» La UNESCO y P&G se asocian para reconstruir la autoestima de las niñas refugiadas por medio de la educación
20.01.2017 - Education Sector

La UNESCO y P&G se asocian para reconstruir la autoestima de las niñas refugiadas por medio de la educación

“Cambiar el mundo de las niñas refugiadas mediante la educación” es el objetivo de la iniciativa conjunta que han constituido la empresa Procter & Gamble, la UNESCO y la organización Save the Children y que se hizo pública el 17 de enero en la reunión anual del Foro Económico Mundial de Davos.

Con motivo del anuncio de este compromiso, P&G convocó una sesión pensada para favorecer la toma de conciencia sobre la gran vulnerabilidad de las niñas refugiadas y garantizar soluciones para su futuro mediante la educación y el fomento de competencias.

Este proyecto tratará de llegar a las jóvenes sirias y jordanas que luchan por continuar los estudios y completar su educación primaria o bien proseguir su capacitación profesional. El programa, con sede en Jordania, está planteado con miras a mejorar las competencias básicas y la capacidad emprendedora y profesional, al tiempo que anima a las mujeres sirias y jordanas a compartir sus experiencias. En su ejecución participa la Fundación Río Jordán, bajo los auspicios de Su Majestad la Reina Rania de Jordania. El programa incluye igualmente formación sobre técnicas de búsqueda de empleo, tanto tradicionales como innovadoras, y sobre las capacidades necesarias para obtener un puesto de trabajo o para identificar oportunidades de empleo en el mercado laboral actual. También se presta asesoramiento psicosocial personalizado.

Gülser Corat, Directora de la División para la Igualdad de Género de la UNESCO, hizo hincapié en que en el mundo todavía hay 69 millones de niñas sin escolarizar e hizo sonar la voz de alarma respecto del incremento de esta cifra, como consecuencia de la crisis de los refugiados. Con demasiada frecuencia las niñas refugiadas no pueden prolongar sus estudios más allá de la enseñanza básica y se ven especialmente afectadas por el matrimonio precoz y otras formas de explotación. La Sra. Corat insistió en que “este problema no es imposible de resolver; basta con un cierto grado de compromiso, liderazgo e inversión”.

“En P&G creemos que las niñas y las mujeres constituyen una fuerza positiva de cambio para el mundo. El refuerzo de sus conocimientos y capacidades mejora la seguridad en sí mismas y libera todo su potencial y su fuerza”, sostuvo la Sra. Carolyn Tastad, Responsable Ejecutiva para la Igualdad de Género y Presidenta del Grupo P&G en América del Norte. “Nuestro compromiso actual como P&G, representado por nuestra marca Always, estimula nuestro deseo de construir un mundo mejor para todos nosotros -un mundo libre de prejuicios de género.”

Por su parte, el Sr. Lliam Findlay, Asesor de políticas y activismo del Consejero Delegado, en nombre de Save de Children, destacó la gran repercusión de la educación sobre la reducción de las tasas de matrimonio precoz y sobre el empoderamiento de las niñas a la hora de entender cuáles son sus derechos. También lamentó que la financiación de la OCDE destinada a las niñas se mantenga en niveles reducidos, a pesar de lo que podría significar en términos de mejora de la calidad de vida, salud infantil y materna y crecimiento económico.

El Sr. Maurice Levy, Consejero Delegado de Publicis Group, explicó que la campaña de P&G dirigida a las niñas refugiadas ha sido un acierto en todos los lugares donde se ha llevado a cabo y, al constatar el recelo de las empresas por implicarse, les instó a que no dudaran a la hora de invertir en los refugiados.

Según cifras del ACNUR, en junio de 2016 estaban registrados en Jordania 655.399 refugiado sirios, de los cuales, más del cincuenta por ciento eran mujeres o niñas. De estos refugiados, el 79 por ciento se alberga en zonas urbanas (es decir, no se alojan en campamentos). Más de la mitad de los refugiados no superan los 25 años de edad y más de la mitad son niñas y mujeres jóvenes. El 86 por ciento de los refugiados que no se alojan en campamentos viven por debajo del umbral de la pobreza para Jordania, equivalente a 96 dólares estadounidenses mensuales per cápita.

Desde hace tiempo la UNESCO trabaja activamente para llevar la educación a Jordania, Líbano, Irak y el interior de Siria, mediante el programa Bridging Learning Gaps for Youth [Cerrar la brecha educativa juvenil]. La reivindicación constante por parte de la Directora General del incremento de la ayuda humanitaria destinada a la educación en situaciones de emergencia quedó de manifiesto el pasado mes de mayo durante la Cumbre Humanitaria Mundial y también con la creación del fondo “La Educación no puede esperar”, en el que el sector privado desempeña un papel crucial.

La iniciativa jordana se sustenta en el compromiso de P&G a través de su marca Always, que aboga por la autoestima de las niñas y la igualdad de género y amplía una asociación ya existente con la UNESCO, que ha prestado apoyo para que las niñas de Senegal y Nigeria no abandonen la escuela. La Oficina de la UNESCO en Ammán ya colaboró con P&G en un proyecto reciente denominado “Vocational Skills Development Opportunities for 500 Young Syrian refugee and vulnerable Jordanian Women in Jordan” [Promoción de oportunidades de capacitación profesional para 500 jóvenes refugiadas sirias y mujeres jordanas en situación de vulnerabilidad].

Pueden hacerse aportaciones a Proyecto en curso en este enlace.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página