30.01.2012 - UNESCOPRESS

La Convención del Patrimonio Mundial cumple 40 años

© UNESCO/Nenadovic - La UNESCO puso en marcha en 1960 la campaña internacional para la salvaguardia de los monumentos nubios.

Este año marca el 40º aniversario de la Convención del Patrimonio Mundial, uno de los programas de más éxito de la UNESCO y una de las herramientas más poderosas para la preservación del patrimonio. La Convención, adoptada casi universalmente, cuenta con la firma de 188 países, es única ya que combina en un único instrumento la protección del patrimonio cultural y natural. Desde su adopción por la Conferencia General de la UNESCO en 1972, la Lista del Patrimonio Mundial ha crecido hasta alcanzar los 936 sitios inscritos por su valor universal excepcional en 153 países.

Orígenes:

La campaña internacional de la UNESCO en 1960 para ayudar a Egipto y Sudán a salvar el templo de Abu Simbel y otros templos nubios de las inundaciones que provocaría la construcción de la presa de Asuán en el Nilo impulsó la preocupación de la comunidad internacional respecto al patrimonio y a nuestra responsabilidad compartida para salvaguardarlo. André Malraux, ministro francés de Cultura en aquella época, dijo que mediante la campaña “la civilización del primer mundo proclama públicamente el mundo del arte como su patrimonio indivisible.”

Cerca de 50 países contribuyeron económicamente  para financiar la mitad de los 80 millones de dólares que costó la campaña para desplazar los monumentos y evitar posibles daños.

La redacción de la Convención del Patrimonio Mundial se inspiró en la sinergia internacional creada por este gran proyecto así como las subsecuentes campañas de la UNESCO en los años 60 para conservar tesoros como la ciudad de Venecia, en Italia, después de la gran inundación de 1966, la ciudad de la Edad de Bronce de Moenjodaro, en Pakistán, y el templo y conjunto budista de Borobudur, en Indonesia.

Evolución:

Desde su adopción y la inscripción de los primeros sitios en la Lista del Patrimonio Mundial, en 1978, la Convención ha crecido y evolucionado para reflejar las necesidades de la gran cantidad de sitios diferentes que han sido identificados y protegidos.

Paisajes culturales, sitios transfronterizos, programas temáticos dedicados al patrimonio marino, los bosques del Patrimonio Mundial, el turismo sostenible, la arquitectura de tierra, los  pequeños estados insulares en desarrollo, han sido desarrollados para responder a las necesidades específicas de estos sitios. La Lista del Patrimonio Mundial en Peligro ayuda a obtener apoyo para los sitios que se encuentran amenazados por el cambio climático, los conflictos, la caza furtiva, la expansión urbana descontrolada.

Éxitos:

A lo largo de estos años, casi un millar de excepcionales propiedades del patrimonio, a menudo amenazadas, han sido identificadas. Se ha mejorado su protección así como el acceso a las mismas para el beneficio de presentes y futuras generaciones. Estos son algunos ejemplos de los muchos éxitos logrados por la Convención del Patrimonio Mundial: las intervenciones han conseguido parar construcciones antiestéticas en ciudades históricas como Londres, Viena, Macao y San Petersburgo. Se han llevado a cabo proyectos de renovación a gran escala en sitios como Angkor y se han publicado estudios pioneros sobre los efectos del cambio climático en los sitios en todo el mundo. Se han realizado también proyectos de turismo sostenible para sitios como Sian Ka’an, en México. Se ha establecido una red mundial de gerentes de sitios marinos y se ha mejorado también la gestión sostenible de los bosques del Patrimonio Mundial, que incluyen aproximadamente el 13% del total de bosques protegidos en el planeta.

Futuro:

A pesar de la inclusión en la Lista del Patrimonio Mundial de un número cada vez mayor de sitios procedentes de regiones menos desarrolladas del mundo, y el progreso hecho en el refuerzo de las políticas y prácticas de la Convención, aún queda mucho por hacer para asegurar la plena representación en la Lista de toda la excepcional diversidad natural y cultural del mundo.

El mayor desafío que la Convención deberá afrontar en los próximos años está relacionado con fenómenos globales tales como la explosión demográfica, la falta de recursos financieros y el cambio climático. Éstos son responsables de una serie de  presiones medioambientales y socioeconómicas que ponen en serio riesgo las propiedades del Patrimonio Mundial.

Resolver las potenciales tensiones entre las necesidades de conservación del patrimonio y las aspiraciones de las comunidades locales implicadas, es otro de los importantes desafíos de las próximas décadas y podría ayudar a reforzar la Convención y su éxito.

Por este motivo, los Estados Parte de la Convención han elegido “Patrimonio Mundial y Desarrollo Sostenible: el papel de las comunidades locales” como tema de la celebración de este aniversario.

Hoy en día, cuando la Convención del Patrimonio Mundial alcanza su madurez con casi 1000 sitios inscritos en la Lista, la contribución máxima de ésta no se centra solamente en las propiedades que están en la lista, sino que aspira a la protección a largo plazo de nuestro planeta y sus recursos. La preservación del Patrimonio Mundial es de crucial importancia porque los objetivos y acciones de la Convención del Patrimonio Mundial no sólo están en línea con los del desarrollo sostenible, sino que son esenciales para su consecución.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página