News PlugIn Header Singleview
22.11.2011 - ODG

Un nuevo comienzo para el antiguo Borobudur

© UNESCO/Cynthia Guttman – La Directora General de la UNESCO y el Ministro de Educación y Cultura de Indonesia, Sr. Mohammad Nuh, hacen entrega a dos alumnos de certificados en los que se reconoce la contribución de más de 500 trabajadores comunitarios a la limpieza de Borobudur, el 19 de noviembre de 2011.

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, plantó una higuera, colocó una piedra y recompensó a los trabajadores comunitarios en una ceremonia celebrada el 19 de noviembre con motivo de la finalización de la operación de casi dos años de duración efectuada en el sitio del patrimonio mundial de Borobudur en Indonesia.

El conjunto de templos del siglo IX, uno de los monumentos budistas más grandes del mundo, estaba cubierto por una espesa capa de cenizas volcánicas a raíz de la erupción del Monte Merapi en 2010, en la que unas 350 personas perdieron la vida y más de 100.000 se vieron obligadas a huir de sus hogares.

“Las erupciones de 2010 narran una historia de destrucción, pero estamos escribiendo juntos una nueva historia, esta vez de resiliencia y unidad”, declaró la Directora General, quien se congratuló por la operación de limpieza bajo lluvias tropicales torrenciales, junto con el Sr. Mohammad Nuh, Ministro de Educación y Cultura de Indonesia.

La Directora General y el Ministro entregaron certificados a dos alumnos de escuela primaria que representaban a unos 550 miembros de las comunidades locales que limpiaron el templo y sus intrincados bajorrelieves, bajo la supervisión del Ministerio de Cultura y Turismo de Indonesia. Hicieron asimismo entrega de certificados especiales a dos representantes de los donantes y a los Amigos de Borobudur.

En el templo de tres niveles, la Directora General firmó simbólicamente una gran piedra del complejo y la volvió a colocar en su lugar para marcar la finalización de la operación de limpieza.

El Sr. Nuh destacó la importancia de preservar la cultura propia, haciendo hincapié en la función esencial que ésta cumple para el bienestar y la prosperidad de la población. Las operaciones de limpieza se complementaron con talleres organizados por la UNESCO para mejorar los medios de sustento de las comunidades locales mediante la adquisición de una serie de competencias.

“Ésta es la función de la UNESCO: aprovechar el patrimonio cultural como catalizador para la renovación social y la recuperación económica”, dijo la Directora General, señalando que las celebraciones del 40º aniversario de la Convención del Patrimonio Mundial, en 2012, se centrarán en el papel que desempeñan la comunidades locales en la conservación del patrimonio mundial y el desarrollo sostenible.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página