Programa “Juventud, Patrimonio y Turismo”

Taller de gestión cultural del programa Juventud, Patrimonio y Turismo

 

 

 

Jóvenes centroamericanos de comunidades aledañas a sitios patrimoniales participan en proyectos para la creación de emprendimientos culturales que les generen empleo local alrededor de estos lugares.

 

 

El proyecto se ejecuta en el sitio arqueológico Joya de Cerén  y en la Reserva de la Biosfera Trifinio-Fraternidad en El Salvador, en el sitio arqueológico de Ruinas Mayas de Copán en Honduras, en el sitio histórico Ruinas de León Viejo en Nicaragua, en los asentamientos cacicales con esferas de piedra en Costa Rica y en el parque internacional La Amistad en Panamá.

El proyecto tiene como eje central la puesta en valor del patrimonio cultural y natural de un sitio declarado Patrimonio Mundial en los países centroamericanos, a partir de la creación de emprendimientos culturales de turismo sostenible, que permitan la generación de empleo local que beneficie a las comunidades (particularmente a jóvenes en condiciones de vulnerabilidad socio-económica).

El potencial creativo de los y las jóvenes, aunado a los recursos culturales y naturales de las comunidades, se articularán para desarrollar iniciativas de emprendimientos culturales sostenibles y apropiados por la comunidad para su desarrollo local.

Desde Abril de 2014 el proyecto se desarrolla con base en alianzas estratégicas entre los actores sociales, a nivel local y en su dimensión gubernamental, privada, académica y sociedad civil provenientes de tres ejes principales de acción: patrimonio cultural y natural, juventud y turismo sostenible.

El objetivo es capitalizar la experiencia del Proyecto Juventud, Patrimonio y Turismo (JPT) en todas sus posibilidades y buenas prácticas de aprovechamiento del turismo patrimonial y creación de oportunidades para los jóvenes centroamericanos en condiciones de vulnerabilidad socioeconómica.

Asentamientos cacicales precolombinos con esferas de piedra del Diquís – Costa Rica:

Aunque Palmar Sur tiene un gran potencial para desarrollarse, pertenece a la zona la más pobre de Costa Rica. En este territorio aledaño al sitio Patrimonio Mundial se decidió reclutar a 27 jóvenes de entre 15 a 35 años para capacitarles en emprendimiento culturales a partir de su cultura. Para ello, hubo una serie de charlas y de visitas acompañados por especialistas de la zona y de los Asentamientos cacicales precolombinos con esferas de piedra del Diquís. A lo largo de este proceso de reapropiación de su cultura, a través de una investigación participativa, destaca el papel de los videos realizado por profesionales y por los jóvenes en sí. La revitalización de su cultura pasó también por la transmisión intergeneracional dentro de las comunidades, y por la organización de una feria cultural y de un museo temporal para dar a conocer los tesoros de la región. Asimismo, dentro de una pedagogía de aprender haciendo, se realizó una venta de almuerzo a partir de la gastronomía local. La motivación de los jóvenes permitió alcanzar el objetivo de producción de un plan de negocios por parte de cada uno. Para apoyar estas iniciativas, los jóvenes se agruparon en una asociación llamada “jóvenes emprendedores culturales de Osa” con su propia marca identitaria.

  

Sitio maya de Copán – Honduras:

 

El territorio de Copán Ruinas está marcado por graves problemas de pobreza, desempleo, incidencia al crimen, y violencia juvenil a pesar de que es muy rico a nivel cultural. La convocatoria para la selección de los beneficiarios directos se realizó con la participación del Centro Universitario Regional de Occidente CUROC que recomendó contactar un gestor cultural local con previo conocimiento de la zona. De manera paralela se convocó a jóvenes emprendedores de la zona, identificados por el coordinador local del proyecto, los cuales ya contaban con un proyecto de emprendimiento y cuya presencia en las jornadas de capacitación fue de un aporte vital para compartir sus experiencias y expectativas. Una de las motivaciones del grupo, fue la posibilidad de organizar como resultado del proceso un grupo de danzas regionales orientado al turismo cultural. Durante la primera fase del proyecto se realizó un mapeo de los actores culturales clave de la comunidad y un inventario cultural mediante una investigación llevada por los jóvenes. Con el objetivo de compartir los conocimientos con la comunidad se realizó en el taller 2 una Presentación y Validación del Diagnóstico Comunitario. Y por fin en los talleres 3 y 4 se enseñó la metodología para llevar a cabo emprendimientos culturales viables y sostenibles. Otras actividades complementarias fueron llevadas a cabo por capacitadores y jóvenes para valorizar aún más la cultura local tal como la ve la comunidad; La Pintada, la elaboración de un periódico mural comunitario, la feria de jóvenes emprendedores. Este proyecto permitió progresos innegables en la apertura de un diálogo entre los jóvenes, el museo infantil Casa Kinich, las comunidades indígenas, y la comisión nacional de la UNESCO. Los jóvenes se agruparon bajo la marca Arte y cultura para la Esperanza

