» La UNESCO anuncia la selección de 13 nuevas Reservas de Biosfera
02.06.2010 - UNESCOPRESS

La UNESCO anuncia la selección de 13 nuevas Reservas de Biosfera

El Consejo Internacional de Coordinación del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) de la UNESCO añadió a la Red Mundial de Reservas de Biosfera (WNBR) 13 nuevos sitios y cinco ampliaciones repartidos por 15 países. Los sitios nuevos y ampliados vienen a enriquecer esta Red que totaliza ahora 564 reservas situadas en 109 países.

La decisión de incorporar los nuevos sitios a la Red se adoptó en la 22ª reunión del Consejo Internacional de Coordinación, que tuvo lugar del 31 de mayo al 4 de junio en la sede de la UNESCO.

             Etiopía y Zimbabwe lograron inscribir por primera vez reservas en la Red Mundial. Por suparte, el Reino Unido y Suecia decidieron retirar de la Red respectivamente las reservas de Taynish y Lago de Torne, puesto que no cumplen los creterios fijados en 1995 en la llamada Estrategia de Sevilla, adoptada en 1995.

 Las Reservas de Biosfera son zonas designadas –en el marco del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) de la UNESCO– para que sirvan de lugares de experimentación de diferentes métodos encaminados a integrar la conservación de la diversidad biológica y la gestión de los recursos terrestres, de agua dulce y marinos. Las Reservas de Biosfera son, por lo tanto, laboratorios del desarrollo sostenible que permiten obtener enseñanzas sobre el mismo.

 

 Los nuevos sitios inscritos son:

1. Kozjansko y Obsotelje (Eslovenia). Situada entre los ríos Sava, Savinja y Sotla, esta reserva está constituida por un mosaico de paisajes alpinos y panónicos. En su parte oriental, las aguas del río Sotla la separan de la vecina República de Croacia. El 55% de su superficie está cubierta por bosques. El Parque Regional de Kozjansko abarca la mayor parte del núcleo central de la reserva. Punto de intersección de tres regiones, el sitio ha conservado su paisaje natural formado por terrenos boscosos y agrícolas. El territorio de la reserva está poblado por once comunidades que participan en diversos proyectos de desarrollo sostenible: agricultura alternativa y ecológica, turismo sostenible, producción de alimentos tradicionales y artesanía.

2. Kafa (Etiopía). Esta reserva se extiende por una superficie de más de 700.000 hectáreas, donde se halla más del 50% de los ecosistemas forestales afromontanos que quedan en Etiopía. El sitio es el lugar de origen del arbusto del café arábigo (Coffea Arabica), una especie rara y en peligro de extinción. De inestimable valor científico, económico, estético y cultural, el paisaje de la reserva se caracteriza por su abundancia de valles fértiles y tierras bajas que unen montañas y cadenas de colinas, así como por la presencia de una serie de magníficas cascadas, como las de Barta y Woshi. Se han establecido con éxito alianzas entre el sector público y el privado para fomentar el desarrollo económico y la utilización eficaz de los recursos del sitio, que pueden servir de modelo para la adopción de nuevas iniciativas y, más concretamente, para el cultivo y la comercialización del café con arreglo a los criterios del desarrollo sostenible.

3. Yayu (Etiopía). Emplazada en la Zona de Illubabor, al sudoeste del Estado Regional de Oromía, esta reserva forma parte de la importante área oriental de biodiversidad afromontana, que es una de las 34 zonas vitales –y más amenazadas– del mundo para la conservación de la biodiversidad biológica. Esta reserva comprende bosques naturales vírgenes y sistemas semiforestales productores de café, especias, miel y madera que proporcionan importantes servicios ecosistémicos, como la protección de la cuenca hidrográfica del Nilo. El bosque de Yayu cuenta con el mayor número de arbustos silvestres de café arábigo del mundo. Las actividades realizadas en el sitio con arreglo a los criterios del desarrollo sostenible comprenden la plantación de árboles que producen fruta y proporcionan sombra a los cafetales a un tiempo.

