Educación en sexualidad y prevención del VIH

© UNESCO

Se estima que 34 millones de personas en el mundo viven con el virus del VIH. Desde 2001 en 25 países se han reducido las nuevas infecciones en un 50% o más, la tasa de disminución en el Caribe ha llegado a un 42% en comparación con 2001, y en América Latina las infecciones nuevas por año se han mantenido relativamente estables por muchos años, alcanzando 83.000 nuevas infecciones durante 2011. Sin embargo, considerando que el VIH es prevenible, hay un enorme trabajo por hacer en prevención.

La educación en sexualidad es imprescindible, para entregar a niños, niñas y personas jóvenes el conocimiento, competencias y valores que les permitan asumir su responsabilidad sobre su vida sexual y social. También ayuda a cambiar el curso de la epidemia de VIH, a evitar las infecciones de transmisión sexual (ITS), embarazos no planificados, la explotación, el abuso y la violencia sexual, la discriminación y el estigma y cualquier otro tipo de violencia.

La educación integral en sexualidad es un tema complejo, especialmente en América Latina y el Caribe, porque diversos enfoques e ideologías se traducen a menudo en obstáculos para su incorporación en los currículos formales de educación. La UNESCO ha propuesto un conjunto de Orientaciones Técnicas Internacionales sobre Educación en Sexualidad (PDF) que buscan servir como herramientas clave para avanzar con objetivos de aprendizaje por grupos de edad; equilibrando las necesidades de niños, niñas y jóvenes y las responsabilidades de docentes, padres y madres.

Más información | Violencia de género y bullying homofóbico

Principio de la página