06.10.2017 -

El Foro Mundial de la Gastronomía Mexicana, en su V Edición, refrenda el compromiso de México con la salvaguardia y preservación del patrimonio inmaterial gastronómico mexicano

Las ganadoras del Premio al Mérito de la Gastronomía Mexicana 2017, mujeres de Copoya, Chiapas, y la Directora de la UNESCO en México (al centro)

Este año, el premio el Premio al Mérito de la Gastronomía Mexicana fue entregado a un grupo de mujeres de Copoya, Chiapas

La V edición del Foro Mundial de la Gastronomía Mexicana (que se desarrolla del 5 al 8 de octubre en el Centro Nacional de las Artes) se consolida este año como un valioso esfuerzo para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial mexicano, y refrenda el compromiso de México por mantener la declaratoria que la Oficina de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) otorgó a la gastronomía mexicana en el 2010.

Como en las primeras cuatro ediciones, el Foro, que es un esfuerzo del Conservatorio Mexicano de Gastronomía, desarrolló un importante programa de apoyo a las cocineras tradicionales -con el objetivo de promover su inserción en los circuitos de producción y venta de cocina regional- y logró reunir a algunos de los grandes promotores de la cocina mexicana en el mundo, como el chef Enrique Olvera (Cosme, Pujol), así como a distintos productores y comercializadores.

Este año, el premio el Premio al Mérito de la Gastronomía Mexicana fue entregado a un grupo de mujeres de Copoya, Chiapas, gracias a su esfuerzo por preservar las recetas de comida chiapaneca.

A la ceremonia de inauguración asistió (este 5 de octubre) la Directora y Representante de la Oficina de la UNESCO en México, Nuria Sanz, quien destacó la importancia de iniciativas como este Foro, que permiten poner de relieve el valor de la economía cultural para un país como México, así como el papel clave que las mujeres tiene en este tipo de industrias culturales como herederas de la tradición y los legados ancestrales que giran en torno a la gastronomía.

Asimismo, Nuria Sanz señaló que la cocina es una expresión de nuestra diversidad. Recordó la reflexión del antropólogo francés Claude Levy Straus, quien consideraba que la cocina “es el lenguaje en el que una sociedad expresa inconscientemente sus preferencias y contradicciones”.  

En este sentido y, a propósito del tema de que se eligió para el Foro este año: “La Cocina Mexicana en Norteamérica: Productores, Creadores y Empresarios en un mismo plato”, la Directora de la UNESCO en México dijo que es verdad que hablando se entiende la gente, “pero comiendo, más”.

La ceremonia de inauguración fue presidida por Gloria López Morales, Presidenta del Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana, y como invitados especiales estuvieron Enrique de la Madrid Cordero, Secretario de Turismo del Gobierno de la República; Ricardo Calderón Figueroa, Director General Centro Nacional de las Artes; José Sarukhán Kermez,  Coordinador Nacional de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO); Alberto Torrado Martínez, Presidente del Consejo de Administración de Grupo Alsea; Fernando Olivera Rocha. Secretario de Turismo del Estado de Guanajuato, y el Embajador Luis Javier Campuzano, Director General para la Organización de las Naciones Unidas.

La UNESCO en México trabaja en distintos proyectos que tienen el objetivo estudiar, reconocer y preservar la diversidad biológica excepcional de los alimentos originarios mexicanos, así como de promover y contribuir a la salvaguardia de la herencia cultural relacionada con la producción de éstos alimentos y productos. En octubre del 2016, la Oficina organizó el Foro “El origen y la evolución de la producción de alimentos y su impacto en los patrones de consumo”; en el 2015 presentó el volumen El Zumbido de la selva en Calakmul: apicultura, patrimonio y sostenibilidad en Campeche, que recupera el trabajo de una cooperativa de mujeres productoras de miel. 




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página