endémica del Norte de África (Argelia y Marruecos) que está protegida en Argelia. Estos árboles, varias veces centenarios, son emblemáticos de la región del Orés. La reserva engloba también sitios históricos y arqueológicos, grutas y tumbas. La población total de la reserva es de 3.500 habitantes, que, además de actividades agrícolas como la ganadería y el cultivo de cereales, ejercen oficios comerciales y artesanales.

Reserva de Biosfera de Patagonia Azul (Argentina) – Situada en la Provincia de Chubut, al sur del país, esta reserva se extiende por una superficie de 3.102.005 hectáreas. Comprende una zona costera donde se da la diversidad biológica más rica de todo el litoral argentino, así como importantes sitios para la reproducción, cría e inmigración de diversas especies de aves y mamíferos. Aquí se halla la colonia de pingüinos de Magallanes más numerosa de todo el planeta, que suma casi un 40% del total mundial de esta especie marina. La densidad por habitante es muy baja en toda la zona, que sólo cuenta con una pequeña ciudad, Camarones, en la que el 5% de la población permanente está compuesta por grupos étnicos autóctonos (mapuches y tehuelches). La mayor parte del territorio la ocupan explotaciones rurales y ranchos dedicados a la cría de ovinos. La producción de lana es la actividad económica más importante y luego vienen la pesca, el turismo y la recolección de algas marinas.

Reserva de Biosfera de Hanma (República Popular China) – Situada en la región autónoma de Mongolia Interior, esta reserva comprende una superficie total de 148.948 hectáreas y representa una parte importante de la taiga china. Su objeto es proteger la diversidad biológica de los ecosistemas forestales y los humedales de la zona, donde la vegetación natural se halla prácticamente intacta debido a la interacción muy limitada que se da en ella con los seres humanos. El bosque de coníferas de zona templada de este sitio es el mejor preservado de todos los existentes en China y presenta un gran valor científico. Los productos forestales de la región –arándanos y otras bayas silvestres- contribuyen al desarrollo socioeconómico de las comunidades que la pueblan. El turismo es un sector pendiente de desarrollo.

Reserva de Biosfera del Macizo de Anaga (España) – Esta reserva se halla en el archipiélago de las Canarias, al nordeste de la isla de Tenerife, y abarca una superficie de 48.727 hectáreas. Alberga especies animales muy diversas, especialmente reptiles, aves y peces, así como unas 1.900 clases de invertebrados. Desde el punto de vista geológico, el macizo de Anaga es una de las formaciones más antiguas del relieve insular y algunas de sus rocas tienen entre siete y nueve millones de años de edad. A lo largo de los diferentes periodos geológicos se han registrado en este sitio varios ciclos de actividad volcánica, que han dado por resultado la creación de un mosaico de formaciones geológicas y geomorfológicas de gran riqueza. La población permanente de la reserva se cifra en unas 22.000 personas, cuyas actividades económicas se centran principalmente en la agricultura, la ganadería (cabras, especialmente), la pesca y la conservación y repoblación de zonas forestales.

Reserva de Biosfera de la Meseta Ibérica (España/Portugal) – Esta reserva tiene una superficie de 1.132.606 hectáreas y se extiende por las provincias españolas de Salamanca y Zamora, así como por las comarcas portuguesas de Tierra Caliente y Tierra Fría de la región de Trás-os-Montes. Su altura oscila entre 100 y 2.000 metros por encima del nivel del mar. La zona alberga numerosas especies animales emblemáticas, como la cigüeña negra (Ciconia nigra), el abanto (Neophron pernocpterus), el águila perdicera (Aquila fasciata), el búho real (Bubo bubo), la nutria europea (Lutra lutra) y el lobo ibérico (Canis lupus signatus). Unas 300.000 personas viven en el sitio de la reserva, que cuenta además con un patrimonio cultural integrado por vestigios y construcciones de la época romana y de la Edad Media.

Reserva de Biosfera del Lago Tana (Etiopía) – Situada al noroeste de Etiopía, esta reserva alberga el lago Tana, que es el más vasto de todo el país. Tiene una superficie total de 695.885 hectáreas y es una zona importante de rica diversidad biológica. En el plano internacional, se ha reconocido como sitio ornitológico y zona de diversidad genética agrícola de máxima importancia. Las principales actividades humanas en la reserva son la agricultura, la pesca, la extracción de arena y el turismo nacional y extranjero. La excepcionalidad del sitio radica también en que posee un patrimonio cultural e histórico fuera de lo común, atestiguado por la presencia de numerosos monasterios e iglesias que datan del siglo XIII. Los bosques de los monasterios que rodean el lago Tana albergan una extremada variedad de arbustos, árboles y plantas medicinales que desempeñan una función crucial en la conservación de la diversidad biológica. Una de las finalidades importantes de la reserva será la revalorización de la cultura, los conocimientos y las prácticas tradicionales de las comunidades autóctonas que son exponentes de un modo de vida sostenible, en armonía con el medio natural circundante.

