05.11.2013 - UNESCO Office in Santiago

Entrevista a Patricia Huenuqueo: reconocimiento y valoración del patrimonio documental en Chile

Paricia Huenuqueo, presidenta del Comité Nacional de Memoria del Mundo de Chile

Patricia Huenuqueo es la presidenta Comité Nacional Chileno de Memoria del Mundo, entidad que a fines de octubre de 2013 logró que el “Fondo Documental Comisión Radicadora de Indígenas Ley 4 de diciembre de 1866”, fuera reconocido en Registro Regional de Memoria deI Mundo (MOWLAC-UNESCO). Dicha base documental se conserva en Chile en el Archivo General de Asuntos Indígenas y pertenece a la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena de Chile (CONADI).

Huenuqueo es licenciada en Historia de la Universidad de Chile, está especializada en archivística, y tiene particular interés por el estudio de las políticas públicas en materia de archivos y sus efectos en la vida social.

Entre el 2003 y 2007 coordinó el Plan de Gestión de los Archivos de Derechos Humanos inscritos en el Registro Memoria del Mundo de la UNESCO. A esta lista de nivel global también pertenecen otros documentos chilenos, como el Fondo Documental de los Jesuitas de América y la Lira Popular Chilena ingresada en el registro el primer semestre de 2013.

Patricia Huenuqueo además ha ejercido como docente de Archivística en diplomados de las Universidades de Chile y Alberto Hurtado y ha disertado en seminarios internacionales. Adicionalmentre participa de la ONG Archiveros Sin Fronteras y trabaja en el Archivo Nacional de Chile.

¿Qué significa para MOW Chile que un nuevo fondo documental haya sido aprobado para ser incorporado en el Registro Regional de Memoria del Mundo?

Que un nuevo fondo documental haya sido incorporado es una gran noticia que nos llena de alegría y que permite que haya continuidad en la promoción del Programa Memoria del Mundo. Cada nueva inscripción en el registro es una señal que Chile da a la región y al mundo sobre sus riquezas documentales y los procesos históricos que nos transmiten. Al mismo tiempo, es un compromiso con nuestro patrimonio documental y una oportunidad para generar conversaciones en las comunidades acerca de cómo la inscripción en el registro es una estrategia complementaria a las labores de preservación del patrimonio que ellos realizan.

En particular, el hecho que el Fondo Documental Comisión Radicadora de Indígenas Ley 4 de diciembre de 1866, haya sido considerado relevante para la región y aprobado para ser incorporado en el Registro Regional de Memoria del Mundo, es también una enorme oportunidad de reconocimiento y valoración a nuestros pueblos originarios . Como en estos archivos se describe el proceso de anexión del país mapuche al Estado de Chile en un periodo de casi cincuenta años (1884-1939), entendemos que su inscripción en el registro regional es una oportunidad para releer la historia que conocemos y renovar nuestra comprensión del tiempo presente.

Particularmente porque esperamos que a propósito de su inscripción su conocimiento ya no solo esté circunscrito a grupos académicos específicos, sino que sean ampliamente divulgados a todo tipo de público y, como señala Ray Edmonson (vea entrevista de la UNESCO Santiago), se permita hacer más visible lo que es poco conocido, pero no por ello menos verídico.

Por último, me parece que el que existan instituciones como la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI) dispuestas a postular al Registro, lo cual implica realizar una investigación para determinar los valores de interés regional del patrimonio documental y comprometerse con facilitar su acceso, también manifiesta la capacidad del programa para persuadirnos de que la mejor preservación es aquella que incluye la posibilidad de apreciación y apropiación colectiva de este patrimonio, originándose nuevas maneras de expresar sus formas y contenidos así como redescubrir sus significados.

¿Qué características tienen estas postulaciones?

Aunque ambas postulaciones son autónomas y delimitadas, tienen en común que destacan la existencia de archivos mapuche como un aporte a nuestra comprensión de la historia de los pueblos indígenas de América Latina.

Por una parte, está el fondo documental de la Comisión Radicadora de Indígenas que se conserva en el Archivo General de Asuntos Indígenas de CONADI, documentos que dan cuenta de la anexión del país mapuche al Estado de Chile, proceso iniciado en 1884 por aplicación de una ley que estableció el asentamiento de la población en territorios demarcados por un Título de Merced que además debía inscribirse en un registro de la propiedad indígena.

Por otra, se postuló el archivo personal del artista de origen mapuche Santos Chávez Carinao conservado por la Fundación que lleva su nombre y que reúne una heterogénea documentación que permite conocer la vida íntima y trayectoria de un artista que es considerado uno de los grabadores más destacados del siglo XX en Chile y cuya obra, inspirada en sus raíces indígenas, ha sido exhibida y forma parte de importantes museos del mundo.

También esperamos que a propósito de la inscripción de estos archivos en la Memoria del Mundo, se puedan hacer más populares personas y hechos que hasta ahora han estado circunscritos a grupos académicos específicos.

¿De qué manera, formaciones como el Primer Taller de Preservación del Patrimonio Documental que se realizará en Concepción (región del Bío-Bío, Chile) ofrecen oportunidades para que más organizaciones chilenas hagan postulaciones al MOWLAC?

En primer lugar, porque es una instancia de encuentro entre las personas que estamos interesados y dedicados a la preservación del patrimonio documental y por lo tanto, es un espacio favorable para comunicar los alcances del programa y estimular la adhesión de aquellas instituciones que quieren innovar en la protección del patrimonio documental a su cargo.

De forma adicional, en el taller se procura entregar las nociones clave para la adecuada identificación y diagnóstico del patrimonio documental así como la formación técnica de los expedientes, cuestiones fundamentales para sintonizar con la metodología del programa Memoria del Mundo.

La Lira Popular Chilena fue incorporada en los registros el 2013 ¿cuáles son los desafíos luego de la incorporación?

La Lira Popular fue incorporada al registro internacional de la Memoria del Mundo en el 2013, inscripción que se suma al registro de los archivos Jesuitas de América y de Derechos Humanos en el año 2003.

Dado que la Lira fue postulada de forma conjunta por la Biblioteca Nacional y la Universidad de Chile, creo que en lo inmediato el gran desafío es precisar un proyecto común que les permita extender el trabajo de puesta en valor y divulgación que hasta ahora han realizado. Sé que están en eso, pero desconozco los objetivos y plazos concretos.

En cuanto a los desafíos del comité, creo que lo aprendido en estos años permite visualizar que necesitamos muchas más acciones de formación y difusión para avanzar en la protección de nuestro patrimonio documental, así que esperamos seguir compartiendo nuevas postulaciones, talleres, reuniones y por supuesto, continuar estas conversaciones.

Más información:




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página