4. Dena (República Islámica del Irán). Esta reserva, que se extiende por la cadena central de los Montes Zagros, comprende esencialmente bosques de estepa semiárida. En las tierras altas predominan los robledales y a menor altura florecen los alfóncigos y los almendros. En esta parte central de los Montes Zagros nacen grandes ríos como el Karun, el Dez y el Kharkeh, que van a desembocar al Mar Caspio y el Golfo Pérsico. La belleza del paisaje montañoso se ve realzada por la presencia de cascadas, lagunas y lagos. El sitio alberga una población rural considerable, comprendida una comunidad nómada de 20.000 personas que vive de medios de subsistencia tradicionales. Entre las prioridades establecidas en materia de desarrollo figuran la gestión sostenible de los recursos de montaña y el ecoturismo.

5. Nahá-Metzabok (México). Emplazada al sudeste del país, esta reserva abarca la parte septentrional del mayor bosque tropical mexicano: la Selva Lacandona. El sitio forma parte del corredor biológico de la Selva Maya y tiene una gran importancia para la conservación de la diversidad biológica en el plano regional. La diversidad de la población –compuesta por más de 6.500 habitantes indígenas, pertenecientes a la más antigua comunidad maya lacandona y a otros pueblos como tzeltales y choles– realza considerablemente el valor cultural del sitio. Las actividades agrarias y de otro tipo realizadas por las comunidades indígenas en la zona tampón y las áreas de transición de la reserva contribuyen al desarrollo sostenible y a la conservación de los recursos naturales de la región.

6. Los Volcanes (México). Esta reserva se caracteriza por poseer un paisaje volcánico de gran belleza y valor turístico. El sitio abarca el Popocatépetl, uno de los más impresionantes volcanes del planeta en actividad, y una zona con gran variedad de especies vegetales y animales especialmente adaptadas al medio ambiente, entre las que destaca el teporingo, o conejo de los volcanes. El sitio de esta reserva proporciona importantes servicios ambientales, ya que es una de las zonas de captación de aguas para el abastecimiento de la Ciudad de México, la más densamente poblada de todo el país. Se están elaborando proyectos de repoblación forestal y rehabilitación de los suelos, así como otros relativos a la infiltración de las aguas subterráneas, con miras a preservar el abastecimiento de agua. En estos proyectos participan sectores muy diversos de la población.

7. Islas Marías (México). Esta reserva de biosfera es un vivero de especies endémicas creado a lo largo de un proceso de insularidad de ocho millones de años de duración. Comprende una rica variedad de ecosistemas que van desde el bosque seco tropical hasta las marismas, pasando por los manglares y arrecifes de coral. En el sitio de la reserva está establecida una colonia penal federal. El Instituto Nacional de Ecología, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y la Secretaría de Seguridad Pública llevan a cabo proyectos de agricultura y repoblación forestal, con miras al desarrollo sostenible del sitio y la rehabilitación social de los colonos reclusos.

8. Isla Ometepe (Nicaragua). Esta reserva de biosfera insular está situada en el Lago Cocibolca, también llamado Nicaragua, que es el mayor depósito de agua dulce de todo el país. El nombre del sitio, Ometepe, significa “dos cerros” en la lengua vernácula nahuatl y hace referencia a los dos volcanes que se yerguen en la isla. El lago circundante es una importante fuente de abastecimiento de agua dulce y alberga numerosas especies animales raras subacuáticas, como los peces sierra y los tiburones de agua dulce. La isla cuenta con una población de unos 30.000 habitantes y posee abundantes vestigios arqueológicos precolombinos –petroglifos, estatuas y cerámicas– que atestiguan la antigüedad de los asentamientos humanos en su suelo. Entre las actividades actuales de los isleños figura el ecoturismo basado en la participación de las comunidades.

 

9. Oxapampa-Asháninka-Yánesha (Perú). Esta reserva forma parte de la región peruana de bosques amazónicos de altura. Aunque está clasificada como lugar de alta importancia para la conservación de la biodiversidad, la región está sometida a una intensa presión ejercida por las actividades humanas, como la deforestación, que merman la diversidad biológica. Para tratar este problema, se han preparado procedimientos de gestión de la reserva de biosfera en los que participan las autoridades regionales, algunas organizaciones no gubernamentales y la población local. El hecho de que el sitio esté habitado por pueblos indígenas como los yánesha y los asháninka, contribuye a la preservación de los conocimientos ancestrales sobre la gestión de los recursos naturales. Las iniciativas adoptadas en materia de desarrollo sostenible comprenden el fomento gradual de la agrosilvicultura y la promoción del turismo y la artesanía.

