16.03.2017 -

La UNESCO en México acompañó al Consejo Redactor en la Elaboración de un Documento Orientador para la Iniciativa de Ley General de Derechos Culturales

Cortesía: Cámara de Diputados

La UNESCO en México aportó experiencias sobre las prácticas contemporáneas en materia cultural convenidas internacionalmente

Este miércoles 15 de marzo y, tras 10 sesiones de trabajo, la Oficina en México de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) estuvo en la Conclusión de los trabajos del Consejo Redactor para la Iniciativa de Ley General de Derechos Culturales en la que se entregó el Documento Orientador la Junta Directiva de la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados.

A la ceremonia de entrega del documento, presidida por el Diputado Santiago Taboada, Presidente de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, y del Senador Gerardo Sánchez García, Presidente de la Comisión de Cultura en el Senado, asistieron también numerosas autoridades del Sector, como el Subsecretario de Desarrollo Cultural, el Sr. Saúl Juárez; así como Director General del INAH, el Sr. Diego Prieto.

La labor de la UNESCO en México consistió en acompañar los trabajos del Consejo Redactor aportando experiencias sobre las prácticas contemporáneas en materia cultural convenidas internacionalmente, brindando insumos extraídos de su corpus de recomendaciones, declaraciones y convenciones internacionales. Asimismo, tuvo la oportunidad de compartir los hallazgos más significativos de los informes mundiales de cultura de la UNESCO, que agrupan las buenas prácticas que reportan los Estados Miembros.

De acuerdo con la perspectiva internacional, destacamos que la propuesta:

1.            Ubica a la cultura en el centro de la planeación del desarrollo, posibilitando así la obtención de los beneficios sociales, económicos y medioambientales que genera la cultura.                      

2.            Coloca a la diversidad cultural como el máximo capital del sector. Con ello, se posibilita la inclusión tanto de los conocimientos y prácticas tradicionales, como las expresiones más vanguardistas del sector de la creatividad.                      

3.            Identifica, como razón central de la política cultural, a los derechos culturales.

4.            Amplía el concepto de acceso a la cultura para incluir la participación en la vida cultural, dando pie así a la inclusión en condiciones de igualdad de las mujeres, las personas con alguna discapacidad y los pueblos indígenas.   

 

Información de interés sobre el tema:

Informe Mundial Re-Pensar las Políticas Culturales

Informe Mundial Diálogos Post-2015 sobre Cultura y Desarrollo

 




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página
t3test.com