» El Día Mundial de los Docentes de la UNESCO arroja luz sobre motivaciones y carencias decisivas
11.10.2016 - Education Sector

El Día Mundial de los Docentes de la UNESCO arroja luz sobre motivaciones y carencias decisivas

© UNESCO

La UNESCO celebró el 5 de octubre de 2016 un Día Mundial de los Docentes muy especial, con una mirada retrospectiva a 50 años de valoración de la labor esencial de los docentes y otra mirada al futuro, para examinar cuántos maestros adicionales serán necesarios para cumplir las metas de la Agenda Mundial de Educación 2030.

El evento de este año, celebrado bajo el lema “Valoremos al docente, mejoremos su condición profesional”, marcó el 50º aniversario de la aprobación de la Recomendación Conjunta de la OIT y la UNESCO relativa a la Condición del Personal Docente (1966) y es además el primero que se celebra en el marco de la nueva Agenda de Desarrollo Sostenible. Una de las metas del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 (ODS 4) pide que se aumente la oferta de docentes calificados.

El momento cumbre de la jornada fue la entrega de premios a los ganadores del Premio UNESCO-Hamdan Bin Rashid Al Maktum por una  actuación y resultados ejemplares en el mejoramiento de la eficacia de los docentes de 2016. Los galardonados este año fueron la Universidad de Malaya (Malasia) por su programa Educación para la ciudadanía medioambiental en Malasia 2005-2015 y el programa de capacitación de docentes See Beyond Borders de Camboya.

La educación, piedra angular de la paz

Los premios fueron entregados conjuntamente por la Sra. Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, y el Sr. Abdul Rahman bin Mohammed Al Owais, Ministro de Salud de los Emiratos Árabes Unidos. La Sra. Bokova señaló el valor excepcional de la Recomendación conjunta OIT/UNESCO. “El mundo ha cambiado desde 1966 y la educación se ha transformado. En este contexto, más que nunca creo que debemos ser fieles al espíritu de la Recomendación”.

“Los docentes son indispensables para el empoderamiento, el progreso social, la paz y la comprensión. Los tiempos han cambiado, pero la esencia de nuestro mensaje perdura. Nada puede remplazar a un maestro competente. Dar prioridad a la educación significa dar prioridad a los docentes. Por eso la educación es un elemento esencial de la Agenda 2030. La educación es un derecho humano esencial para la dignidad y el empoderamiento. Es una fuerza que actúa en pro de la igualdad de género, la erradicación de la pobreza y la sostenibilidad. Es, fundamentalmente, la piedra angular de la paz”.

Tras la ceremonia de premiación tuvo lugar un debate de mesa redonda en el que participaron la Ministra de Educación Nacional, Educación Superior e Investigación de Francia, la Sra. Najat Vallaud-Belkacem, el Honorable Dr. Mahali Phamotse, Ministro de Educación y Formación de Lesoto, el Sr. Gilbert Houngbo, Director General Adjunto a cargo de Operaciones en el Terreno y Asociaciones de la OIT, y el Sr. Fred van Leeuwen, Secretario General de Educación Internacional.

En el discurso con que inauguró la ceremonia, el Subdirector General de Educación de la UNESCO, el Sr. Qian Tang, recordó a todos los asistentes el déficit mundial de docentes.  “Para cumplir el ODS 4 de aquí a 2030, se necesitarán 69 millones de docentes adicionales, 24,4 millones en la enseñanza primaria y 44,4 millones en secundaria.  De modo que todavía queda mucho por hacer. La tarea de abordar el déficit de docentes exige nuestra atención inmediata. Pero sabemos también que cantidad no es sinónimo de calidad. Necesitamos profesores competentes y motivados, que operen en sistemas educativos bien equipados”, añadió.

El orador invitado, el Sr. Marc Tucker, Presidente del Centro Nacional sobre Educación y Economía, destacó que en la Recomendación de 1966 se había previsto el futuro de la docencia en tres aspectos: que llegaría a ser esencial para la economía, que habría un giro significativo de la cantidad a la calidad, y que sería necesario otorgarle el rango de una auténtica profesión.   

Lo que no podía preverse entonces eran las consecuencias de un mercado de trabajo de ámbito mundial que ha experimentado un desarrollo acelerado y el aumento de la automatización, que generaría la necesidad de adquirir las nuevas competencias y la educación de calidad que se precisan para afrontar ese nuevo mercado laboral.

“Si los países no logran aportar prosperidad y la gente no cree que sus vidas progresan, las democracias no van a perdurar. Nuestro futuro político estará en peligro, si no solucionamos los problemas económicos, bajo los cuales subyace un problema con la educación y la adquisición de competencias”.

Formación de calidad, apoyo y desarrollo profesional

En la jornada también se realizaron una exposición y varias mesas redondas de debate sobre el medio siglo de desarrollo de la docencia en los países del grupo BRICS, la motivación de los docentes en los diversos niveles de la enseñanza y la educación en situaciones de crisis y de emergencia.

El panel sobre la motivación en situaciones de crisis y emergencia contó con la participación de representantes del Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), así como de Grecia, Liberia y Haití. El OOPS administra un sistema escolar que proporciona educación básica gratuita a más de medio millón de niños palestinos refugiados en Siria, Gaza, la Ribera Occidental, Líbano y Jordania. La directora de educación del organismo, la Sra. Caroline Pontefract, afirmó que incluso trabajando en las más difíciles circunstancias, el hecho de dar prioridad a los docentes en lo tocante a la calidad, la formación, el apoyo y el desarrollo profesional, ha permitido al OOPS construir un sistema escolar que, según las estadísticas del Banco Mundial, logra rendimientos superiores a los de los países de acogida.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página