Sólo unidos tendremos éxito para gestionar el agua

Este 2013 se celebra el Año Internacional de la cooperación en la esfera del agua, una serie de actos cuya inauguración tuvo lugar el 11 de febrero en la Sede de la UNESCO, para que la cooperación aumente y se fortalezca en torno al agua. 

¿Celebrar? Pues, sí. Durante los últimos 70 años, los casos de cooperación han sido, de hecho, dos veces más numerosos que los casos de conflicto. Y al parecer, no hay ninguna perspectiva de guerra relacionada con el agua, a pesar de lo que dicen nuestras Casandras. “Esto parece evidente”, escriben los autores, mientras menos agua haya, mayor probabilidad de que haya luchas por ella. Pues, no. Diversos investigadores han descubierto que, en climas áridos, no hay más probabilidades de tener conflictos por el agua que en los climas húmedos. Parece que los conflictos por el agua existen en iguales proporciones en los países ricos y pobres, en las democracias y autocracias, afortunadamente en raras ocasiones.

Hay motivos para estar alegre” observa Gretchen Kalonji, Subdirectora General de Ciencias Naturales. “Ya sea en una cuenca, un acuífero transfronterizo o en el bombeo de agua en una aldea rural, los ejemplos de cooperación abundan.”

Y tanto mejor, ya que al estar aumentando la demanda de agua dulce en función del crecimiento demográfico y económico, en el futuro tenemos que ayudarnos mutuamente más para garantizar que este recurso frágil y limitado alcance para todo el mundo. También habrá que convencer a los sectores alimentarios, hídricos y energéticos para que colaboren en lugar de actuar de forma individual. Esto requerirá instituciones sólidas adecuadas, tanto a nivel nacional como internacional, para satisfacer las demandas competitivas y desactivar la tensión cuando ésta se produce, como en las propuestas de extracción de gas de esquisto, el riego intensivo o de construcción de presas.”

Esta serie de artículos de Un Mundo de Ciencia evocan algunos casos de éxito –y de fracaso– en materia de gestión de los recursos hídricos compartidos que pueden hacer diferente la vida de los ciudadanos.

Proximadamente:

Part IV
Strong institutions make excellent peace-keepers
Part V
Cooperative mechanisms can solve smoldering disputes

Principio de la página