"A través de un programa de inclusión logré entrar y terminar la universidad"

María Susana Peña Rivas. Foto: UNESCO/Carolina Jerez

14.11.2018 -María Susana Peña Rivas es una de muchos estudiantes beneficiados por los programas de inclusión en la educación superior en Chile, iniciativas que han permitido que estudiantes promisorios provenientes de entornos vulnerables puedan acceder a la educación superior. María Susana es egresada de Psicología de la Universidad Católica Silva Henríquez (Chile) y trabaja en una escuela municipal con niños y niñas de su mismo entorno a quienes trata de darles esperanza: “A través de ese programa logré entrar y terminar la universidad. Hoy trabajo en una escuela municipal con niños y niñas con historias parecidas a la mía a quienes inculco que sí se puede, si yo tengo talentos, ellos también los tienen”.

Esta iniciativa de inclusión en la educación superior en la Universidad Católica Silva Henríquez es una de las tantas nacidas en el país sudamericano. Al alero de la UCSH y de la Universidad de Santiago de Chile, las acciones pioneras han permeado la mayoría de las casas de estudios de ese país, alcanzando a más de 30 universidades. Este tipo de programas han fructificado en una Cátedra UNESCO sobre inclusión en la Educación Superior en la Universidad de Santiago y ha llegado a transformarse en una política pública en Chile, el PACE (Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior) que busca restituir el derecho de ingresar a la educación superior y a la educación técnico-profesional a estudiantes de sectores vulnerables.

La UNESCO apoyó en 2009 la creación de la Cátedra UNESCO de Inclusión en la Educación Superior en la Universidad de Santiago, bajo la premisa de que los talentos están igualmente distribuidos entre ricos y pobres, en todas las etnias, en todas las culturas. La Cátedra UNESCO ha trabajado consistentemente en crear alianzas con otras universidades comprometidas con la inclusión y la diversificación de su alumnado como factor democratizador y enriquecedor de sus instituciones. Los esfuerzos han beneficiado a miles de estudiantes, quienes de otra manera no habrían podido obtener un cupo universitario. Decenas de programas y mecanismos de acceso a todas las carreras han sido creados, como también sistemas de apoyo a la permanencia en la educación superior, todos dirigidos a los estudiantes más vulnerables.

Encuentro Internacional de Cátedras UNESCO

Con esta rica experiencia de trabajo por la inclusión y para fortalecer redes más allá de las fronteras chilenas, Santiago es sede del Encuentro Internacional de Cátedras UNESCO: Inclusión, Diversidad y Calidad en la Educación Superior. El evento que tiene lugar del 13 al 15 de noviembre de 2018 busca promover aprendizajes en torno a la inclusión educativa en el ámbito universitario y abordar los desafíos que enfrentan las instituciones de educación superior en el contexto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En la cita participan Cátedras UNESCO de universidades de América Latina, África y Estados Unidos, programas que abordan temas como género, educación para el desarrollo, acceso inclusivo, derechos humanos, discapacidad, cultura para la paz e interculturalidad.

De acuerdo a Francisco Javier Gil, director de la Cátedra UNESCO de Inclusión a la Educación Superior de la Universidad de Santiago, el evento “permite dar visibilidad a las Cátedras UNESCO ante la comunidad académica del continente, presentándolas como un espacio de producción de conocimiento, datos, capacidades y experiencias que permitan incidir en la toma de decisiones en estos temas”.

Refuerzo del compromiso de las universidades chilenas

El 13 de noviembre, mismo día de la inauguración del encuentro internacional, rectores y profesionales responsables de políticas de inclusión en universidades chilenas se reunieron en la sede de la Oficina Regional de Educación de la UNESCO para América Latina y el Caribe, con sede en Chile.

Los participantes provenientes de universidades de todo Chile compartieron sus experiencias y firmaron una minuta de acuerdo con puntos clave para continuar el trabajo por la ampliación y mejoramiento de estos programas. Al inaugurar este espacio, Cecilia Barbieri, especialista senior en educación de la UNESCO, destacó estas iniciativas como un aporte real y efectivo para cumplir con las metas educativas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Foto: UNESCO/Carolina Jerez

Juan Manuel Zolezzi, rector de la Universidad de Santiago de Chile y anfitrión del Encuentro Internacional, destacó la labor de su casa de estudios, la que ha invertido tres décadas de sus 170 años de vida en programas inclusivos, los que han evolucionado desde bonificaciones para los puntajes de acceso a la universidad a estudiantes de buen desempeño en la enseñanza media, hasta el desarrollo de programas de acceso inclusivo y apoyo a la permanencia de dichos estudiantes en sus respectivas carreras.

Durante el encuentro en la sede de la UNESCO, Francisco Javier Gil, director de la Catedra UNESCO sobre Inclusión en la Educación Superior en la Universidad de Santiago de Chile, destacó el apoyo de la UNESCO para que el mensaje de la inclusión llegue a más instituciones. El académico además mencionó nuevas tareas: “la mayoría de los jóvenes que ingresan por esta vía muchas veces no tienen los recursos suficientes para que sus familias les permitan seguir estudiando, porque muchas veces dependen de los ingresos que aportan estos jóvenes. Ahí tenemos otro desafío”.

Mientras tanto, las universidades chilenas siguen aunando esfuerzos para que más estudiantes como María Susana Peña Rivas puedan acceder, mantenerse estudiando y aportar a su país: “Porque la universidad no era algo tangible para mí, a través de este programa lo pude lograr […] Siempre se puede”.

Más información

*****

El programa UNITWIN y Cátedras UNESCO se puso en marcha en 1992. Reúne a más de 700 instituciones en 116 países, fomenta la cooperación y los vínculos interuniversitarios a escala mundial con el objetivo de reforzar las capacidades institucionales mediante el intercambio de conocimientos y la colaboración. El programa apoya la implementación de las Cátedras UNESCO y de redes UNITWIN en las cuestiones prioritarias vinculadas con las esferas de competencia de la UNESCO, es decir, la educación, las ciencias naturales y sociales, la cultura y la comunicación.

Principio de la página