19.03.2014 -

La UNESCO visita Campeche para valorar la situación de la abeja melipona

Cooperativa de mujeres de Ich Ek / C. Ríos

La oficina de la UNESCO en México, junto con la Secretaría de Cultura del Estado de Campeche, visitaron la semana pasada a diversos productores de miel melipona para valorar la condición de esta abeja, que actualmente se encuentra en estado de vulnerabilidad.

Los meliponios son las abejas nativas de la región maya y se caracterizan principalmente por la carencia de aguijón. Estas abejas hacen sus nidos en trozos huecos de árbol llamados jobones y se desarrollan en el área de Centroamérica y México, concentrándose principalmente en la Península de Yucatán.

Con la llegada de la abeja europea a principios del s. XIX,  y de la abeja africana en el s. XX, las colonias de abejas meliponas se han visto afectadas y su población ha mermado considerablemente.  

La producción de miel melipona en la región se remonta a más de 3000 años. Los mayas usaban la miel como ingrediente para preparar el balché, bebida ritual usada en ceremonias relacionadas con la milpa, como endulzante de alimentos y para curar algunas enfermedades. Asimismo, la cera de Campeche se usó en la era prehispánica como moneda de cambio y siguió utilizándose con la llegada de los españoles. 

Entre las zonas visitadas por la UNESCO se encuentran las comunidades de Tankuché, Pucnachén, Santa María, Chunkanán, Nunkiní e Ich Ek. Los campesinos de estas comunidades continúan produciendo miel de abeja melipona con jobones que heredaron de sus abuelos. Para la mayoría de ellos se trata de una actividad secundaria, pero continúan con la producción por tradición familiar y porque valoran principalmente sus propiedades curativas.

Sin embargo, algunos de ellos han empezado a organizarse para reactivar la producción y rescatar los valores culturales de la miel. Es el caso de la cooperativa de mujeres de Ich Ek, conformada por 7 mujeres campesinas que han conseguido con su esfuerzo y luchando contra los prejuicios asociados a su género, levantar una pequeña empresa de producción de jabones, cremas y productos derivados de la miel.

La miel melipona está adquiriendo valor en el mercado y representa una fuente de ingresos para la comunidad.  Se trata de una miel poco rentable por su capacidad productiva, mucho más limitada que la de la abeja europea o africana, pero es altamente rentable por su valor cultural y por sus propiedades medicinales.

Para la UNESCO resulta esencial conocer las claves culturales para preservar esta tradición milenaria, que más allá de tratarse de un elemento de identidad cultural del pueblo maya, su producción se desarrolla en un lugar que es Patrimonio Mundial de la Humanidad. El conocimiento y la tradición productiva son condiciones fundamentales para garantizar las condiciones de autenticidad e integridad de los recursos naturales y culturales por los que el sitio ha sido inscrito en la Lista UNESCO.

Algunos de los riesgos para su conservación son el avance de la agricultura extensiva, las plantaciones de transgénicos y el uso de pesticidas que se filtran en los mantos acuíferos, así como la tala indiscriminada de bosques y el cambio climático.

El Colectivo Sin Transgénicos, MA OGM, junto con los productores de las comunidades mayas de Hopelchén, presentaron recientemente un amparo contra el permiso otorgado a la empresa Monsanto para la plantación de soya transgénica en la Península de Yucatán. El juez notificó que el fallo era favorable a las comunidades, reconociendo su calidad de pueblos originarios y cancelando de manera indefinida el permiso otorgado a Monsanto.

La siembra de soya transgénica tiene un impacto directo en la producción apícola, que ve afectada su exportación a países europeos muy exigentes con la calidad de la miel. Asimismo muchos campesinos asocian el aumento de transgénicos con el Síndrome del Colapso de la Colonia, que hace que muchas abejas abandonen sus colmenas y desaparezcan sin dejar rastro. Sin duda la relación causa–efecto ha de ser mejor estudiada.

Con esta visita, la UNESCO pretende establecer lazos de cooperación entre la Secretaría de Cultura de Campeche y contar con el apoyo de CONANP y la CONABIO,  y con ellos poder desarrollar un proyecto cultural-productivo donde la calidad natural del producto se vea complementada por el conocimiento cultural tradicional, como valor agregado de sus cualidades gastronómicas y/o medicinales.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página