Antecedentes del Programa Hidrológico Internacional

En sus inicios, el PHI estuvo enfocado hacia el desarrollo de técnicas, metodologías y aproximaciones para identificar y medir los componentes de los regímenes hídricos, a fin de explorar mejor los fenómenos hidrológicos.

Aunque siguen resultando válidos los objetivos generales del programa, con el tiempo ha ido cobrando mayor importancia el reconocimiento del papel que desempeña la gestión de los recursos hídricos en el desarrollo sostenible y en la adaptación de las ciencias del agua a los cambios de las condiciones climáticas y medioambientales.

Otra evolución considerable ha sido la integración de los países menos desarrollados en las iniciativas mundiales de investigación y formación. Con el paso del tiempo, el PHI ha experimentado una profunda transformación, pasando de ser un programa puramente monodisciplinar a convertirse en un vasto programa multidisciplinar.

Recientemente, y gracias al componente añadido de las ciencias sociales, el PHI se ha convertido en un programa verdaderamente interdisciplinar basado en el reconocimiento de que la solución de los problemas relativos al agua no es sólo de orden técnico.

El PHI se ha implementado en ocho fases sucesivas desde el año 1975, confirmando que la comprensión de la base científica y cuantitativa de la hidrología es esencial para una gestión responsable de los recursos hídricos. Esto es especialmente crítico en las zonas áridas y en las áreas glaciares, en un contexto integrador en lo económico y lo social, incluyendo demandas competitivas.

Principio de la página