06.11.2013 -

Las cosas no pueden seguir así

Implementando el Plan de Acción sobre la Seguridad de periodistas y la cuestión de la impunidad

Para Irina Bokova, Directora General de la UNESCO las cosas no pueden seguir así: "En los últimos diez años han muerto asesinados más de 600 periodistas, muchos de los cuales no trabajaban en situaciones de conflicto sino que informaban sobre problemas locales de corrupción. Nueve de cada diez casos quedan impunes. Muchos más son los periodistas que sufren diversas formas de intimidación y acoso, amenazas de muerte y actos de violencia. Muchos son encarcelados, a menudo sin posibilidad de recurrir a la justicia", según declaraba en ocasión del Día Mundial de la Libertad de Prensa 3 de mayo del 2013.

Pocos meses más tarde, al condenar un nuevo y lamentable caso en América, el asesinato del periodista Guatemalteco Luis de Jesús Lima -tercer periodista asesinado en lo que va del año en el país- subrayaba "La impunidad frente a la violencia contra los periodistas mina su capacidad para llevar a cabo su trabajo, en perjuicio de la libertad de expresión y la libertad de información”.

La UNESCO no baja los brazos, continúa su trabajo normativo y programático sin descanso y a múltiples niveles en este tema central, en tanto agencia líder del Sistema de las Naciones Unidas en la implementación de su Plan de Acción sobre la Seguridad de los Periodistas y la Cuestión de la Impunidad, así como de las actividades e iniciativas que surjan partir del mismo.

En esta oportunidad tiene el agrado de lanzar al público tres documentos fundamentales en la determinación del estado de la cuestión a nivel nacional e internacional:

Se trata de una propuesta metodológica estandarizada no prescriptiva para facilitar la evaluación de las condiciones de seguridad en las que trabajan los periodistas y monitorear si los crímenes cometidos contra ellos reciben un seguimiento adecuado. El énfasis está puesto en la seguridad relativa a aspectos físicos y psicológicos y al problema relacionado de la impunidad y la protección de quienes atacan a periodistas. Los indicadores propuestos permiten evaluar además los sistemas existentes y las acciones de los diversos actores e instituciones involucrados, como el gobierno, la policía, el poder judicial, organizaciones de la sociedad civil (OSC), los propios medios de comunicación, asociaciones profesionales y sindicatos de periodistas y las organizaciones internacionales como la ONU.

Son suficientemente genéricos como para poder aplicarse tanto en guerras y situaciones de conflicto, como en condiciones comparativamente menos violentas, donde el gobierno generalmente mantiene el control del territorio del estado. La aplicación de estos indicadores puede y debe servir para la construcción de una línea de base que oriente la formulación de políticas públicas.

Cabe destacar su relación directa con los Indicadores de Desarrollo Mediático de la UNESCO, avalados por el Consejo Intergubernamental del Programa Internacional para el Desarrollo de la Comunicación de la UNESCO (PIDC) en 2008 en tanto que herramienta útil para evaluar la situación de los medios de comunicación.

Le invitamos a conocerles y aplicarlos en sus contextos en coordinación con las Oficinas de la UNESCO en la Región.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página