Medios públicos y comunitarios

Medios públicos y comunitarios son parte central de un sistema desarrollado de medios, juntamente con los medios privados. Los medios públicos y comunitarios deben estar protegidos institucionalmente y deben tener garantizado su financiación para que puedan ejercer sus funciones centrales para la consolidación de las democracias.

Los medios públicos son medios hechos, financiados y controlados por el público, para el público. No son comerciales ni de propiedad gubernamental, son libres de de la interferencia política y la presión a partir las fuerzas comerciales.

A través de los medios públicos, los ciudadanos son informados, educados y también entretenidos. Cuando garantizada con pluralismo, diversidad, independencia editorial, financiación apropiada, rendición de cuentas y transparencia, la radiodifusión de servicio público (RSP) puede servir como una piedra angular de la democracia.

La cooperación de la Oficina de la UNESCO en Montevideo en el campo de la radiodifusión de servicio público se centra en:

  • el desarrollo de las estructuras de rendición de cuentas y de gobernanza; • fortalecimiento del diseño institucional, en línea con los estándares internacionales;
  • la mejora de la utilidad de la RSP como un vehículo educativo y cultural, especialmente para las comunidades menos favorecidas;
  • promoción de las mejores las prácticas de la RSP y de las normas profesionales, contribuyendo a las revisiones pertinentes de la legislación nacional;
  • el fortalecimiento de la RSP como puerta de entrada a la información y conocimiento para todos y todas.

Los medios comunitarios se caracterizan por su rendición de cuentas ante las comunidades a las que sirven. Surgen como resultado de los movimientos populares que luchan por lograr un espacio importante en la participación ciudadana y exigir el derecho a poseer y operar medios libres de toda interferencia política o comercial.

Como un medio alternativo a los medios de comunicación públicos y comerciales, los medios comunitarios permiten una mirada distinta y amplia sobre diferentes cuestiones relevantes para las comunidades a que sirven. Son medios de comunicación independientes, de propiedad y gestión de las comunidades.

La radio comunitaria, en particular, ha crecido en número en todo el mundo. Es un mecanismo de difusión de mayor acceso a la educación, la auto-expresión y la comunicación entre las poblaciones de bases rurales y de difícil acceso. La gestión comunitaria genera un sentido de propiedad sobre su propia agenda de desarrollo y, con esto, los miembros de la comunidad se convierten en auto-empoderados para expresarse públicamente, debatir temas, llevar a cabo el diálogo, promover la cultura, la historia de la comunidad y su lenguaje.

UNESCO reconoce que la presencia de la radio comunitaria es un signo de pluralismo de los medios, la diversidad de los contenidos, y la representación de los diferentes grupos e intereses de una sociedad. La radio comunitaria fomenta el diálogo abierto, la transparencia local y ofrece una voz a los sin voz.

Principio de la página