» Varios proyectos de la UNESCO en el nuevo Plan de las Naciones Unidas de Respuesta a las Inundaciones de Pakis...
21.09.2010 - UNESCOPRESS

Varios proyectos de la UNESCO en el nuevo Plan de las Naciones Unidas de Respuesta a las Inundaciones de Pakistán

Ocho proyectos propuestos por la UNESCO se han incluido en el nuevo Plan de las Naciones Unidas de Respuesta a las Inundaciones de Pakistán, presentado el 17 de septiembre en Nueva York. El Plan tiene por objeto ayudar a este país a recuperarse de las devastadoras inundaciones que ha sufrido.

Los proyectos fueron presentados por la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, en una reunión de información que tuvo lugar el 16 de septiembre en París. Se llevarán a cabo en los 12 próximos meses, esto es, durante la fase de recuperación inicial, y su costo se ha cifrado en 11,2 millones de dólares. Abarcan desde la puesta al día del sistema de alerta temprana contra las inundaciones y la localización de recursos de agua potable segura hasta la reactivación del sistema educativo en las zonas damnificadas, pasando por la creación de empleos vinculados a la conservación de los sitios del patrimonio mundial y la creación de emisoras móviles de radio comunitarias para las poblaciones desplazadas.

             “Estas actividades prioritarias, que exigen una movilización de fondos ahora, son el resultado de un compromiso sumamente constructivo y firme contraído por la UNESCO con el Gobierno de Pakistán, la sociedad civil, el equipo de país de las Naciones Unidas, el Banco Mundial, el Banco Asiático de Desarrollo y otros organismos asociados”, declaró Irina Bokova.

             La Directora General agregó que las actividades “eran representativas de la amplitud de los mandatos y capacidades de la UNESCO en los ámbitos de la gestión de situaciones posteriores a crisis y de atenuación de riesgos de catástrofes en los campos de la educación, la ciencia, la cultura y la comunicación e información. Tal como lo demuestra la aprobación de estos proyectos por parte de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas, es obvio que la UNESCO puede aportar en esos ámbitos una contribución única en su género.”

             Los proyectos de la UNESCO “fortalecerán las capacidades nacionales ya existentes para prever y atenuar los riesgos de catástrofes naturales en el futuro, lo cual constituye, en nuestra opinión, un aspecto sumamente importante de las actividades de la Organización” recalcó Irina Bokova, recordando también que había sido personalmente testigo de la magnitud de la devastación sufrida por Pakistán durante la visita que efectuó a este país el pasado 31 de agosto.

             Habida cuenta de que el sistema educativo paquistaní se ha visto gravemente afectado después de la destrucción de más de 10.000 escuelas, la importante propuesta de dedicarle 5,7 millones de dólares marcará el inicio de una estrategia global e integradora destinada a su recuperación. Basándose en programas que ya están en curso de ejecución, esta estrategia abarca la educación no formal y la escolarización en la enseñanza secundaria, en especial para las mujeres y las niñas, así como la planificación y gestión de la educación en situaciones de emergencia. Para promover la alfabetización, así como la adquisición de competencias para la vida diaria y actividades generadoras de ingresos, la UNESCO ha contribuido ya al reforzamiento de un centenar de Centros de Alfabetización de Adultos y Formación Práctica en los distritos damnificados por las inundaciones, desde la provincia meridional del Sind hasta la de Khyber Pakhtunkhwa, situada al norte.

             El Sector de Ciencias de la UNESCO ha participado en la respuesta de emergencia a las inundaciones desde los primeros momentos. Tras la visita de una misión científica multidisciplinaria a finales de agosto, se elaboró una estrategia global con autoridades científicas de alto nivel del Pakistán. Esa estrategia abarcará cuatro ámbitos clave: la previsión y gestión de riesgos de inundaciones; la cartografía y evaluación de fenómenos geológicos como los desprendimientos de tierras; la cartografía, desarrollo y conservación de recursos hídricos subterráneos para disponer de agua salubre en situaciones de emergencia; y un programa de educación destinado a comunidades y encargados de elaborar decisiones que comprenderá, entre otras, actividades de formación técnica y sensibilización. La UNESCO ha logrado que se incluyan en el nuevo Plan de Respuesta tres propuestas de proyectos por un valor total de 3,6 millones de dólares. Esos proyectos se centrarán en la rehabilitación de los sistemas de alerta temprana contra las inundaciones, con vistas a determinar los riesgos de corrimientos de tierras en las zonas de realojamiento de desplazados y localizar recursos de agua salubre.

             A principios del mes de octubre, el Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO enviará una misión de expertos a Pakistán y colaborará estrechamente con un equipo del Sector de Ciencias de la Organización para coordinar la labor de conservación de las ruinas arqueológicas de Mohenjo Daro y los monumentos históricos de Thatta, dos sitios inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial. También se está poniendo en marcha un proyecto destinado a proporcionar a los damnificados de las inundaciones, y más concretamente a las mujeres, nuevas fuentes de ingresos para compensar las perturbaciones ocasionadas a las actividades agrícolas. El proyecto consiste en una formación en técnicas de artesanía tradicional y de conservación del patrimonio cultural.

             Por último, la UNESCO está creando emisoras de radio móviles, de carácter comunitario, que van a proporcionar información vital para la supervivencia a unos 8,6 millones de personas en 12 distritos afectados por las inundaciones. Por otra parte, la Organización va a producir un programa radiofónico especial, con participación directa de los oyentes y obras teatrales cortas, con objeto de mejorar el bienestar de la población en el plano psicosocial y fomentar la recuperación de los medios de subsistencia en 20 distritos del país. Además de volver a reanudar los vínculos entre las comunidades desplazadas por las inundaciones, el proyecto de emisoras de radio móviles ofrecerá también posibilidades de formación a los jóvenes.

             La Directora General de la UNESCO subrayó que las actividades de reducción de riesgos de desastres suelen ser, por desgracia, un ámbito que carece de financiación suficiente. Hizo referencia a esta cuestión en los siguientes términos: “Se estima que, hoy en día, el gasto mundial en actividades para prepararse contra las catástrofes naturales representa, aproximadamente, un 4% de la suma de 11.000 millones de dólares movilizada cada año por las Naciones Unidas y la comunidad internacional para responder a las situaciones creadas por esos fenómenos”. Irina Bokova agregó: “Siempre que los donantes y los gobiernos han tenido ocasión de prestar ayuda financiera a la reducción de riesgos de desastres naturales, se ha demostrado que las inversiones en este ámbito pueden salvar muchas vidas y disminuir considerablemente los daños materiales en el futuro. No es exagerado decir que cada dólar gastado en la prevención de catástrofes permite ahorrar hasta diez dólares en gastos de recuperación de las mismas”.

             “Hemos reaccionado con celeridad, hemos movilizado nuestras competencias técnicas y ahora estamos listos para pasar a la acción”, concluyó Irina Bokova.      

 Más información
en/pakistan-flood-response/




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página