La UNESCO inició cuarta evaluación de la calidad educativa en América Latina y el Caribe hispanoparlante

  • Con la aplicación en mayo del piloto en Cuba y República Dominicana, el Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE) de la UNESCO comenzó el Estudio Regional Comparativo y Explicativo (ERCE 2019). Las actividades relacionadas con esta etapa del estudio para los países con calendario escolar norte cerrarán en México en junio, mientras que los países con calendario sur harán lo propio entre agosto y noviembre de 2018.
  • Al igual que en versiones anteriores participan 18 países de América Latina y el Caribe que buscan medir los logros de aprendizaje en primaria, como también los factores asociados a estos avances o retrocesos. Por primera vez se aplicará un módulo de innovación para medir habilidades socioemocionales.

Niños cubanos rindiendo pruebas del estudio ERCE. Foto: UNESCO/Adriana Viteri

04.06.2018 -Con un gran despliegue en Cuba y República Dominicana, se ejecutó durante mayo de 2018 el piloto del Estudio Regional Comparativo y Explicativo (ERCE 2019), que tuvo como objetivo principal testear a gran escala los instrumentos del estudio para su aplicación definitiva en 2019. Esta evaluación está dirigida por el Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE), cuya coordinación general está asentada en la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (OREALC/UNESCO Santiago).

En esta etapa se aplicaron pruebas de aprendizaje que evalúan conocimientos en estudiantes de tercero y sexto de primaria en las áreas de lectura, escritura, matemática y ciencias, esta última solo en sexto. Asimismo, se testearon los cuestionarios de factores asociados al aprendizaje a los docentes, directores, estudiantes y las familias, a través de los cuales se busca entender qué incidencia tienen elementos como la infraestructura de la escuela, la preparación de los maestros, la pertenencia a un pueblo indígena, entre varios otros. Además, se logró verificar el buen funcionamiento de los procedimientos y aspectos de logística que implican la realización de una evaluación a gran escala como esta.

Para los países con calendario escolar norte el pilotaje cerrará en junio de 2018 con la aplicación en México, para continuar entre agosto y noviembre en los países con calendario escolar sur. En este marco se desarrollará en Quito, Ecuador, el “Taller de levantamiento de datos, codificación y procedimientos”, entre el 11 y 13 de junio. Esta capacitación busca cubrir todos los aspectos necesarios para la parte final del proceso operativo en los países, como la digitación de la información y la codificación de las preguntas abiertas de los instrumentos.

El ERCE 2019 y la Agenda E2030

Durante el piloto del ERCE 2019 se aplicó por primera vez un cuestionario de innovación, que busca medir las habilidades socioemocionales de los estudiantes, en línea con los desafíos de la Agenda Educativa E2030, dentro del compromiso internacional para cumplir las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Para Claudia Uribe, directora de la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (OREALC/UNESCO Santiago), el inicio del ERCE 2019 da continuidad a los esfuerzos del LLECE para medir la calidad educativa a nivel regional, contribuyendo sustancialmente al cumplimiento de la Agenda Educativa E2030. “El LLECE está desarrollando un trabajo en conjunto con los países para asegurar y monitorear los resultados de aprendizaje más allá de las habilidades básicas, reconociendo la urgencia de considerar otros aspectos del aprendizaje que son clave para enfrentar los desafíos del mundo de hoy", indicó.

La Dra. Ena Elsa Velázquez Cobiella, ministra de Educación de Cuba, señaló que participar en el estudio ERCE 2019 significa seguir elevando y transformando la calidad de la educación primaria en ese país. Para la ministra, “obtener una evaluación en el nivel de primaria en materia de aprendizaje, de comportamiento, de formación integral de nuestros alumnos, es una garantía de que puedan transitar por el resto de los niveles educativos del sistema nacional de educación en mejores condiciones”. La ministra Velásquez aseguró que el pilotaje ha sido exitoso y que los deja en mejores condiciones para asumir la aplicación definitiva del estudio en 2019.

La ministra Velásquez indicó, además, que “el estudio ERCE 2019 está contribuyendo a activar todos los resortes de nuestro sistema nacional de educación, que actualmente está en su tercer perfeccionamiento. Se trata de dos procesos -ERCE y el perfeccionamiento- que se complementan. No tenemos ninguna duda de que contribuirán a elevar la calidad de educación y darle un cumplimiento a la agenda E2030, especialmente al ODS 4”.

Foto: UNESCO/Adriana Viteri

Por su parte, Andrés Navarro, ministro de Educación de la República Dominicana, expresó su gran satisfacción por la aplicación del piloto para la preparación del ERCE 2019 en dicho país, donde se desarrolló un trabajo en 68 escuelas, con la amplia aceptación tanto de la comunidad educativa como de las familias, según indicó.

“Tenemos grandes expectativas con este estudio, especialmente porque estamos procurando que todas las políticas que estamos implementando para la mejora de la calidad educativa tengan una base de evidencias concretas. Esta apuesta es un punto de inflexión en la lógica del desenvolvimiento de la educación, no solamente en nuestro país, sino también en toda la región. Estaremos colocando los recursos y las voluntades para la aplicación del ERCE en 2019, que sé que dará informaciones e instrumentos que nos permitirán seguir avanzando en la procura de la mejora de la calidad educativa en la República Dominicana”, señaló el ministro Navarro.

El coordinador general del Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE), Atilio Pizarro, resaltó que el piloto va a permitir recoger información empírica que ayude a desarrollar este instrumento con el más alto estándar técnico: “Adicionalmente, los países participantes tienen la oportunidad de verificar el correcto cumplimiento de todos los procesos operativos que conlleva la implementación de un estudio de esta naturaleza, para así poder identificar aquellas debilidades en el proceso que se deben fortalecer para la evaluación definitiva del año 2019”.

Entre las particularidades de este piloto, se cuenta la observación internacional de algunos países del LLECE, una instancia de cooperación sur-sur que es, a la vez, una oportunidad de desarrollo de capacidades por medio del intercambio de experiencias y conocimientos, que acompaña una estrategia más amplia y de largo plazo entre los países.

Más información

Principio de la página