Seguridad de las instalaciones educativas

© UNESCO/ Jair Torres
VISUS trainees evaluate a school during the pilot project in El Salvador

La UNESCO trabaja intensamente para que las escuelas y sus comunidades sean capaces de determinar los principales peligros y riesgos a los que están expuestas, sus vulnerabilidades y su capacidad para afrontarlas, participando en las actividades de la Alianza Mundial para la Reducción del Riesgo de Desastres y la Resiliencia en el Sector de la Educación, una red que agrupa a los principales organismos de las Naciones Unidas y a grandes ONG. La Alianza promueve un enfoque integral de la educación para la reducción del riesgo de desastres, consistente en incorporar la gestión de los desastres en las políticas, planes y programas de educación en los planos nacional, regional y local, así como en las propias escuelas.

La seguridad global en el sector de la educación abarca tres áreas interrelacionadas: la seguridad de las instalaciones educativas, la gestión de los desastres en las escuelas y la educación para la prevención de los desastres. A cada una de ellas corresponde un conjunto significativamente distinto (aunque a veces parcialmente coincidente) de personas encargadas de la toma de decisiones, el desarrollo y la aplicación y otros interesados, así como una serie de indicadores, actividades y personas responsables de la ejecución. Estos tres pilares se enmarcan dentro de las políticas y los planes de educación definidos por los gobiernos, que, idealmente, deben llevar a cabo análisis sistemáticos de las amenazas que afectan a las escuelas y a la seguridad del sistema y formular políticas y planes relativos a cada una de esas áreas.

La UNESCO colabora actualmente con el Laboratorio Intersectorial de Seguridad y Protección (SPRINT) de la Universidad de Udine (Italia) para mejorar la seguridad de las escuelas y desarrollar una metodología (VISUS) y una serie de recursos para la atenuación de los riesgos, especialmente una aplicación para teléfonos móviles. Los asociados han elaborado una metodología de evaluación de las escuelas (VISUS) que sirve de apoyo a los encargados de la formulación de políticas para decidir dónde centrar sus esfuerzos e intervenciones para la reducción de riesgos.

Principio de la página