03.07.2012 - UNESCO Office in San José

Línea innovadora en artesanía costeña

© VNU/Jesús Salgado Artesanías de madera de rosa de Bluefields

Artesanos costeños de Bluefields, Laguna de Perlas y Corn Island reciben fondo semilla para la innovación y mejorar la calidad en sus productos.

Bluefields 28 de junio de 2012

 “Cuando me invitaron a participar en lo<a name="_GoBack"></a>s talleres de artesanía yo me decía, ¿qué voy a ir hacer ahí?... a perder mi tiempo, con tanto trabajo que tengo en el taller” nos relata don Celestino Martínez Wilson de 68 años de edad y con más de 38 años trabajando artesanía costeña en madera en la Ciudad de  Bluefields.

Ideas como  las de Don Celestino prevalecían también en otros artesanos que fueron invitados a participar en los talleres de innovación artesanal realizados por el Gobierno Regional RAAS con facilitación técnica de la Escuela de Diseño de la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en el marco del Programa Conjunto Revitalización cultural y desarrollo productivo en la Costa Caribe de Nicaragua

Además de los talleres, los artesanos de Bluefields, Laguna de Perlas y Corn Island también participaron en un intercambio de experiencias con otros artesanos y con estudiantes de la Escuela de diseño de la UPOLI en Managua, quienes a su vez se beneficiaron al conocer otra línea de productos artesanales y materiales propios de la costa Caribe.

Este grupo de artesanos fue  beneficiado con un fondo semilla entre mil y mil quinientos dólares cada uno, destinados a la compra de materiales y herramientas para incorporar valor agregado y calidad en las artesanías que producen.

“En la Costa tenemos miles de artesanos pero no hemos aprovechado  esta gran riqueza que tenemos en nuestra región,  porque nuestros artesanos necesitan apoyo para mejorar lo que producen y así mejorar sus ingresos y sus forma de vida” dijo el coordinador del gobierno regional de la RAAS: Domingo Truesdale, quien enfatizó  que se deben promover acciones para detener el tráfico de madera, especialmente del granadillo que usan los artesanos para tallar su arte. “Si continuamos permitiendo que se nos lleven la materia prima, nos quedaremos sin nada,  este apoyo es el inicio de un esfuerzo que debe continuar para fortalecer a nuestros artesanos” dijo el coordinador afirmando: “El gobierno regional tiene abiertas las puertas y las ventanas para todos  nuestros artesanos”. 

Productos competitivos

Ana María Fajardo, técnica del gobierno regional, destacó que la ayuda está orientada a producir artesanía de calidad “hoy estamos culminando con la entrega de capital semilla para que puedan mejorar sus talleres con la adquisición de material y herramientas que  necesitan, sabemos que esto no es todo lo que necesitan  pero es la base para iniciar su trabajo y esperamos que la aprovechen al máximo” dijo.

Silvan Fagan, enlace de UNESCO en la RAAS señalo que los artesanos también tienen compromisos: “Para nosotros es muy importante apoyar esta incitativa porque la artesanía es también parte integral de nuestra cultura, ustedes (los artesanos) tienen mucha experiencia y han puesto su esfuerzo, tiempo y voluntad porque están interesados en mejorar nuestra artesanía, contar con  calidad, con un catálogo y la etiqueta de sus productos, para ser más competitivos, un sueño que solo ustedes pueden hacer realidad” dijo Fagan al tiempo de recordarles el compromiso de capacitar y transferir conocimientos y prácticas  a 2 jóvenes artesanos para que mejoren sus productos.

Producir en calidad y cantidad

El artesano José Padilla,  manifestó que es la primera vez que artesanos se fortalecen “estamos  muy agradecidos con el programa conjunto, que era muy necesario, porque hemos estado trabajando con  nuestro propio esfuerzo,  pero gracias a Dios con esta ayuda vamos a producir mejor y mayor cantidad, para  lograr exportar lo que hacemos…esta es la primera vez que recibimos apoyo, especialmente lo que aprendimos en los 3 talleres que recibimos porque aprendimos  técnicas para negocios para hacer crecer como nuestro taller”. 

Don Celestino Martínez,  tiene su taller el barrio Ricardo Morales Avilés de la Ciudad de Bluefields, dice que comenzó desde muy joven a trabajar el arte, inicialmente trabajaba con el coral, carey y la concha, pero con la disminución de las especies marinas y las políticas de conservación de especies en extinción, decidió trabajar la madera, haciendo todo lo que se imagina.  

“Yo me inspiro, en lo que veo y en lo que sueño, primero hago el dibujo y luego lo tallo…hago máscaras y siluetas de imágenes sagradas o lo que me pida el cliente…con este dinerito voy a comprar una sierra eléctrica y una caladora, porque antes lo hacemos a mano, pero con las máquinas haremos más rápido y más piezas” dice el artesano quien relata que tiene 4 hijos que mantuvo con la venta de artesanía y ahora sus nietos están aprendiendo.

 




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página