Reserva de Biosfera de las Gargantas del Gardon (Francia) – Situada en el departamento meridional francés del Gard, esta reserva tiene una superficie total de 45.501 hectáreas y abarca las ciudades de Uzès y Nimes, así como el Puente del Gard, monumento inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial desde 1985. Típicamente mediterráneo, el paisaje de la reserva se caracteriza por su vegetación de arbustos bajos y encinas, por los farallones entre los que discurre el río Gardon y por la presencia de especies protegidas de fauna y flora en peligro de extinción, como el águila perdiguera, el alimoche y la orquídea perdiz. El sitio destaca también por su rico patrimonio cultural, tanto arquitectónico como histórico. Las principales actividades humanas son la agricultura, los servicios y el turismo, con una afluencia anual de unos 450.000 visitantes. Los productos agrarios más importantes son el vino y el aceite de oliva. También se recolectan trufas (Tuber melanosporum) y diversas plantas medicinales y aromáticas.

Reserva de Biosfera de Cacique Lempira, Señor de las Montañas (Honduras) – Esta reserva, que se halla en la parte occidental del país y abarca una superficie total de 168.634 hectáreas, forma parte de una región natural de bosques de pinos y robles, así como de jungla tropical húmeda. Cuenta con numerosas especies endémicas y en peligro de desaparición. La elevada tasa de endemismo de la fauna silvestre de la reserva, y más concretamente la de las aves, ha hecho que se declare zona de aves endémicas (Endemic Bird Area – EBA). La población total del sitio se cifra en algo más de 150.000 habitantes y su actividad económica fundamental (87%) es la agricultura tradicional. Los cultivos principales son los de maíz, fríjoles y café, y cabe señalar que este último está cobrando cada vez más importancia. Se está fomentando el turismo en la región y la ciudad de Lempira está recibiendo un número creciente de visitantes nacionales y extranjeros.

Reserva de Biosfera de Bromo Tengger Semeru – Arjuno (Indonesia) – Situada en la Provincia de Java Oriental, esta reserva cuenta con una superficie total de 413.374 hectáreas y engloba en su territorio tanto el parque nacional de Bromo Tengger Semeru como la zona forestal protegida de Raden Soerjo. El sitio posee 1.025 especies vegetales, entre las que figuran 226 clases de orquídeas y 260 tipos diferentes de plantas medicinales y ornamentales. Varias especies de mamíferos de la reserva están inscritas en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). En lo que respecta al desarrollo sostenible, este sitio constituye un ejemplo de mejores prácticas en la materia, no sólo a nivel local, sino también a escala nacional e internacional. Está previsto que las actividades agrícolas se desarrollen en algunas zonas de la reserva. La cría de ganado bovino, caprino, ovino y equino, así como la avicultura y la cunicultura, constituyen fuentes de ingresos que nutren la economía local. Se llevan a cabo activamente trabajos de investigación sobre la gestión de la biodiversidad y la reducción de las tasas de emisión de dióxido de carbono.

Reserva de Biosfera de Taka Bonerate – Kepulauan Selayar (Indonesia) – Situada en la Provincia de Célebes Meridional, esta reserva tiene una superficie de 4.410.736 hectáreas. Sus manglares forman un baluarte contra el violento oleaje del Océano Índico, sirviendo así de refugio a muy diversas clases de peces y otras especies animales, especialmente las aves. Las autoridades nacionales se han propuesto convertir este sitio en el centro principal de las actividades encaminadas a la conservación de los arrecifes coralinos, así como en un lugar de destino importante de la corriente turística hacia la isla de Célebes. La reserva también tiene por finalidad de convertirse en un laboratorio de aprendizaje del desarrollo sostenible para investigadores, estudiantes, autoridades locales, organismos no gubernamentales y entidades del sector privado.

Reserva de Biosfera de Tang-e-Sayyad y Sabzkuh (República Islámica del Irán) – Este sitio, que agrupa las regiones de Tang-e-Sayyad y Sabzkuh, cuenta con una superficie total de 532.878 hectáreas. La actividad geológica, los derrumbamientos de suelos y el deshielo de los casquetes glaciares han originado en esta reserva varias zonas húmedas que albergan una fauna rara, con especies como el gato montés o la serpiente tigre. Además, el territorio de la reserva está surcado por el Karún, el río más largo del Irán, cuyas aguas albergan 22 especies de peces diferentes, entre las que se cuentan el lucio y el bagre de Mesopotamia. En la temporada fría, algunas aves migratorias como la cigüeña blanca y el flamenco rosa encuentran refugio en las zonas boscosas de la región. La presencia de abundantes fuentes y cursos de agua en este sitio han facilitado un desarrollo creciente de la agricultura y la ganadería. Además, los productos de la artesanía local y las celebraciones de festividades tradicionales posibilitan un futuro desarrollo del turismo en la región. La responsabilidad de la gestión de estas actividades económicas incumbirá a las comunidades locales.

