09.07.2014 - ODG

La UNESCO subraya el papel clave de la ciencia en el desarrollo sostenible durante los debates de la reunión del ECOSOC

Paralelamente a la serie de sesiones de alto nivel del Consejo Económico y Social, la Mesa redonda ministerial de la UNESCO destaca la universalidad de las ciencias y su función decisiva para la eliminación de la pobreza y el desarrollo sostenible

El 8 de julio tuvo lugar en la Sede de las Naciones Unidas, en Nueva York, un desayuno de la Mesa redonda ministerial sobre las ciencias para el desarrollo sostenible organizado por la UNESCO en el contexto de la serie de sesiones de alto nivel del Consejo Económico y Social y del Foro político de alto nivel.

El acto, que congregó a diversos ministros, embajadores ante las Naciones Unidas, personalidades eminentes de las Naciones Unidas, los gobiernos y el mundo universitario fue copresidido por la Directora General de la UNESCO y la Sra. Edna Molewa, Ministra de Asuntos Hídricos y Ambientales de Sudáfrica.

La Directora General destacó que “invertir en la ciencia es invertir en alimentos y seguridad hídrica, energía renovable, reducción de los riesgos de desastres y resiliencia ante el cambio climático. De lo que se trata, en definitiva, es de la paz y de la prosperidad para todos.”

Tras recordar que el 0, 5% de los investigadores del mundo viven en países menos adelantados, que en África se destina a la investigación y el desarrollo solo el 0, 5% del PIB y que menos de un tercio de los investigadores del mundo son mujeres, la Sra. Bokova abogó por una ciencia más incluyente, con lazos más sólidos con las políticas y la sociedad. Un paso importante en esa dirección ha sido la creación de la Junta de Asesoramiento Científico del Secretario General por la cual se congratuló.

La Excma. Sra. Ministra Molewa elogió la creación de la Junta como mecanismo relevante para garantizar que las ciencias estén en el centro de las cuestiones ambientales y de los futuros objetivos de desarrollo sostenible. Destacó además la necesidad de valerse de la ciencia para eliminar la pobreza y superar las desigualdades en todo el mundo y, más particularmente, en los países en desarrollo.

En sus alocuciones, los miembros de la Junta de Asesoramiento Científico del Secretario General, los Profesores Hacker (Alemania) y Tubiana (Francia), se refirieron al primer documento publicado por la Junta que versa sobre la función decisiva de la ciencia en el desarrollo sostenible y en la agenda para el desarrollo después de 2015.

Ambos ilustraron en sus presentaciones los lazos existentes entre la ciencia y los desafíos sociales, económicos y ambientales del desarrollo sostenible. Dado el valor de la ciencia para enmarcar los debates sobre el desarrollo sostenible y su valor en sí, recomendaron enérgicamente que la ciencia prestara atención tanto a los ODS como a la agenda para el desarrollo después de 2015. Abogaron también por aumentar los gastos en investigación y desarrollo, dedicando un porcentaje mínimo fijo del producto nacional bruto a este fin, con inclusión de fondos especialmente consagrados a la investigación fundamental, la enseñanza de las ciencias y el fomento de la difusión de las nociones científicas básicas.

La Excma. Sra. Annick Girardin, Secretaria de Estado para el Desarrollo y la Francofonía de Francia declaró que los encargados de la formulación de políticas necesitan a los científicos para mantenerse alerta sobre una amplia gama de problemas vinculados al desarrollo sostenible pero también para ofrecer soluciones. Si bien es consciente de que el conocimiento precede a la aplicación, instó a que la ciencia y la investigación y el desarrollo estuvieran orientados hacia la búsqueda de soluciones.

La Excma. Sra. Vesna Batistic Kos, Viceministra de asuntos multilaterales y problemas mundiales de Croacia, recordó la importancia de la perspectiva regional para tratar los problemas de desarrollo sostenible mediante redes e intercambios de información eficaces a ese nivel.

Desde la perspectiva de los pequeños Estados insulares en desarrollo, los Embajadores Jumeau (Seychelles) y Otto (Palau) se refirieron a la función fundamental que desempeña la ciencia en la solución de los problemas relacionados con los océanos y con la economía azul conexa así como a su importancia para preservar el patrimonio natural y cultural del planeta. Destacaron la necesidad apremiante de ayudar a los pequeños Estados insulares en desarrollo a dotarse de capacidades propias en materia de CTI, para tomar en cuenta las especificidades de estos países en los procesos de transferencia de tecnología y conocimientos y de promover en mayor medida la enseñanza de las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas y la difusión de nociones científicas básicas en los pequeños Estados insulares en desarrollo.

Tras un fecundo debate, la Directora General dijo, a modo de conclusión, que felicitaba al Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, por haber tomado la iniciativa de colocar la ciencia en el centro del desarrollo sostenible, entre otras cosas, creando la Junta de Asesoramiento Científico y designando a la UNESCO para que acogiera su secretaría.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página