Vol 8 N° 1 [Enero–marzo 2010]

SUMARIO

ENFOQUES ...
2 La fauna, la flora y el calentamiento global

ACTUALIDADES
10 Para la Sra Bokova, la ciencia debe ser una prioridad
10 Preocupación por el presupuesto de la ciencia
11 Colombia sede del mayor maratón espacial del Año
11 Lanzamiento del Consorcio para la ciencia en el Sur
12 Entrega de tres premios científicos
12 Una escuela de biosfera para Guinea Bissau
13 La salud de los océanos vital para combatir el cambio climático
14 El hundimiento de los karez obliga a los Iraquíes a huir
14 El desarrollo sostenible necesita de su dimensión cultural
15 Dos premios Nobel para laureadas L’ORÉAL–UNESCO
15 18 países prueban el sistema de alerta para tsunamis

ENTREVISTA
16 Farouk El-Baz regresa a la Luna

HORIZONTES
18 Los curanderos de Bushbuckridge descubren sus derechos
21 ¿Salvará al Mar de Aral un tinte azul?

BREVES
24 Agenda
24 Nuevas Publicaciones

Ir a Un Mundo de Ciencia Vol. 8 n° 1 (document PDF)
Ver también ARCHIVOS de Un Mundo de Ciencia /em>

 

EDITO

Tal vez no tuvo grandes titulares, pero la preservación a largo plazo de la biodiversidad se encon-traba, ella también, pendiente de los resultados de las negociaciones de Copenhague sobre el clima. Como lo explican los autores de La fauna, la flora y el calentamiento global, que aparece en las páginas siguientes, el impacto del calentamiento global sobre la biodiversidad «será profundo y general».

Incluso hasta de 2 °C, el calentamiento global va a estresar las especies y los ecosistemas y por ejemplo, ocasionará el blanqueamiento de los arrecifes coralinos de Australia, del Sudeste Asiático y del Caribe. Si queremos limitarlo a 2 °C en el transcurso del siglo, debemos actuar rápidamente y con determinación; ahora bien, algunas delegaciones en Copenhague acaban de decidir dejar para mañana lo que hubiera podido hacerse hoy. Dos semanas de tensas negociaciones concluyeron el 18 de diciembre en un vago acuerdo firmado por una minoría de países, que no implica, a nivel internacional, ningún compromiso vinculante para la reducción de las emisiones de carbón, incluso mencionándose el objetivo de limitar a 2 °C el incremento de la temperatura media mundial. El Acuerdo de Copenhague ratifica igualmente el mecanismo de reducción de las emisiones debidas a la deforestación y al deterioro de los bosques en los países en desarrollo (REDD). En un próximo número examinaremos, las implicaciones de esta decisión para la preservación de la biodiversidad.

El mensaje del Año Internacional de la Biodiversidad es claro: actúe ahora para reducir el ritmo alarmante de las pérdidas de biodiversidad, o laméntelo mañana. El cambio climático no es evidente-mente la única amenaza que pesa sobre la biodiversidad. Las pérdidas de hábitat, la deforestación, la sobreexplotación de los recursos pesqueros y las especies invasoras son otras manifestaciones.

El Año se inicia el 21 de enero en la sede de la UNESCO en París. Su lanzamiento será seguido de una conferencia en el transcurso de la cual los científicos mostrarán cómo los nuevos conocimientos pueden facilitar la toma de decisión en materia de biodiversidad. Ellos tratarán entre otras de una taxonomía de nueva generación, de una biogeografía vinculada al cambio climático, del establecimiento de priori-dades para la biodiversidad y de la interfaz entre ciencia de la biodiversidad y política. Las actas y las recomendaciones de la conferencia serán presentadas en octubre a la vez en el Consejo Ejecutivo de la UNESCO y en la reunión en Japón de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB).

La importancia de la biodiversidad en el desarrollo económico estará también en el programa de la conferencia científica de enero. ¿Quién hubiera imaginado, por ejemplo, que un simple tinte natural podría resolver una parte de los problemas ecológicos y socioeconómicos más agudos de la cuenca del mar de Aral, como lo veremos en este número?

La educación será uno de los objetivos del Año. Una exposición itinerante partirá el 30 de enero del sede de la UNESCO para una gira alrededor del mundo en la que se transmitirá a los políticos, a los encargados de tomar decisones, a los jóvenes y al gran público los principales mensajes del Año. Seguirá en octubre un kit educativo sobre la biodiversidad biológica y cultural, para los profesores y los formadores.

El Año también pondrá en evidencia los lazos entre diversidad biológica y cultural. La UNESCO auspiciará en junio junto con la CDB y otros organismos, una conferencia internacional sobre la diversidad biológica y cultural, en Montreal, Canadá. Como veremos en las páginas que siguen, los curanderos tradicionales de Bushbuckridge, en África del Sur, ilustran la simbiosis de las dos entidades. Al tomar conciencia de sus derechos, se proponen hacer respetarlos. Las ventajas serán a corto y a largo plazo, ya que al proteger las plantas medicinales –su medio de existencia–, protegerán al mismo tiempo la salud de sus comunidades.

 

W. Erdelen
Subdirectora General para la ciencias exactas y naturales

Useful links:

Principio de la página