Reserva de Biosfera del Apenino Tosco-Emiliano (Italia) – Esta reserva está situada en la parte septentrional del centro del país, en las regiones de Toscana y Emilia-Romaña, y abarca la cresta del Apenino Tosco-Emiliano, desde el paso de la Cisa hasta el de la Tijera. Esta cresta montañosa marca el límite geográfico y climático entre la Europa continental y la mediterránea. La superficie total del sitio es de 223.229 hectáreas y su territorio cuenta con 38 municipios. La reserva alberga el 70% del conjunto de la fauna existente en toda Italia, esto es, 122 especies de anfibios, reptiles y peces, así como de aves y mamíferos entre los que destacan el águila real y el lobo. La biodiversidad vegetal de la zona también es muy rica: se han catalogado por lo menos 260 especies de plantas acuáticas y terrestres. La actividad económica principal es la agricultura y los cultivos varían en función de los diferentes tipos de terreno. El turismo se ha desarrollado recientemente con la perspectiva de vincularlo mejor a las actividades agrícolas locales. Para ello se han abierto restaurantes con “menús kilómetro cero”, esto es, que ofrecen comidas compuestas por productos exclusivamente locales.

Reserva de Biosfera de los Alpes de Ledro y Judicaria (Italia) – Esta reserva, que abarca una superficie total de 47.427 hectáreas, está situada al norte del país, en la región de Trento, entre el lago de Garda y el sitio de los Dolomitas, inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial. Representativa de los paisajes de la vertiente sur de los Alpes Orientales Centrales, la reserva comprende hábitats naturales exentos de contaminación (praderas alpinas, bosques, pastos y landas) y terrenos con cultivos tradicionales. Debido a su situación estratégica, el sitio cuenta con una diversidad biológica muy rica y forma un corredor transalpino, con orientación norte-sur, que establece un nexo territorial entre las zonas protegidas del valle del río Po y los Alpes Septentrionales. Al ser una región muy apreciada por los visitantes foráneos, las actividades turísticas constituyen una fuente importante de ingresos para la población local. La agricultura es, junto al turismo, la actividad económica principal en la reserva y se centra esencialmente en el cultivo de la viña y el olivo, la producción hortofrutícola y la ganadería.

Reserva de Biosfera del Delta del Po (Italia) – Situada al norte del país, esta reserva tiene una superficie de 139.398 hectáreas y en su territorio viven unas 120.000 personas. El delta del Po es el único accidente geográfico de este género en Italia y su formación se debe tanto a la acción geológica de las aguas del río de este nombre como a la acción del ser humano en épocas recientes. El delta abarca toda una serie de brazos fluviales, canales, lagunas, pantanos, vastos humedales salobres, criaderos de peces, conjuntos de dunas costeras, formaciones arenosas, dunas fósiles, bosques de pinos marítimos y tierras de cultivo en las que predominan los arrozales. La variedad de todos esos terrenos da lugar a la existencia de múltiples hábitats que albergan una diversidad biológica excepcional. Las actividades económicas de las comunidades locales se centran principalmente en el turismo, la agricultura y la piscicultura. Está previsto fomentar el turismo sostenible y una de las acciones más importantes realizadas en la reserva consiste en la organización de actividades educativas y culturales, a fin de sensibilizar al público en general a la importancia que tienen la preservación del medio ambiente y el desarrollo sostenible.

Reserva de Biosfera de Aksu-Jabagly (Kazajstán) – Situada al sur del macizo montañoso de Karatau, perteneciente a la rama occidental de la cordillera del Tian, esta reserva totaliza una superficie de 357.734 hectáreas. Alberga el 48% de las especies de aves de la región y el 72,5 % de sus animales vertebrados. Las tierras cultivables del sitio están destinadas principalmente a la producción de cereales (trigo y cebada) en las zonas de secano, y a la de plantas forrajeras (maíz, trébol y alfalfa) en las zonas de regadío. La población local se dedica también a la ganadería ovina (ovejas merinas sudkazajas), caprina y equina (caballos de trote y de raza Donskaya), así como a la cría de aves de corral (pollos y pavos). Además, esta región es uno de los sitios más famosos del mundo para la observación ornitológica y su potencial en materia de ecoturismo es muy considerable. En la reserva también se realizan activamente trabajos de investigación sobre la ecología de la fauna.

