Un foro sobre los primeros frentes del cambio climático

©UNESCO/D.Nakashima
Inuit on Ice, Arctic

por Peter Bates

La plataforma de la UNESCO sobre las regiones costeras y las pequeñas islas, y el Programa sobre los sistemas del saber local y autóctono lanzaron el 12 de junio, un forum virtual de discusión en Internet, Frontlines, para responder a las protestas ante la continua falta de representación de los grupos vulnerables en los debates internacionales sobre el cambio climático.

Lanzado en asociación con el secretariado de la Convención sobre la Diversidad Biológica y el del Fórum Permanente de las Naciones Unidas sobre los problemas de las poblaciones autóctonas, al igual que la Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos, Frontlines se interesará por las experiencias vividas por las comunidades rurales u autóctonas de las pequeñas islas, el Ártico circumpolar, las zonas de fuerte altitud, las bajas planicies, los bosques tropicales, las zonas en límites con desiertos y otros medios vulnerables. Para una gran parte del mundo, el cambio climático es una amenaza lejana pero para las comunidades vulnerables ya es una realidad. Las pequeñas islas, por ejemplo, ya están confrontadas a la elevación del nivel del mar, a las ondas de tempestades y en consecuencia, a la salinización de las reservas vitales de agua dulce y de terrenos agrícolas.

Las poblaciones rurales, autóctonas o insulares, son, por otra parte, sutiles observadores del impacto del cambio climático. Durante siglos, han acumulado un vasto corpus de conocimientos y talento para adaptarse a las nuevas situaciones. Su saber puede jugar un rol crucial en los debates sobre el impacto del cambio climático y las estrategias de adaptación.

En Sachs Harbour, en la costa oeste del Ártico canadiense, los inuits ya se sirven de sus profundos conocimientos sobre los animales y cambios climáticos para modificar las técnicas de caza y de desplazamiento y adaptarlos a estos cambios. Ahora, cazan al oso polar más temprano en el año y pescan en diversos lagos a través del hielo, durante un periodo más corto de la primavera. Las focas son mayormente cazadas a partir de barcas, en aguas libres a falta de hielos flotantes. Muchos inuits confían en su capacidad de reaccionar al cambio climático, en nombre de una filosofía que acepta la incertidumbre y el cambio más que oponerse a este.

Independientemente de su vulnerabilidad específica, de sus estrategias de adaptación y de su saber, las poblaciones autóctonas quedan excluidas de los debates sobre el cambio climático. Ellas han expresado su frustración sobretodo, al manifestarse el 7 de diciembre del año pasado durante la conferencia de las Naciones Unidas en Bali (Indonesia) y durante la reciente sesión del Forum Permanente de las Naciones Unidas sobre los problemas de las naciones autóctonas, en mayo 2008, en Nueva York, (Estados Unidos).

El 28 de marzo, los pequeños Estados insulares hicieron significar claramente sus reivindicaciones, cuando el Gobierno de las Maldivas sometió en sus nombres, una resolución sobre los derechos humanos y el cambio climático en el Consejo de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. La resolución fue adoptada por consenso.

Frontlines examinará todos estos problemas, lo que permitirá a las comunidades vulnerables hacerse notar en las discusiones internacionales ofreciendo, al mismo tiempo, una plataforma a todas las comunidades deseosas de mancomunar sus experiencias. El foro operará en inglés, en español y en francés lo que no excluye la posibilidad de una abertura ulterior a otras lenguas. los participantes recibirán las noticias, las contribuciones y los resúmenes de las discusiones por correo electrónico.

Para contactarnos: peoples(at)climatefrontlines.org; los debates pueden ser seguidos en www.climatefrontlines.org

>> Descargar este artículo, Un Mundo de CIENCIA, Vol. 6, No. 3, Julio – septiembre 2008

Principio de la página