 

Sitio arqueológico de Joya de Cerén – El Salvador

 

Las comunidades de Joya de Cerén son marcadas por una economía basada en la agricultura y las maquilas pero sobre todo por las pandillas que causan olas de violencia. Este proyecto se llevó a cabo gracias al apoyo de la iglesia y especialmente a su puesta en marcha con la selección de jóvenes motivados. Los tiempos momentos más destacables del desarrollo del programa en Joya de Cerén fueron las tres ferias que generaron una dinámica entre las dos comunidades participantes (Cantón Joya de Cerén y Cantón Agua Escondida) y reforzaron el trabajo de apropiación que los jóvenes habían ido desarrollando durante el proyecto. Asimismo, se pudo lograr la participación de más actores locales tal como la municipalidad, Secretaria de Cultura Salvadoreño, la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña empresa.

Dentro del espíritu de desarrollo de las capacidades de emprendimiento de los jóvenes se realizaron jornadas de aprendizaje y aplicación de técnicas de entintado de añil y de altorrelieve  para que los participantes tengan la capacidad de crear e imprimir sus propias estampas. También hubo capacitaciones teóricas sobre los conceptos básicos relacionados con emprendedurismo, como mercado y competencia, para orientar hacia dónde y cómo vender sus productos. Finalmente los participantes elaboraron planes de negocios de las dos principales iniciativas: Un negocio basado en elaboración de productos teñidos con añil y un restaurante y hostal cerca de la casa comunal del cantón Joya de Cerén.

 

El parque Trifinio – El Salvador

 

Se empezó el proyecto con la identificación de las zonas núcleo, y luego con visitas para establecer los primeros contactos en Chalatenango y el  parque Montecristo. En Chalatenango aun cuando se hicieron 3 intentos de realizar los talleres de formación, los jóvenes que habían sido convocados a través del apoyo de actores locales no mostraron ni el interés ni compromiso necesario para el seguimiento de la capacitación. El equipo decidió centrarse en las comunidades que se encuentran dentro del Parque Nacional Montecristo compuesto de 6 comunidades muy diversas culturalmente. En esta zona se realizaron en diciembre los primeros talleres de investigación comunitaria y de desarrollo de habilidades emprendedoras sobre una oferta de 12 productos culturales, y en marzo se realizó el taller de gestión cultural beneficiando a 33 jóvenes de entre 10 y 19 años así como las madres, para concebir una agenda cultural viable. Esta agenda presenta; Actividades de senderismo guiado por jóvenes que relatan la historia de cada uno de los senderos, procesiones, un festival gastronómico y de artesanía, del festival del maíz, y des fiestas patronales. Finalmente en abril se realizó el primer festival de tradiciones culturales de Montecristo en el cual también participaron los jóvenes.

 

Para más información click aquí.

Ruinas de León Viejo – Nicaragua

 

En el sitio de las ruinas León Viejo se capacitó 15 jóvenes de entre 18 y 30 años del municipio de La Paz Centro y de Puerto Momotombo seleccionado gracias al movimiento cultural Leonel Rugama. Tras los talleres teóricos (los tipos de patrimonio y su salvaguardia, la importancia de la historia local) y participativos (test de emprendedor, elección de las iniciativas), y el inventario por investigación-acción participativa de los productos y actores culturales de la zona, los jóvenes pudieron presentar 8 planes de negocios culturales a fin de desarrollar un turismo sostenible respaldados por una marca identitaria local. Para apoyar sus proyectos se propuso una alianza entre los jóvenes emprendedores y las instituciones públicas y autoridades locales.

 

Principio de la página
t3test.com