» El Delta del Okavango, en Botswana, sitio número 1.000 de la Lista del Patrimonio Mundial
22.06.2014 - UNESCOPRESS

El Delta del Okavango, en Botswana, sitio número 1.000 de la Lista del Patrimonio Mundial

© Çakabey Private SchoolsPergamon and its Multi-Layered Cultural Landscape (Turkey)

El Delta del Okavango (Botswana) se convirtió hoy en el sitio número 1.000 de la Lista del Patrimonio Mundial. El Delta de Okavango fue inscrito en la Lista como sitio de carácter natural por el Comité del Patrimonio Mundial, reunido en Doha (Qatar) bajo la presidencia de la jequesa Al Mayassa Bint Hamad Bin Khalifa Al Thani. El Comité inscribió también sitios en Francia, Israel, Italia, Turquía y Estados Unidos en su sesión del domingo por la tarde. La Lista del Patrimonio Mundial tiene ahora 1.001 sitios.

Los nuevos sitios son:

Delta del Okavango (Botswana). Situado al noroeste del país, este sitio está formado por una planicie de pantanos permanentes y de praderas inundables estacionalmente. Se trata de un complejo de zonas húmedas prácticamente intacto y de uno de los pocos sistemas de deltas interiores del mundo que carece de desembocadura al mar. Una de las características excepcionales del sitio estriba en que las crecidas anuales tienen lugar en la estación seca, lo cual hace que sus especies vegetales y animales hayan sincronizado su ritmo biológico con las inundaciones y lluvias anuales. El delta del Okavango constituye además un ejemplo, único en su género, de interacción de procesos climáticos, hidrológicos y biológicos, y alberga en su territorio poblaciones de algunos de los grandes mamíferos que mayor peligro de extinción corren actualmente, a saber: rinocerontes blancos y negros, licaones, leopardos y leones.

Gruta ornamentada de Pont d’Arc, denominada Gruta Chauvet-Pont d’Arc (Departamento del Ardèche, Francia). En este sitio, situado al sur de Francia, en una meseta calcárea del río Ardèche, se hallan los dibujos figurativos más antiguos y mejor conservados del mundo. Realizados en el Periodo Auriñaciense (esto es, entre 30.000 y 32.000 años atrás), estos dibujos constituyen un testimonio excepcional del arte prehistórico. Hace unos 20.000 años, un desprendimiento de rocas cerró herméticamente la entrada de la gruta hasta su hallazgo en 1994, lo cual permitió que se conservara en su estado primigenio. Hasta la fecha se han podido catalogar más de 1.000 imágenes pintadas en sus paredes con una gran variedad de motivos animales y antropomórficos. Su calidad estética es excepcional y su ejecución pone de manifiesto el dominio de toda una serie de técnicas: pericia en el uso de los colores, combinación de la pintura y el grabado, precisión anatómica, tridimensionalidad y sentido del movimiento. Las imágenes muestran diversas especies animales peligrosas y difíciles de observar en esa época (mamuts, osos, gatos monteses, rinocerontes, bisontes y uros), y también se han hallado unos 4.000 restos catalogados de fauna prehistórica y un variado conjunto de huellas humanas.

Cuevas de Maresha–Bet Guvrin en la Baja Judea – Microcosmos de la Tierra de las Cuevas (Israel). Verdadera “ciudad debajo de una ciudad”, este sitio comprende un conjunto de cuevas excavadas por el hombre en la gruesa capa homogénea de caliza blanda que forma el suelo de la Baja Judea. Situado en el subsuelo de las dos antiguas ciudades de Maresha y Bet Guvrin, este complejo subterráneo comprende una serie de cámaras y un conglomerado de recintos con formas y funciones diversas. El sitio constituye un testimonio no sólo de la gran variedad de técnicas utilizadas para construir bajo tierra, sino también de la realización de excavaciones y del uso de locales subterráneos a lo largo de sucesivas épocas históricas que abarcan un periodo de 2.000 años, desde la Edad del Hierro hasta las Cruzadas. Las excavaciones primigenias se hicieron con vistas a extraer piedra para construcciones, pero luego estas canteras se transformaron para diversos usos agrícolas y artesanales y se convirtieron en almazaras, palomares, establos, cisternas y acequias, baños, conjuntos de tumbas, lugares de culto y escondites para los tiempos difíciles y turbulentos.

