09.09.2019 -

La UNESCO presenta las aportaciones que ha realizado en 11 ciudades mexicanas para atender los retos de la creciente urbanización

Fotografía del INAFED.

· La UNESCO participó en el segundo Diálogo por el federalismo y el desarrollo municipal del INAFED para la zona Centro-Bajío.

 

· En América Latina el 81 por ciento de la población se concentra en zonas urbanas.

La cultura debe ser un eje articulador de las políticas de urbanización, tanto a nivel nacional como local, pues esta perspectiva permite identificar y atender los retos de las ciudades en un contexto global, como el establecimiento de condiciones que impulsen el crecimiento económico, la atracción de inversiones, el desarrollo de las habilidades y competencias de sus habitantes para adaptarse las constantes transformaciones laborales, sociales y culturales, así como reducir las brechas de marginación y de desigualdad, para lo cual la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha brindado su experiencia y asistencia técnica a través de su Oficina en México.

 

A partir de esta visión del desarrollo urbano sostenible, la Oficina en México de la UNESCO se sumó al segundo Diálogo por el federalismo y el desarrollo municipal para la zona Centro-Bajío que organizó el Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (INAFED) en el teatro Bicentenario León, en León, Guanajuato, al cual asistieron presidentes municipales de Aguascalientes, Colima, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Michoacán, Morelos, Nayarit, Querétaro, San Luis Potosí y Tlaxcala, en busca de directrices de acción política para mejorar la agenda urbana en sus localidades.

 

El segundo Diálogo por el federalismo cobra especial relevancia considerando que, de acuerdo con el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas, actualmente el 50 por ciento de la población mundial se encuentra en zonas urbanas, que en América Latina el 81 por ciento de ésta se concentra estas zonas y que para el año 2050, se estima que casi dos terceras partes de la población mundial habitará en las ciudades, por lo que además de garantizar el acceso a los servicos básicos, también deben identificarse aquellos que posibiliten el libre desarrollo de la personalidad, el acceso a los derechos económicos, sociales y culturales, entre otros.

 

En este Diálogo, el representante en México de la UNESCO, Frédéric Vacheron, participó en el panel “Ciudades sustentables, inteligentes y competitivas”, en el cual compartió los resultados de distintos programas instrumentados por la Oficina que han logrado colocar al centro de las políticas de gobernanza, planificación, ordenamiento y movilidad urbana, a las personas, al medioambiente y al desarrollo sostenible.

 

Este enfoque del desarrollo persigue varios objetivos para las zonas urbanas, por ejemplo: la consolidación de ciudades inclusivas, pacíficas y tolerantes, tanto por las condiciones del entorno como por el fomento a la cultura para la buena vecindad; el posicionamiento de la creatividad y la innovación como un vehículo para el diálogo y el desarrollo económico; la salvaguardia de las identidades urbanas a través de sus bienes e historias; el fortalecimiento de los vínculos entre lo rural y lo urbano; así como una gobernanza urbana eficiente.

 

Para ello, explicó Vacheron, la UNESCO cuenta con diferentes redes. En México, las ciudades de Ensenada, Guadalajara, Morelia, Ciudad de México, San Cristóbal de las Casas y Puebla, forman parte de la Red de Ciudades Creativas (en gastronomía, música, diseño, artes digitales y artesanías) que busca potenciar a las industrias culturales para impulsar a las economías locales y crear nuevas oportunidades, además de extender los beneficios hacia toda la comunidad.

 

En este sentido, otra de las iniciativas que impulsó la UNESCO es la Coalición Latinoamericana y Caribeña de Ciudades contra el Racismo, la Discriminación y la Xenofobia, la cual busca subsanar las brechas socioeconómicas, con especial énfasis en grupos vulnerables, al combatir la discriminación en todas sus formas y abriendo espacios de participación a través de políticas públicas y programas puntuales. En esta red están inscritas la Ciudad de México, Medellín, Montevideo y Quito.

 

Por otra parte, Tecamachalco, Mineral de la Reforma, Huejotzingo, Atlixco, Santiago y la Ciudad de México, forman parte de la Red Mundial de las Ciudades del Aprendizaje, donde se persigue la cohesión social, el desarrollo económico y la sostenibilidad a través del aprendizaje permanente e inclusivo, para apuntalar la seguridad en los sitios urbanos y el desarrollo de habilidades que permita a sus habitantes adaptarse a las transformaciones sociales, medioambientales y económicas, es decir, una población resiliente.

 

Durante la inauguración de este evento, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, señaló que los municipios son las instancias más cercanas a la población, a las cuales se recurre en busca de respuesta a las demandas de la sociedad, por lo que son el vínculo más importante entre el Gobierno y la población.

 

Ante ese escenario, los municipios son los centros neurálgicos para la transición democrática del país y los puntos clave para la modernización económica que permita avanzar hacia la integración de otras economías, por lo que externo el apoyo del Gobierno Federal para que las administraciones locales sean cada vez más capaces y eficaces para responder a la justicia social y la transformación que demandan los mexicanos; siempre respetando la división de los poderes y manteniendo un equilibrio pues, explicó Sánchez Cordero, se trata de una sana división para preservar las libertades y la democracia.

 

Enlaces de interés.

 

Cultura: futuro urbano. Informe mundial sobre la cultura para el desarrollo urbano sostenible.

http://bit.ly/2lyQyYV

 

La reforma constitucional de diciembre de 1999 al artículo 115.

http://bit.ly/2m2PFrR




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página