04.03.2004 - UNESCO Office in Santiago

Coordinación intersectorial de políticas y programas de la primera infancia: Experiencias en América Latina

En la Declaración Mundial sobre Educación para Todos, adoptada en Jomtien en 1990, la comunidad internacional se comprometió a fomentar el cuidado y educación de la primera infancia desde el momento del nacimiento. Diez años más tarde, con ocasión del Foro Mundial de Educación, celebrado en Dakar en 2000, los países y las organizaciones establecieron "extender y mejorar la protección y cuidado integrales de la primera infancia, especialmente de los niños más vulnerables y desfavorecidos". Estas dos declaraciones de Educación para Todos marcaron un hito histórico en el campo del cuidado y educación de la primera infancia, cristalizando las dos ideas cruciales: por una parte, que los seres humanos nacen con necesidades de aprendizaje y el derecho a satisfacerlas, y por otra, el desarrollo y las necesidades de aprendizaje de los niños de corta edad son multifacéticas y requieren cuidado y educación integrales.

Por otra parte, los actuales programas y políticas de la primera infancia se caracterizan por la diversidad de sectores e instituciones tanto gubernamentales como no gubernamentales, que han comprometido su participación. Si bien esta diversidad ha permitido aumentar la cobertura y llegar a las poblaciones más vulnerables, la falta de coordinación intersectorial e interinstitucional ha tenido por resultado iniciativas imbricadas e intervenciones de baja calidad. Por esta razón, la coordinación entre los distintos sectores de gobierno, así como entre instituciones gubernamentales, no gubernamentales e intergubernamentales representa un gran desafío al desarrollo de políticas y programas de la primera infancia.

El presente estudio de la Oficina Regional de Educación de la UNESCO para América Latina y el Caribe (OREALC/UNESCO Santiago) examina los diferentes mecanismos intersectoriales de coordinación de cuidado y educación de la primera infancia y analizar los factores que facilitan o traban su exitosa coordinación a nivel nacional. El estudio se ha realizado tomando como punto de partida las experiencias nacionales de cinco países (Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba y México), la revisión de la literatura sobre temas relevantes y la sistematización y el análisis de la información recabada. En este estudio, se analizan aspectos de los mecanismos intersectoriales de cooperación tales como el origen de la iniciativa, la estructura y composición del mecanismo, las funciones desarrolladas por cada uno, los resultados de la coordinación y las lecciones derivadas de estas experiencias. 

 

 




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página