10. Bosque de Tuchola (Polonia). Situada en la región noroccidental de Pomerania, a unos 50 km al sudoeste de Gdansk, en el litoral del Mar Báltico, está reserva de biosfera está formada por los mayores ecosistemas complejos boscosos de todo el país. La región cuenta con una población total de 102.500 habitantes, de los cuales 17.000 viven en la zona tampón de la reserva. Sus medios de subsistencia dependen del turismo y de actividades forestales como la tala de madera, la caza y la recolección de setas y bayas diversas. En los últimos años, uno de los sectores económicos que mayor auge ha cobrado en el área de transición es el del turismo rural, que combina las visitas turísticas, las actividades recreativas y la fabricación de objetos artesanales. Esta reserva de biosfera se ha beneficiado del respaldo de distintas partes interesadas a nivel nacional y local, recibiendo un apoyo notable de todas ellas.

 

11. Bosque de Gwangneung (República de Corea). Esta reserva está situada en el centro de la Península de Corea, en el punto de confluencia del clima continental extremo del Asia del nordeste y el clima oceánico del Pacífico. La región cuenta con bosques de hoja caduca y maderas nobles de más de 500 años de antigüedad en buen estado de conservación, y también con tierras de cultivo y arboledas privadas. Dentro del perímetro de la reserva de biosfera se hallan las tumbas reales de la dinastía Joseon, inscritas en la Lista del Patrimonio Mundial, y el Arboreto Nacional de Corea. Entre las actividades de de desarrollo sostenible previstas figuran la catalogación de productos locales como bienes ecológicos, el fomento de recursos energéticos renovables y la promoción de la agricultura orgánica.

12. Archipiélago del Lago Vänern (Suecia). Esta reserva abarca el lago más grande del país, que es el tercero de Europa por su superficie. En la parte central del sitio se halla el Monte Kinnekulle, al sudoeste del cual se extienden terrenos pantanosos, ricos en especies vivas, que reciben el nombre de skebykärret. A lo largo de los 350 km de perímetro del lago, se pueden encontrar numerosas zonas de juncales y muy diversas especies de aves. En el interior de la reserva viven unas 60.000 personas y el área de transición engloba varios núcleos urbanos, entre los que figura la pequeña ciudad de Mariestad. La pesca, la agricultura, la silvicultura y el turismo tienen una gran importancia económica. La creación de la reserva de biosfera ha facilitado el establecimiento de un foro para la cooperación y participación de sus habitantes. Entre los proyectos de desarrollo sostenible del sitio figuran el ecoturismo y la elaboración de diversos productos.

13. Curso Medio del Zambeze (Zimbabwe). Esta reserva de biosfera abarca unos 40.000 km2 del valle del Zambeze y comprende ecosistemas ribereños y terrestres, únicos en su género en todo el subcontinente austral africano. En el territorio de la reserva se halla el lago Kariba, uno de los mayores embalses del mundo creados por la mano del hombre. El Parque Nacional de Mana Pools, inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial, forma parte del área central de la reserva. En algunas áreas de la zona tampón, la práctica controlada de la caza deportiva de grandes animales salvajes (safaris) proporciona empleo a centenares de personas. La reserva engloba también asentamientos humanos, en particular la ciudad de Kariba, cuya alimentación en proteínas y su economía dependen en gran medida de la pesca en el lago del mismo nombre. Las capturas de la especie lacustre Limnothrissa miodon totalizan unas 40.000 toneladas anuales, cuyo valor se estima en 40 millones de dólares. La pesquería de Kariba rivaliza así con las pesquerías lacustres más importantes de la región.

             El Consejo Internacional de Coordinación del Programa MAB aprobó también la ampliación de estas cinco reservas de biosfera ya existentes:

       1. Reserva de Biosfera del Land de Berchtesgadener (Alemania). Con su ampliación y nueva denominación, la Reserva de Biosfera de Berchtesgadener reconocida como tal en 1990, comprende ahora el distrito o land de Berchtesgaden que abarca 15 comunidades. Es la única reserva de biosfera alpina de toda Alemania y la población que vive en la zona de transición ampliada se cifra en unas 103.000 personas. La ampliación del sitio permitirá mejorar la protección de su rica diversidad biológica e integrar en su perímetro a un mayor número de habitantes. Gracias a su excepcional paisaje cultural y natural, el sitio ofrece toda una gama de servicios educativos, culturales y recreativos. Las actividades económicas de la zona abarcan los siguientes ámbitos: agricultura, silvicultura, extracción de sal, microindustria, artesanía, comercio al por menor, servicios de salud, turismo y centros de vacaciones. Los trabajos de investigación realizados en la reserva se centran principalmente en las repercusiones del cambio climático mundial en el plano local, y más concretamente en la vegetación alpina. Numerosas partes interesadas han participado en la tarea de hacer posible la ampliación del sitio, con vistas a incrementar las posibilidades de desarrollo sostenible del mismo.

