Programa El Hombre y la Biósfera (MAB)

Reserva de la Biósfera Macizo del Cajas, Ecuador

Puesto en marcha a comienzos de 1970 –en el marco de la decimosexta sesión de la Conferencia General de la UNESCO (PDF)-, el Programa El Hombre y la Biósfera (por su acróstico en inglés, MAB), es una iniciativa de carácter científico, interdisciplinario e intergubernamental que tiene el objetivo de establecer bases científicas para cimentar a largo plazo el mejoramiento de las relaciones entre las personas y el medio ambiente.

El origen del Programa MAB se encuentra en una recomendación realizada el 1968 por la Conferencia intergubernamental de expertos sobre bases científicas para un uso racional y conservación de los recursos de la biósfera. Dos años después, se pasó a la fase operativa del Programa con la constitución de un órgano rector, el Consejo Internacional de Coordinación, integrado por 34 Estados Miembros elegidos cada dos años.

Dentro de las actividades del MAB, está la investigación, formación, supervisión y educación sobre la biodiversidad, así como la ejecución de proyectos piloto sobre la búsqueda de la compensación y el equilibrio entre la responsabilidad de mantener la naturaleza y conservar la biodiversidad y la necesidad humana de utilizar los recursos naturales para mejorar el bienestar social y económico de las poblaciones.

Actualmente, el MAB es el encargado de realizar el nombramiento de las Reservas de la Biósfera. Este concepto fue instituido en 1974 y según el Marco Estatutario de la Red Mundial de Reservas de Biósfera (PDF), aprobado por la Conferencia General de la UNESCO en 1995, son aquellas “zonas de ecosistemas terrestres o costero/marinos, o una combinación de los mismos, reconocidas en el plano internacional como tales en el marco del Programa MAB”.

Este Marco Estatutario, junto con la llamada Estrategia de Sevilla (PDF), fue el fruto de la conferencia de expertos sobre la protección y difusión de estas reservas, realizada en España el 1995. El Marco Estatutario estipula las condiciones para un buen funcionamiento de la Red Mundial de Reservas.

Cada Reserva integra redes internacionales de difusión e intercambio de experiencias, que en el caso de nuestra región es la IberoMAB. En el marco de la XV Reunión de la Red IberoMAB sobre Reservas de Biósfera, realizada en Perú, Chile fue elegido en la presidencia para el período 2012-2014. Esta representación es ejercida a través de Corporación Nacional Forestal del Chile (CONAF), punto focal en Chile del Programa sobre el Hombre y la Biósfera de UNESCO.

Más información:
CONAF, Av. Bulnes 259 Of. 704, Santiago.
Tel. (56-2) 2390 02 97

Principio de la página