21.09.2012 - UNESCOPRESS

España, Hungría, Indonesia y China suman parques geológicos a la Red Mundial de Geoparques

Cuatro parques geológicos situados en España, Hungría, Indonesia y China ingresaron en la Red Mundial de Geoparques en el transcurso de la XI Conferencia de Geoparques Europeos, celebrada en el Geoparque de Arouca (Portugal) del 19 al 21 de septiembre. Esta Red Mundial, creada en 2004 bajo los auspicios de la UNESCO, reúne sitios del patrimonio geológico caracterizados por su importancia internacional, su excepcionalidad y su extraordinaria belleza, en los que dicho patrimonio se aprovecha para promover el desarrollo sostenible.

La Red Mundial de Geoparques tiene por objeto fomentar la cooperación entre expertos y profesionales del patrimonio geológico. También promueve sensibilización a los riesgos geológicos a fin de atenuar las catástrofes naturales, luchar contra el cambio climático y a la necesidad de llevar a cabo una gestión sostenible de los recursos naturales de la Tierra.

Los sitios a los que se confiere la denominación de Geoparque Mundial cuentan con una estructura de gestión eficiente y un perímetro claramente delimitado. Además, su superficie es lo suficientemente vasta como para permitir el desarrollo económico sostenible de la zona en que están emplazados, esencialmente gracias al turismo. Establecida sobre la base de la voluntariedad, la denominación de Geoparque Mundial constituye una homologación de la calidad de los sitios interesados. La UNESCO ofrece un apoyo específico a los geoparques que integran la red, a petición de los Estados Miembros.

La Red cuenta ahora con 91 geoparques diseminados en 27 países. Los nuevos sitios son:

Geoparque de la Cataluña Central (España)

La zona abarcada por este geoparque es la misma que compone el “Parque Geológico y Minero de la Cataluña Central”. Su geodiversidad es importante y cuenta con elementos de interés notable para la estratigrafía, la sedimentología, la tectónica, el estudio de los sistemas cársticos, la paleontología y la paleoantropología. Los vestigios de fauna hallados en las rocas sedimentarias ofrecen múltiples ejemplos de la rica biodiversidad de las eras geológicas de nuestro planeta. Los fósiles más conocidos y abundantes son los de especies marinas que vivían en el mar cálido y poco profundo que cubría la región unos 55 millones de años atrás. Los elementos geodinámicos y mineros del sitio forman parte de una de las áreas de minas de sal de potasio más vastas de Europa: la cuenca potásica catalana. El geoparque ofrece uno de los mejores ejemplos del mundo de sedimentación de rocas evaporíticas en un contexto dinámico, esto es, de depósitos sedimentarios resultantes de la evaporación del agua del mar. El patrimonio legado por la minería es importante. La explotación de la halita, más comúnmente conocida como sal gema, se inició en esta región en el Neolítico y prosiguió hasta los tiempos del Imperio Romano. Algunas actividades tradicionales, como los hornos de cal y la alfarería, representan atracciones turísticas considerables.

Geoparque de Sanqingshan (República Popular de China)

El Geoparque de Sanqingshan abarca un macizo montañoso situado al sudeste de China, en la Provincia de Jiangxi. Es notable por la abundancia de sus afloramientos geológicos y por la existencia de formaciones terrestres predominantemente graníticas, típicas de este sitio y conocidas por el nombre de “bosques de picos de granito de Sanqingshan”. La excepcional belleza y la importancia científica del sitio, cuyas formaciones geológicas se remontan a mil millones de años atrás, ya fueron reconocidas universalmente en 2008, año en que se inscribió en la Lista del Patrimonio Mundial. La excepcionalidad del geoparque de Sanqingshan radica en el extraordinario conjunto formado por su geomorfología granítica, su topografía, su flora y su fauna. Su historia cultural, que abarca un periodo de 1.600 años, es un notable ejemplo de la coexistencia armoniosa del hombre con la naturaleza, propiciada por la cultura taoísta tradicional. Los poetas han descrito Sanqingshan como “morada de las nubes y galería de pinos y rocas fantásticas”. El sitio, además de haber inspirado las obras de numerosos pintores, fotógrafos y escultores, se considera es la cuna del género operístico gan y de la danza popular con faroles.

Geoparque Mundial de Bakony-Balatón (Hungría)

El Geoparque de Bakony-Balatón se halla al oeste de Hungría, en la parte noroccidental de la Cuenca Carpática centroeuropea, y está rodeado por pliegues montañosos de formación reciente. El sitio engloba la mayor extensión lacustre de Europa Central, el Lago Balatón, conocido también por el nombre de “Mar de Hungría”. El geoparque es un exponente notable del valor geológico de la región, atestiguado por la extraordinaria diversidad de sus farallones abruptos, fuentes termales, volcanes y columnas basálticas, así como por la variedad morfológica de sus diferentes formaciones geológicas. Cuenta con rocas cristalinas antiguas, cuya formación se remonta a varios centenares de millones de años atrás, y también con formaciones rocosas más recientes, entre las que figuran sucesiones de capas de carbonatos triásicos alpinos con abundantes vestigios fósiles. En el geoparque se pueden encontrar rocas de los periodos Jurásico y Cretáceo con huellas de dinosaurios, así como formaciones cársticas tropicales en forma de torre. Los sedimentos antiguos del lago contienen diversas especies endémicas de moluscos, lo cual es un fenómeno único en la historia geológica de los sedimentos lacustres. En los desfiladeros y mesetas kársticas del geoparque hay unas 700 grutas, centenares de pozos, 1.600 manantiales de agua dulce y un laberinto subterráneo de aguas termales de 9 kilómetros de longitud en el subsuelo de una ciudad. Además de todas estas maravillas geológicas, el sitio cuenta con el patrimonio legado por 5.000 años de asentamientos humanos en la región.

Geoparque de Batur (Indonesia)

El Geoparque de Batur se halla al nordeste de la isla de Bali, en el centro de dos calderas concéntricas originadas por dos grandes cráteres volcánicos cuya formación se remonta a unos 22.000 años atrás. El Monte Batur es un volcán que forma parte del “Cinturón o Anillo de Fuego” del Pacífico y de una larga cadena de volcanes activos similares existente en Indonesia. La región presenta una topografía macrovolcánica y microvolcánica modelada por las erupciones a lo largo de miles de años. El Batur es un estratovolcán formado por capas alternas de rocas piroclásticas y de corrientes de lava. Las dos erupciones cataclísmicas de su historia geológica formaron las asombrosas paredes de las dos calderas que albergan hoy un lago volcánico de aguas profundas. El cono activo del Batur ha entrado en erupción veintidós veces por lo menos desde los inicios del siglo XIX. Si bien es cierto que la isla de Bali cuenta con numerosos atractivos naturales y culturales para el turismo, este volcán es único en su género debido a sus características geológicas excepcionales y su espléndido paisaje. En el plano cultural, el sitio del geoparque ofrece todo un muestrario de las costumbres locales, sumamente peculiares, vinculadas a la religión hinduista del pueblo balinés.

                                                  ****

 Contacto de prensa: Agnès Bardon, servicio de prensa de la UNESCO. Tel: +33 (0) 1 45 68 17 64, a.bardon(at)unesco.org

                                            Galería de fotos




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página