Memoria del Mundo en Chile

En 2003, Chile ingresó patrimonio documental fundamental de su memoria histórica en el Registro de Memoria del Mundo: el Archivo de los Derechos Humanos y el Fondo Jesuitas de América. En 2013 también entró al registro la expresión literaria denominada “Lira Popular”. Estas nominaciones son fruto del trabajo que realiza en el país el Comité Nacional de Memoria del Mundo, integrado por representantes de las entidades especialistas del tema.

Archivos de Derechos Humanos de Chile

Atacama desert, Chile: a cross marks the symbolic grave of many of the dissapeared

El Archivo de Derechos Humanos de Chile (Patrimonio documental postulado por Chile y recomendado para su inclusión en el Registro Memoria del Mundo) tiene por objetivo garantizar que no continúe el deterioro de la memoria histórica de violaciones de derechos humanos ocurridas durante la dictadura militar (1973-1989) que se encuentra documentada en varios archivos de las instituciones nacionales.

El archivo está compuesto por documentos únicos y auténticos utilizados originalmente para las acciones de solidaridad internacional y para la defensa y búsqueda de las personas perseguidas, detenidas y desaparecidas durante esa época en Chile. Comprenden cerca de mil fotografías de detenidos desaparecidos, material audiovisual, recortes de prensa y ediciones de “Teleanálisis”, noticiario que se distribuía en video y que registraba la lucha por la defensa de los derechos humanos.

Los registros fueron reunidos y salvaguardados entre 1973 y 1995 por la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD); la Corporación para la Promoción y Defensa de los Derechos del Pueblo (Codepu); la Vicaría de la Solidaridad; la Corporación Justicia y Democracia; la Fundación de Ayuda Social de las Iglesias Cristianas (Fasic); la Fundación para la Protección de la Infancia Víctima de los Estados de Emergencia (Pidee); la Comisión Chilena de Derechos Humanos y Teleanálisis.

La conservación de los archivos es necesaria ya que expone un debate público sobre la memoria, en particular de las violaciones de derechos humanos. Para la UNESCO, el futuro de un país no puede construirse sobre el olvido, sino en la comprensión profunda de la razón de ser de la democracia y el respeto de los derechos humanos. Eso incluye recordar cómo funcionaron las dictaduras. Reflexionando y reconociendo, los países podrán elegir un futuro libre de los errores del pasado.

Año de presentación: 2003
Año de inscripción: 2003
Ficha de la inscripción de los Archivos DD.HH (en inglés)

El Fondo Documental de los Jesuitas de América

Files in Archivo National, Chile

El Fondo Documental de los Jesuitas de América (Patrimonio documental postulado por Chile y recomendado para su inclusión en el Registro Memoria del Mundo) reúne testimonios relevantes de la historia de las Antillas, Argentina, Colombia (Bogotá), Bolivia, Cuba (La Habana), Ecuador, España, Filipinas (Manila), México, Paraguay y Chile en los siglos XVII y XVIII, que corresponde a todas las áreas en las que la Compañía de Jesús llevó a cabo su acción misionera.

La Compañía de Jesús fue fundada en Roma en 1540. Realizaron misiones a las Indias Occidentales, así como a las Indias Orientales, donde se instalaron con obras educacionales vinculadas al humanismo cristiano, con un fuerte asiento en la cultura.

Incluye más de 128 mil fojas con la historia de la evangelización en América Latina durante los siglos XVII, XVIII y XIX. La documentación fue generada por la Junta de Temporalidades, organismo creado por la corona española para administrar los bienes de la Compañía de Jesús, expulsada de los territorios de América Latina bajo el dominio de Carlos III, en 1767 y tenía por objeto dar una enumeración exhaustiva de los bienes y propiedades que la Orden de San Ignacio había en cada zona donde se habían establecido.

Así, el Fondo de los Jesuitas de América es la única referencia de la comunidad internacional interesada en el estudio de la continuidad, en la América española, de la obra universal de la Compañía de Jesús.

Año de presentación: 2003
Año de inscripción: 2003
Ficha de la inscripción del Fondo Jesuitas de América (en inglés)

La Lira Popular

Photo: Wikimedia commons

La Lira Popular fue postulada el 2010 al Comité Regional por el Archivo de Literatura Oral y Tradiciones Populares de la Biblioteca Nacional (DIBAM) y la Universidad de Chile. Luego de su aceptación en ese listado, se postuló en marzo del 2012 a incluirla en el Registro Mundial, logrando entrar al registro de Memoria del Mundo en 2013.

Las colecciones de literatura popular impresa chilena, denominadas como “Lira Popular”, se definen como el conjunto de pliegos impresos de poesía en décima realizados en Chile, desde mediados del siglo XIX hasta las primeras décadas del XX. Su singular nombre proviene de  Juan Bautista Peralta, uno de los poetas populares más destacados, quien tituló sus pliegos como “La Lira Popular” en 1899, se cree que como una forma de parodiar a la revista de “poesía culta” llamada “La Lira Chilena”. Posteriormente, este término se hizo extensivo a toda esta producción.

Los creadores de la Lira Popular fueron los poetas anónimos, herederos de una práctica que se remonta a la llegada de los conquistadores españoles, quienes trajeron consigo una rica tradición temática y la estructura de la décima espinela. Trabajando como obreros o artesanos, estos poetas recopilaron noticias de la crónica roja, sucesos catastróficos, epidemias o la guerra civil de 1891, hechos sobrenaturales o protestas por el alza de los impuestos, junto al humor y a la sátira política. El soporte: hojas sueltas de papel corriente y tamaño variable, de 26 x 38 cm. o de 35 x 56 cm, que poseen como rasgos fundamentales característicos el grabado popular en la zona superior; un gran titular más abajo y, en los dos tercios inferiores, entre cuatro a ocho composiciones. Casi siempre en tinta negra, escasamente existe en verde y roja.

Este patrimonio está compuesto por 1553 pliegos, correspondientes a tres colecciones: la del Archivo de Tradiciones Orales de la Biblioteca Nacional, con 327 pliegos (donados por el profesor alemán Rodolfo Lenz); la de la Universidad de Chile, formada por Raúl Amunátegui, con 800 ejemplares, y la recopilada por Alamiro de Ávila, con 352 pliegos, rescatada en Argentina y donada también a la Biblioteca Nacional.
Formulario de postulación de la Lira Popular al Comité Regional

Más información:

Principio de la página