30.04.2015 - Oficina de la UNESCO en Montevideo

In memoriam, Dr. Gustavo Malek (1929 - 2015)

Dr. Gustavo Malek

El Dr. Gustavo Malek nació en Buenos Aires, el 19 de marzo de 1929. Químico de profesión por la Universidad del Sur (Argentina), Profesor, Secretario General Académico (1968-1970) y Rector (1970-1971) de dicha casa de estudios hasta que fue designado Ministro de Educación de la Nación, cargo que desempeñó hasta el año 1973. Durante su gestión se crearon varias universidades nacionales y el Consejo Federal de Educación.

Recibió numerosas distinciones y premios, entre ellas, la medalla de oro de la Organización de los Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura. Fue autor de más de medio centenar de publicaciones científicas y educativas, dictó más de 200 conferencias, siendo parte de no menos de 150 seminarios y simposios relacionados con la educación. Además, participó como activo miembro del Rotary Club del Uruguay.

Luego de su destacada carrera en Argentina, el Dr. Malek se vinculó a la UNESCO como Coordinador Internacional del Programa Colombia/UNESCO/PNUD, hasta julio de 1976 en que fue designado Director de la Oficina Regional de Ciencia y Tecnología de la UNESCO para América Latina y el Caribe (ROSTLAC) hasta su jubilación en el año 1987.

Desde su llegada a Montevideo, sus acciones se centraron en apoyar y acompasar los procesos que se estaban desarrollando en los países de la región al tiempo de fortalecer a la Oficina ampliando su rango de acción hacia nuevas áreas de la ciencia.

En la década de los 70´ se consolidaron dos grandes bloques programáticos: por un lado, las ciencias vinculadas al desarrollo científico y tecnológico y, por otro, las relacionadas con las ciencias naturales.

Bajo su mandato nuestra Oficina logró abarcar el Programa de política científica y tecnológica; ciencias básicas; ciencias del mar; el Programa Hidrológico Internacional (PHI); el Programa del Hombre y la Biosfera (MAB) y el Programa Internacional de Correlación Geológica (PICG).

De esta forma, llevando una atinada y efectiva dirección, el Dr. Malek, junto a su equipo, logró el posicionamiento y la visibilidad de UNESCO/ROSTLAC como referente para la ciencia en la región.

De la mano de tan elocuente currículum, demostrativo de las inmensas cualidades científicas y técnicas del Dr. Malek, lo acompañaba otra hoja de vida que sobrepasa sus calificaciones profesionales: su extraordinaria calidad humana. Con la sencillez de los grandes de espíritu, logró el respeto y admiración de todo su personal por su trato cortés y deferente hacia todos y cada uno.

Su célebre frase: “somos una gran familia” ha logrado trascender a quienes tuvieron la dicha de trabajar a su lado y que perdura en el sentimiento de quienes integramos esta Oficina.

En cada oportunidad que se refería al personal de la Oficina en ese entonces resaltaba: “ninguno es más importante que otro, porque todos aportamos lo mejor de nosotros para el éxito de las actividades que emprendemos”.

Dueño de una extraordinaria capacidad oratoria, lograba cautivar a las audiencias más variadas por su poder de transmitir valores y sobre todo por su firme convicción en la Organización y los valores de generación de conocimiento como un instrumento de paz, para los que fue creada.

Luego de su retiro, continuó viviendo en Uruguay, lo cual fue de enorme beneficio para todos quienes requirieron de su consejo profesional en UNESCO y especialmente para los que disfrutamos de sus visitas y de su calidez inalterable durante todos estos años.

Nos quedamos con la enorme pena de su desaparición física pero también con la gran satisfacción de haberlo conocido, de haber compartido experiencias laborales y de la vida misma, de haber podido aprender tanto en lo profesional y en lo humano junto a él.

¡Hasta siempre querido Doctor Gustavo Malek!




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página