Reserva de Biosfera del Lago Inle (Myanmar) – Situado al este de Myanmar, en las montañas del Estado Shan, este sitio tiene una superficie de 561.199 hectáreas. Además de toda una serie de especies vegetales, el ecosistema de zona húmeda de este lago de agua dulce alberga 267 especies animales catalogadas, entre las que figuran 82 tipos de aves acuáticas y 43 variedades de peces, nutrias y tortugas. La reserva es el lugar de nidificación de la grulla sarús, un ave amenazada de extinción en todo el planeta. La zona del lago Inle no sólo es única en su género por su importancia ecológica, sino también por la forma en que sus habitantes han sabido adaptar su modo de vida al medio natural circundante. El grupo étnico intha, predominante en la región, practica un sistema de cultivo en islas flotantes al que llama yechan en su lengua vernácula. El lago y su cuenca proporcionan a la población local una serie de servicios ecosistémicos vitales: aire puro, agua limpia, clima fresco, criaderos de peces y otros medios de subsistencia.

Reserva de Biosfera en racimo de Gouritz (Sudáfrica) – Situada en la parte meridional del país, esta reserva se extiende por una superficie de 3.187.892 hectáreas. Comprende cuatro sectores colindantes, cuya altura sobre el nivel del mar oscila entre 0 y 2.240 metros. Es el único lugar del mundo donde convergen tres importantes zonas de rica biodiversidad vegetal (Fynbos, Karu y Maputalandia-Pondolandia-Albania) caracterizadas, respectivamente, por el predominio de los arbustos finos, las plantas suculentas y los matorrales. Además de poseer un gran número de especies vegetales endémicas en su territorio, esta reserva forma parte del itinerario migratorio de grandes mamíferos como el leopardo y, en su zona costera, sirve de hábitat de desove a diversas especies marinas. Por otra parte, sus recursos en agua son esenciales para el medio ambiente de la región y sus 260.000 habitantes, que afrontan graves dificultades socioeconómicas: pobreza, desempleo, asentamientos precarios sin servicios de saneamiento adecuados, aumento de la contaminación por el VIH e índices crecientes de delincuencia. Una de las soluciones previstas para contrarrestar el desempleo juvenil en la región de esta reserva consiste en crear empresas modelo locales que proporcionen empleos vinculados a actividades económicas relacionadas con la diversidad biológica.

Reserva de Biosfera de Magaliesberg (Sudáfrica) – Situada en el punto de encuentro de dos de los biomas* africanos más importantes (los pastos de las grandes mesetas centrales y la sabana subsahariana), esta reserva se halla entre las ciudades de Pretoria y Johannesburgo y ocupa una superficie de 357.870 hectáreas. Posee una rica diversidad biológica, ya que cuenta con 443 especies de aves, lo cual representa el 46,6 % del conjunto de los especímenes ornitológicos presentes en la subregión del África Austral. Además de sus características naturales fuera de lo común y de la belleza espectacular de sus paisajes, esta región posee un rico patrimonio cultural y un gran interés arqueológico, ya que en ella se encuentra uno de los sitios de homínidos fósiles de cuatro millones de años de antigüedad inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial. El territorio de la reserva cuenta con una población de más de 260.000 habitantes y su economía, influida por la proximidad de dos grandes urbes, se centra en la agricultura, las explotaciones mineras, el desarrollo urbano y el turismo. El plan de gestión del sitio ambiciona preservar su biodiversidad y fomentar al mismo tiempo el turismo, la agricultura y diversas prácticas de desarrollo sostenibles, como la utilización de la energía solar y el ahorro de recursos hídricos.

Reserva de Biosfera de Langbiang (Viet Nam) – Situada en la provincia de Lam Donget, esta reserva totaliza una superficie de 275.439 hectáreas. Posee una diversidad biológica extremadamente rica y cuenta con numerosas especies que se hallan amenazadas de extinción en Viet Nam. La zona central del sitio constituirá un corredor de biodiversidad que permitirá mantener la integridad de catorce ecosistemas tropicales. La reserva sirve también de hábitat a numerosas especies de animales silvestres. La agricultura, las explotaciones forestales y la pesca constituyen las fuentes principales de empleo para las comunidades locales. Las actividades que proporcionan más ingresos a la población son la floricultura y los cultivos de té y café. Está previsto realizar una serie de inversiones en determinadas zonas de la reserva para mejorar la gestión global y la protección de su diversidad biológica.

* Se entiende por bioma el conjunto de ecosistemas característicos de una zona biogeográfica, definido en función de las especies vegetales y animales que predominan en él.

                                                   ****

Contacto: Agnès Bardon. +331 45681764. a.bardon(at)unesco.org




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página