14.01.2013 - UNESCO Office in Santiago

Entrevista a Ignacio Sánchez, rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile: “La incorporación del ranking de notas es un paso en la inclusión”

La UC, parte del Consejo de Rectores de Chile (CRUCh), incorporó en el reciente proceso de selección universitaria el ranking que ocupan los estudiantes en sus respectivos colegios ¿Cuál es la importancia de esta decisión?
La UC ha estado preocupada en los últimos años de varias iniciativas orientadas a aumentar la inclusión de sus estudiantes. Esta política se ha basado en poder facilitar el acceso a estudiantes que, por diferentes razones (socioeconómicas, culturales, de discapacidad sensorial o motora, religiosas, políticas, etc.), no estaban postulando o ingresando a la UC. Es en este sentido que, junto a consolidar los programas que teníamos (PentaUC, aumento de las becas BEA), se inició el programa Talento e Inclusión en Ingeniería y luego Derecho, expandiéndose este año a cinco carreras más. La incorporación del ranking de notas es un paso en la inclusión, al avanzar en equidad del acceso en un proceso que está muy marcado por el impacto de la PSU, una prueba que está muy relacionada a la calidad de la educación recibida en la etapa escolar, por lo tanto correlaciona con la condición socioeconómica y el capital social y cultural de los estudiantes.

¿Es esto un premio a los mejores estudiantes o un tema de justicia para los que no han tenido las mismas oportunidades?
El ranking de notas premia el esfuerzo, la dedicación y el talento de los estudiantes en los lugares que ellos se desempeñan. Es así como el ranking por una parte no tiene brecha (a diferencia de la PSU y de las notas de educación media), y por otra va a destacar a los estudiantes de la educación municipal, particular subvencionada y particular pagada. Es un avance en la equidad y calidad del sistema completo. Hay que destacar que los avances más de fondo en justicia y equidad van a concretarse cuando en la realidad los estudiantes de las diferentes procedencias educacionales del país puedan recibir una educación de la misma calidad.

Los rectores tienen libertad para elegir, dentro de un rango, qué porcentaje darán al ranking ¿lo más adecuado sería un porcentaje alto y parejo para todos?
En este momento, y para la admisión de este año, el CRUCh aprobó un porcentaje de ranking parejo de un 10% en todas las universidades y para cada una de las carreras, dando la libertad para imputar este porcentaje a las las notas (NEM) o las pruebas PSU de lenguaje o matemáticas, manteniendo los porcentaje mínimos definidos con anterioridad. Debemos realizar un análisis en profundidad de los resultados de esta medida y según esto determinar cómo avanzamos en la materia. Lo más probable es que en los próximos meses el CRUCh defina un rango de aplicación del ranking y que se determine que sea libre para aplicarse dentro de las carreras, manteniendo el rango definido en los porcentajes mínimo y máximo. Esto es lo que ocurre hoy con la ponderación de las notas y de las diferentes pruebas PSU.

¿Qué otras medidas son complementarias y necesarias para seguir avanzando en equidad en los procesos de selección universitaria en Chile?
Es muy importante poder perfeccionar el acceso a la universidad en términos de calidad y equidad. Para ello debemos contar con una nueva institucionalidad que analice en detalle las ventajas de lo que tenemos, que sea crítica con los cambios que hay que realizar y que defina la incorporación de nuevos instrumentos al proceso de selección. Esta nueva institucionalidad debería consistir en un órgano formado por expertos con dedicación exclusiva para llevar adelante esta tarea país. Estamos muy cerca de contar con el informe de la evaluación de la PSU, realizado por una agencia internacional, por lo que habrá que analizar sus conclusiones. Nuevos instrumentos como la incorporación de un ensayo escrito, considerar habilidades del estudiante (temas de liderazgo, actividades extraprogramáticas, etc), son áreas en que hay que profundizar el actual conocimiento para tomar decisiones maduras e informadas. El tema es de la mayor importancia para el país.

