» Menos del 40% de los países del mundo ofrecen a las niñas las mismas oportunidades de acceso a la educación qu...
17.09.2010 - UNESCOPRESS

Menos del 40% de los países del mundo ofrecen a las niñas las mismas oportunidades de acceso a la educación que a los niños, según un informe de la UNESCO

En dos de cada tres países del mundo no hay paridad entre los niños y las niñas en la enseñanza primaria y secundaria, y la mitad de ellos no logrará alcanzar de aquí a 2015 la paridad entre los sexos en sus sistemas educativos, según un informe recién publicado por el Instituto de Estadística de la UNESCO (IEU).

Publicado en vísperas de la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas que se celebra del 20 al 22 de septiembre en Nueva York y 15 años después de la Cuarta Confernecia Mundial sobre las Mujeres, la edición 2010 del Compendio Mundial de Educación se centra en educación y género y examina los progresos realizados para eliminar las disparidades de género en educación antes de 2015 y los escollos que todavía persisten.

            “Estos datos nuevos nos muestran que es necesario reafirmar nuestro compromiso con la educación y la igualdad entre los sexos”, declaró la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova. “En momentos en que el mundo se enfrenta a una serie de crisis combinadas, los avances conseguidos en los últimos decenios para mejorar el acceso de las niñas y las mujeres a la educación y la formación corren el riesgo de verse socavados por la reducción de las inversiones de los países en educación, así como por la disminución de la ayuda internacional asignada a ésta. Sin embargo, todos sabemos que si la educación de las niñas y las mujeres peligra, ello sólo puede desembocar en una mayor vulnerabilidad y un reforzamiento del círculo vicioso de la pobreza”.

             Según el Compendio, si la tendencia actual persiste, en 2015 solamente los niños y las niñas de 85 países del mundo disfrutarán de las mismas oportunidades de acceso a la enseñanza primaria y secundaria. Por el contrario, 72 países no conseguirán el objetivo.

             A nivel mundial, las niñas tienen más probabilidades que los niños de no llegar a ingresar nunca en la escuela. Según los datos proporcionados por el IEU, en el Asia Meridional y Occidental por cada cien varones que inician sus estudios primarios sólo unas 87 niñas disfrutan de esa oportunidad. La situación no es mucho más halagüeña en el África Subsahariana, ya que el promedio establecido para esta región indica que solamente unas 93 niñas comienzan la escuela primaria por cada 100 varones.

             A nivel nacional, los niños tienen, como mínimo, un 10% más de probabilidades que las niñas de ingresar en la escuela primaria en Afganistán, Benin, Camerún, Chad, Côte d’Ivoire, Eritrea, Etiopía, Guinea, Malí, Níger, Pakistán, Papua Nueva Guinea, la República Centroafricana, la República Dominicana, Tuvalu y Yemen. Las niñas de estos países están a menudo totalmente excluidas de la educación. Los datos del IEU ponen también de manifiesto que es más probable que las familias, en vez de enviar a una hija a la escuela, prefieran escolarizar a un hijo, aunque haya superado ya la edad oficial de cursar la enseñanza primaria.

             No obstante, una vez que las niñas logran ingresar en la escuela, sus probabilidades de terminar con éxito el ciclo de la enseñanza primaria son superiores a las de los varones. En muchos países, éstos tienden a desertar la escuela en mayor número que las niñas. Asimismo, en 90 de los 113 países que comunicaron al IEU datos pertinentes al respecto, los varones tienen más probabilidades que las niñas de repetir curso en los diferentes grados de primaria. Las tasas de repetición de los muchachos son dos veces mayores que las de las niñas en algunos países en particular, por ejemplo en Dominica, las Islas Vírgenes Británicas, la República Islámica del Irán, Letonia y Saint Kitts y Nevis.

             La situación es todavía más compleja en la enseñanza secundaria. En un 38% de los países, los varones tienen más oportunidades de acceso que las muchachas a este nivel de enseñanza, mientras que en un 29% de los países ocurre lo contrario. No obstante, se debe subrayar que las disparidades en detrimento de las muchachas en la enseñanza secundaria son más graves que las observadas en perjuicio de los varones. Esto se puede ver claramente en el caso del África Subsahariana, donde los promedios regionales establecidos indican que han empeorado las disparidades en detrimento de las muchachas: en 2008 por cada 100 varones matriculados en los centros docentes de secundaria había unas 79 jóvenes en esa situación, mientras que en 1999 esa cifra ascendía a 82.