 

        2.     Reserva de Biosfera Araucarias (Chile). Con la ampliación de este sitio, reconocido como reserva de biosfera en 1983, se ha multiplicado por doce su superficie inicial. Situada en la cadena volcánica meridional de los Andes, en la parte central del sur de Chile, la reserva abarca ahora un territorio de 1.140.000 hectáreas poblado por 105.000 habitantes. El principal objetivo de la ampliación es lograr un equilibrio sostenible entre la conservación de la diversidad biológica, el fomento del desarrollo económico y la preservación de los valores culturales del pueblo mapuche, asentado principalmente en la zona de transición de la reserva.

 

       3.   Reserva de Biosfera Cordillera Volcánica Central (Costa Rica). Con la ampliación de esta reserva, reconocida como tal en 1988, se ha quintuplicado su superficie inicial. Ahora abarca unas 650.000 hectáreas y alberga una población que se aproxima a los tres millones de habitantes. La elaboración de un procedimiento de participación idóneo ha permitido lograr la colaboración de las comunidades locales y las poblaciones indígenas del sitio, así como la de un gran número de instituciones, municipalidades y otras partes interesadas, haciendo así posible la ampliación de la reserva. La ampliación del sitio, que incluye ahora la ciudad de San José, permitirá mejorar la gestión sostenible de una de las regiones más ricas del país por sus recursos naturales y su patrimonio cultural.

 

     4.  Reserva de Biosfera de la Zona Marítima del Archipiélago (Finlandia). Creada en 1994, en conexión con el Parque Nacional del Archipiélago, esta reserva abarca una zona litoral del Mar Báltico que es única en su género por contar con miles de islas y arrecifes rocosos. Su superficie total abarca ahora 5.400 km2, de los cuales 4.580 km2 están cubiertos por las aguas del mar. El sitio cuenta con una población de 3.850 habitantes que han vivido, generación tras generación, en estrecho contacto con el mar y la naturaleza. Sus medios de subsistencia son la pesca y la agricultura, aunque esta última ha experimentado un declive en los últimos años. En la reserva hay también unas 8.000 casas de veraneo, ya que la región es una zona de vacaciones a la que acuden unas 150.000 personas cada año. Entre los proyectos establecidos para el sitio figuran la gestión de praderas de gran valor ecológico y el desarrollo de medios locales de subsistencia basados en los valores ecológicos y tradicionales de la reserva.

 

     5.  Reserva de Biosfera Val Müstair-Parque Nacional (Suiza): incluye en adelante una zona tampón y una zona de transición situadas al este de la principal zona núcleo. En ella existen varios muncipios y pueblos, en particular Val Müstair, al sureste del Parque Nacional Suizo y de la reserva original. Este sitio prevé realizar nuevas ampliaciones antes de 2013, una vez acordadas entre el Consejo y las autoridades suizas.

 

Iniciado a principios del decenio de 1970, el Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) ofrece un marco para la realización de investigaciones interdisciplinarias y actividades de fortalecimiento de capacidades, con miras a mejorar la relación de los individuos con su entorno ambiental. Las actividades del programa se centran particularmente en las consecuencias ecológicas y socioeconómicas de la pérdida de biodiversidad y en la atenuación de ésta. El MAB recurre a la Red Mundial de Reservas de Biosfera como vector para impulsar el aprovechamiento compartido de conocimientos, los trabajos de investigación, las actividades de seguimiento, la educación y la formación, y la elaboración participativa de decisiones.

 ****

 

Fotos disponibles

 

Contacto: Agnès Bardon, Oficina de Información Pública.

Tel : +33 (0) 1 45 68 17 64 a.bardon(at)unesco.org

 

   Contacto para imágenes de TV: Carole Darmouni, Oficina de Información Pública. Tel : +33 (0) 1 45 68 17 38. c.darmouni(at)unesco.org

  Contacto para fotos: Fiona Ryan, Oficina de Información Pública. Tel : +33 (0) 1 45 68 15 88. f.ryan(at)unesco.org

 

 




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página