El ranking busca favorecer a los alumnos del 10% superior de su establecimiento educacional, considerando los últimos tres años anteriores a cada proceso de selección ¿qué apoyo se les da luego que están en la universidad?
Efectivamente la incorporación del ranking va a aumentar el porcentaje de estudiantes que pertenecen al 10% superior de cada uno de los establecimientos educacionales, y es lo que vemos en la UC. Es importante considerar a los últimos tres años ya que no queremos que exista una competencia interna que afecte el clima educacional, pero si queremos enviar la señal que es muy importante estudiar y esforzarse en la etapa escolar. Esto va a ser un mensaje muy claro y potente para dedicarse a realizar un mejor rendimiento escolar. Ahora bien, para todas las universidades estos cambios representan una oportunidad y una responsabilidad. En la UC se realiza un apoyo académico especial a los estudiantes vulnerables, en especial a los provenientes de los primeros tres quintiles, para asegurar un adecuado rendimiento desde los primeros meses del primer año. Nosotros sabemos que los factores de riesgo para la deserción y el fracaso académico son la situación socioeconómica, los problemas vocacionales y la capacidad académica del estudiante. Tenemos que profundizar nuestro apoyo académico y poner mayores recursos en este importante proyecto.

¿Cuál es el aporte que hacen los estudiantes que ingresan por esta vía a la universidad?
El ranking de notas permite que los mejores alumnos puedan acceder a la UC, y de esta manera hemos visto que beneficia a todos, pero que un número muy significativo de estudiantes vulnerables pueden tener una bonificación variable para entrar a la UC. Con este porcentaje, creemos que entre 1-2% más de estudiantes de primer año van a provenir de la educación municipal y subvencionada. Estos alumnos se suman a los que están accediendo producto de los nuevos programas de inclusión descritos. El aporte a la diversidad es muy significativo, creemos que tanto los alumnos que accederán a una educación universitaria de calidad, como su grupo curso van a tener grandes aportes y beneficios. El aporte de los pares en la educación es muy importante y reconocido. Las universidades de calidad dependen de buenos profesores y estudiantes, y si éstos provienen de diferentes realidades culturales, económicas y de procedencia geográfica, aumenta la calidad y diversidad del proyecto educativo. Eso es avanzar en diversidad, pluralismo y calidad de una universidad.

A fines de mes la Cátedra UNESCO de Inclusión en Educación Superior y la Oficina de la UNESCO en Santiago le otorgarán un reconocimiento por su apoyo a las medidas a favor de la equidad en la educación universitaria ¿qué valor le atribuye?
Es un reconocimiento que prestigia a la UC y a sus políticas de inclusión. Lo recibo con honor y mucha alegría a nombre de directivos, profesores y estudiantes que han apoyado los proyectos y avances en esta área. Estamos trabajando para tener una UC muy conectada con los problemas del país, aportando a sus soluciones y demostrando el compromiso que tenemos desde nuestra propia identidad de universidad católica. Quisiera hacer un reconocimiento muy especial al profesor Francisco Javier Gil, asesor de políticas de inclusión de la UC, por el trabajo riguroso, constante y convencido que ha realizado por más de 20 años en este tema. El ha sido clave en la implementación de estas políticas en el país.

Durante el 2012 las movilizaciones estudiantiles y los problemas en los procesos de acreditación plasmaron en las agendas la necesidad de mayor equidad y calidad ¿cuáles le gustaría que fueran los temas para el 2013?
Creo que los temas del año 2013 debieran estar centrados en definir muy claramente el sentido de la educación y del proceso de transformación y crecimiento de nuestros estudiantes. En lo particular, hay que mejorar la calidad del sistema de educación superior, avanzar en el acceso con equidad y calidad, y poder contar con criterios de regulación y fiscalización del sistema que permitan que los avances en calidad sean perdurables en el tiempo. Por otra parte, el desarrollo de la investigación, creación de nuevo conocimiento en todas las áreas del saber es un tema de la mayor relevancia para el país, y aquí se requiere un fuerte compromiso del estado y del sector privado con las universidades. En estos temas debemos estar junto a los estudiantes y al Ministerio de Educación, ya que es tarea de todos y los beneficios serán un aporte muy directo al desarrollo de nuestros estudiantes, de sus familias y de la sociedad chilena en general. 




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página