             Al igual de lo que ocurre en la enseñanza primaria, una vez que las muchachas logran tener acceso a la enseñanza secundaria, suelen terminar este ciclo de estudios con mayor frecuencia que los varones. Esta tendencia está muy generalizada en los países de ingresos medios y altos, donde las jóvenes constituyen la mayoría del alumnado del ciclo superior de secundaria que abre las puertas de la universidad en 50 de los 69 países que comunicaron al IEU datos pertinentes al respecto. En Austria, Eslovenia, Islandia, Luxemburgo, Malasia, Noruega, Tailandia, Tayikistán y Túnez, hay casi tres alumnas que se gradúan de ese ciclo de enseñanza por cada dos varones. En cambio, los muchachos constituyen la mayoría del alumnado de la enseñanza técnica y profesional en la mayor parte de los países del mundo.

             Las disparidades entre los sexos en la enseñanza superior son también muy acusadas en todas las regiones del mundo. Los únicos países que han conseguido la paridad en este nivel de la educación son Chile, Colombia, Guatemala, Hong Kong (RAE* de China), México, Suiza y Swazilandia. En algunos países donde el PNB per cápita es inferior a 3.000 dólares PPA** –por ejemplo, Etiopía, Eritrea, Guinea y Níger– hay menos de 35 mujeres matriculadas en la enseñanza superior por cada 100 hombres. Los progresos conseguidos en el África Subsahariana en los últimos decenios se han estancado. Por otra parte, hay que señalar que en los países ricos el número de estudiantes universitarios de sexo femenino es superior al de los de sexo masculino.

            En Islandia, el número de mujeres matriculadas en la enseñanza superior es casi dos veces superior al de los hombres. En Estados Unidos y la Federación de Rusia, por cada 100 varones que cursan estudios superiores hay unas 129 y unas 126 mujeres, respectivamente. Un esquema similar se da en algunos países de América Latina, por ejemplo en Argentina, Brasil y Venezuela. Cabe señalar algunas excepciones notables a esta tendencia: el número de hombres matriculados en la enseñanza superior sigue superando en particular al de las mujeres en Chipre, Japón, Macao (RAE de China), la República de Corea y Turquía.

             A pesar de que a nivel mundial ha mejorado el acceso de las mujeres a la enseñanza superior, éstas siguen tropezando con obstáculos considerables a la hora de acceder a las carreras de investigación o de ingresar en el mercado de trabajo. En lo que respecta a la licenciatura universitaria, la mayoría de los países que han comunicado datos pertinentes sobre este particular han logrado la paridad entre el número de graduados y el de graduadas. Es mayor el número de probabilidades de que las mujeres prosigan sus estudios después de la licenciatura: el 56% de los graduados de másteres son de sexo femenino. Sin embargo, los hombres son más numerosos que las mujeres en los niveles de educación más altos, ya que representan el 56% de las personas que poseen un doctorado y el 71% del personal de investigación.

 *   RAE: Región Administrativa Especial.

** PPA: a Paridad de Poder Adquisitivo.

****

 

El Informe en línea

Imágenes para televisión

****

Contactos:

Amy Otchet

Instituto de Estadística de la UNESCO (Montreal, Canadá)

Teléfono: +1 514 343 79 33 – Correo electrónico: a.otchet(at)unesco.org

Sue Williams, UNESCO París

Tel: +33 1 45 68 17 06; s.williams(at)unesco.org

 

Carole Darmouni (radio y televisión), UNESCO París

Tel: +33 (0)1 4568 17 38; c.darmouni(at)unesco.org

 

Contactos para entrevistas:

Albert Motivans (Tel: +1 514 294 7629) (en inglés) – Autor y jefe la Unidad de Estadísticas de Educación del Instituto de Estadística de la UNESCO

Hendrik van der Pol (Tel: +1 514 244 2525) (en inglés o español) – Director Instituto de Estadística de la UNESCO

Juan Cruz Perusia (Tel:+1 514 343 7933) – (en español) - Asesor Regional para América Latina y el Caribe, Instituto de Estadística de la UNESCO

Said Belkachla (+961-71 874 688) (francés y árabe) – autor y analista de datos

Said Voffal (Tel: +1 514 343 7752) (francés y árabe) – autor y analista de datos

 




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página