Programas Conjuntos

©UNESCO San Jose
"El Güegüense" representa el folklore de Nicaragua, por lo tanto, la UNESCO lo proclamó "Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad" en el año 2005.

Programas Conjuntos de la Ventana Cultura y Desarrollo para el logro de los ODM

El Fondo Español para el Logro de los Objetivos del Milenio puso en marcha en 2008 la invitación a presentar propuestas de los 59 países destinatarios en las ocho esferas programáticas:

  • Infancia, Nutrición y Seguridad Alimentaria
  • Medio ambiente y cambio climático
  • Juventud, empleo y migración
  • Cultura y Desarrollo
  • Igualdad de género y empoderamiento de la mujer
  • Gobernanza Económica Democrática
  • Sector Privado y Desarrollo
  • Prevención de Conflictos y construcción de paz

La  región centroamericana, albergó tres Programas Conjuntos de la Ventana Cultura los cuales se situaron en Honduras, Nicaragua y Costa Rica. Es importante destacar que tanto Honduras como Nicaragua están ubicados entre los países con menor Índice de Desarrollo Humano en América Latina (2009).

Estos programas, ejecutados entre 2008 y 2012, representaron una oportunidad histórica para la lucha contra la pobreza y la puesta en valor de la cultura como aporte al desarrollo económico y social. Por medio de recursos financieros de los Programas Conjuntos, en esta región, en la cual  existe un impresionante potencial cultural, UNESCO  contribuyó a la generación de capital cultural, impulsando un círculo virtuoso de desarrollo que tuvo como pilares el desarrollo económico mediante la generación de productos culturales que favorecieran a la creación de oportunidades para el  empleo.

Todo lo anterior se realizó de manera coordinada con los ministerios de cultura, pero también con otras instancias gubernamentales relacionadas con las áreas de salud, turismo, economía, así como desarrollando nexos con la sociedad civil y el trabajo convergente con otras agencias del Sistema de Naciones Unidas, lo cual puso de manifiesto la importancia del trabajo interdisciplinario para el logro de intervenciones adecuadas a las particularidades nacionales.

UNESCO apoyó con éxito estos procesos mediante acciones específicas para la revitalización de las expresiones culturales de los pueblos indígenas (existen más de 34 grupos en la región) y de las poblaciones que tradicionalmente han vivido en condiciones de pobreza,  vulnerabilidad y exclusión. Se impulsó, asimismo,  la integración de  las múltiples identidades existentes, con el claro objetivo de reducir las tensiones generadas por conflictos interculturales.

El reto de UNESCO consistió en la articulación de una propuesta de desarrollo para estos países con base en la cultura como dinamizadora del cambio.

Ver documento Gestión de conocimiento para Cultura y Desarrollo 

Principio de la página