La conservación y gestión indígenas

Reconocer que las poblaciones locales e indígenas tienen modos propios de entender la ecología, prácticas de conservación y formas de manejo de recursos, tiene implicaciones importantes. Este concepto transforma la relación entre los gestores de biodiversidad y las comunidades locales. Los pueblos indígenas, hasta hace poco percibidos como simples utilizadores de recursos, son ahora reconocidos como socios esenciales en la gestión del medio ambiente.

Sin embargo, las diferencias entre los puntos de vista científicos e indígenas continúan creando barreras que no permiten un pleno intercambio y colaboración entre ambos. Es el caso, por ejemplo, de la muy divulgada suposición de que la ciencia es superior a otros sistemas de conocimiento.

Proyectos

Los Mayangna – La reserva de biosfera de Bosawas, Nicaragua
En décadas recientes, el reconocimiento de la relación íntima entre los pueblos y los lugares ha crecido de tal forma que la diversidad cultural se ha reconocido como un factor crucial para mantener la biodiversidad mundial. No obstante, aún hoy en día, numerosas iniciativas de conservación mantienen una visión dualista que opone seres humanos y naturaleza.

Un lugar para los pueblos indígenas en áreas protegidas, Islas Surin, Mar Adaman, Thailandia.

En la actualidad existe un amplio reconocimiento de la necesidad de intervención de las comunidades locales en la conservación de los espacios culturales y el patriminio cultural. Con sus conocimientos únicos, aptitudes y tradiciones, las comunidades locales tienen mucho que contribuir al manejo de estas áreas. Sin embargo, es inquietante cuando se introducen regulaciones que restringen los derechos a mantener la cultura y modos de vida tradicionales.

Principio de la página