Paisaje vitícola del Piamonte: Langhe-Roero y Monferrato (Italia). Este sitio abarca cinco zonas vitivinícolas con espléndidos paisajes de viñedos y el castillo de Cavour, personaje emblemático no sólo de la historia de Italia, sino también del fomento de la vitivinicultura en la región. Situado al sur del Piamonte, entre el río Po y los Apeninos Ligures, el sitio sigue siendo el escenario de aplicación de todo un conjunto de procedimientos técnicos y económicos para el cultivo de la viña y la crianza del vino, característicos de esta zona desde muchos siglos atrás. En la región se ha encontrado polen de vid que data del siglo V a.C., época en la que el Piamonte era una zona de intercambios comerciales y culturales entre etruscos y celtas. Ambos pueblos legaron vocablos de sus respectivas lenguas relacionados con el vino, de los que todavía quedan huellas en el dialecto local. En la época del Imperio Romano, Plinio el Viejo decía ya que la región piamontesa era una de las más propicias de toda la Italia antigua para el cultivo de la viña. Por su parte, el geógrafo griego Estrabón menciona las barricas de vino de la zona.

Bursa y Cumalıkızık: nacimiento del imperio otomano (Turquía) – es una inscripción en serie de ocho sitios que se encuentran en la ciudad de Bursa, al sur de la región de Mármara. El sitio ilustra la creación de un sistema urbano rural fundador del imperio otomano a principios del siglo XIV y las funciones principales de la organización social y económica de la nueva capital que se desarrolló alrededor de un nuevo centro cívico. Estos elementos comprenden barrios comerciales de khans, kulliyes (instituciones religiosas) que engloban mezquitas, escuelas religiosas, baños públicos y una cocina para los pobres, así como la tumba de Ohran Ghazi, fundador de la dinastía otomana. Un elemento situado fuera del centro histórico de Bursa, Cumalıkızık, único pueblo rural de este sistema, demuestra el apoyo que aportaban los suburbios a la capital.

Pérgamo y su paisaje cultural de estratos múltiples (Turquía) – se sitúa justo encima de la llanura de Bakirçay, en la costa turca del mar Egeo. La acrópolis de Pérgamo fue la capital de la dinastía helenística de los atálidas y un importante centro del saber en la Antigüedad. Sus templos monumentales, teatros, estoas (pórticos), gimnasio, altar y biblioteca se situaban junto a una colina y estaban protegidos por una amplia muralla circundante. El santuario de Cibeles, tallado en la roca, se encuentra al noroeste, en otra colina visualmente unida a la Acrópolis. Más tarde, la ciudad se convirtió en capital de la provincia romana de Asia y fue conocida por su Asclepeion, o templo curativo. La Acrópolis corona un paisaje que contiene túmulos y vestigios de los imperios romano, bizantino y otomano repartidos al pie de las colinas, en la actual ciudad de Bergama y sus alrededores.

Cerros monumentales de Poverty Point (Estados Unidos de América). Situado en un estrecho altozano ubicado en el valle del curso inferior del río Misisipí, el sitio de Poverty Point debe su nombre al de una plantación agrícola del siglo XIX que se halla en sus cercanías. Se trata de un vasto conjunto de cerros monumentales que comprende cinco montículos, seis crestas concéntricas de forma semielíptica, una explanada central y vestigios de una calzada. Su creación, que data del periodo 3.700-3100 a.C., fue obra de un pueblo de cazadores-pescadores-recolectores. Los trabajos de investigación realizados hasta ahora no han permitido determinar si este conjunto desempeñaba una función de asentamiento humano permanente, o si se trataba de un lugar de acampada temporal utilizado solamente en el transcurso de celebraciones rituales o ferias. Poverty Point es un ejemplo notable de técnica de construcción con tierra en la región de América del Norte, que no sería superada hasta unos 2.000 años más tarde, por lo menos.

El examen de candidaturas a la Lista del Patrimonio Mundial continuará el lunes.

                                                           ****

La reunión puede seguirse via webcast aquí

Contacto de prensa en Qatar:

Sue Williams + 33 (0) 615929362 s.williams(at)unesco.org




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página