Mayangna – Reserva de la Biosfera de Bosawas, Nicaragua

©Paule Gros
Fishing from a boat with a bow and arrow

En décadas recientes, el reconocimiento de la relación íntima entre los pueblos y los lugares ha crecido de tal forma que la diversidad cultural se ha reconocido como un factor crucial para mantener la biodiversidad mundial. No obstante, aún hoy en día, numerosas iniciativas de conservación mantienen una visión dualista que opone a seres humanos y naturaleza.

Resumen: La Reserva de la Biosfera de Bosawas en la parte norte y central de Nicaragua es uno de los elementos centrales del denominado “Corazón del Corredor Biológico Mesoamericano”. El área es reconocida por su rica biodiversidad y numerosas especies escasas o en peligro de extinción. En la región se encuentran muchas de las últimas poblaciones centroamericanas de especies como el oso hormiguero gigante, el tapir de Baird, el mono araña centroamericano, el jaguar, el águila arpía y el cocodrilo americano. En el caso de los de tapires de Baird y de monos araña, se trata de las últimas poblaciones del mundo.

Este territorio también es el hogar del pueblo indígena mayangna, o sumu, quienes lo han habitado durante siglos. Este pueblo ha desarrollado un conocimiento complejo y extenso de la flora y fauna locales, y ha moldeado el sistema biológico mediante sus prácticas culturales.

Hoy en día, estos sistemas biológicos y culturales interconectados se encuentran amenazados por una frontera agrícola que avanza rápidamente. La creciente contaminación de los cursos de agua generada fuera de la reserva debido la tala ilegal, así como al comercio de especies animales y vegetales en peligro de extinción.

El Programa LINKS busca asegurar que el conocimiento que poseen los mayangna, así como su relación ecológica, social y cultural única con el medio ambiente, sean debidamente reconocidos y plenamente incorporados en el diseño e implementación de los procesos de administración de recursos en la Reserva de la Biosfera de Bosawas.

Como primer paso para entender las relaciones de los mayangna con su medio ambiente, los animales, plantas y otras entidades naturales reconocidas por los mayangna están siendo compilados en un libro titulado "Conocimientos del pueblo Mayangna sobre la convivencia del hombre y la naturaleza". Este proyecto se ha llevado a cabo en colaboración con el Centro Internacional para la Ecología Tropical (International Center for Tropical Ecology, ICTE) de la Universidad de Missouri (Saint Louis, Estados Unidos).

Después de extensas consultas y de acuerdos consensuados con los líderes mayangna, la documentación se concentra inicialmente en peces y tortugas, dos importantes fuentes de alimentación identificadas por los mayangna. Para cada una de estas especies, se han documentado los nombres mayangna, su conocimiento y prácticas sobre historia natural y técnicas de caza, así como leyendas y mitos relacionados. Esta información fue recopilada a través de tanto entrevistas individuales como sambleas interactivas.

Además, se ha investigado la correspondencia entre los sistemas de denominación de los mayangna y otros sistemas, como los términos científicos, los nombres en lengua miskita y en el español hablado localmente. Esta tarea forma parte de una labor más amplia, que ha permitido la recolección de 787 plantas y animales, organizados en 19 categorías mayangna.

Este proyecto se ha llevado a cabo inicialmente con los habitantes del río Lakus, que conforman uno de los cinco grupos mayangna que habitan en Bosawas, bajo la supervisión conjunta de Nacilio Miguel de Arangdak, Lakus, y de la Dra. Paule Gros, Profesora Asociada del ICTE. Actualmente se ha logrado extender el proyecto a toda la comunidad mayangna de Bosawas. La versión en español del manual fue lanzada en enero de 2010 en París. La versión en mayangna fue además lanzada en Managua el 29 julio 2010.

En 2010, el proyecto entró en una nueva e importante etapa, en que materiales sobre el conocimiento tradicional en lengua mayangna serán desarrollados, con el objetivo de utilizarlos como materiales educativos en Bosawas y finalmente en otras regiones nicaragüenses. Eventualmente, se espera que fomentando el reconocimiento del conocimiento y prácticas mayangna, y demostrando su papel influyente en la gestión de recursos naturales, este pueblo obtenga un rol mayor en el desarrollo sostenible de la región.

 

Enlaces relacionados:

Principio de la página