Historia

Desde el nacimiento de la UNESCO en 1945, México ha tenido un papel fundamental al haber sido uno de los catorce países en formar la Primera Comisión Provisional y el séptimo país en firmar el Acta Constitutiva de la Organización. Dos años después, México, fungió como anfitrión de  la segunda Conferencia General de la UNESCO, que congregó a 37 estados miembros y 27 organizaciones no gubernamentales.

La presencia de México en los primeros años de la organización es relevante, en gran parte,  por la participación activa de intelectuales mexicanos como Jaime Manuel Martínez Báez, vicepresidente del primer Consejo Ejecutivo, y Jaime Torres Bodet, quien asumió el cargo del segundo Director General de la UNESCO de 1948 a 1952

En  la reunión de MONDIACULT (Conferencia Mundial sobre Políticas Culturales), realizada en México en 1982, se sentaron las bases para una mirada alternativa de la cultura, vista como base de la identidad y del desarrollo social. México ha contribuido con importantes pensadores en este campo, quienes han destacado en los temas de patrimonio mundial, inmaterial y subacuático, entre otros.

Asimismo, México cuenta con más de 500 escuelas incorporadas a la Red del Plan de Escuelas Asociadas a la UNESCO (Red PEA), 22 Cátedras UNESCO, 41 reservas de la biósfera inscritas en la Red Mundial, 32 sitos inscritos en la Lista de Patrimonio Mundial, nueve acervos en el Registro Internacional Memoria del Mundo y siete expresiones culturales inscritas en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial.

Desde 1967, México, acoge una oficina nacional de la Organización que se encarga de impulsar y trabajar en proyectos que promueven la educación, la ciencia, la cultura y la comunicación e información en la República Mexicana.

Principio de la página