CUIDA DE TI MISMO

Asegúrate de evitar cualquier fármaco que no te prescriba un doctor en medicina que sepa que eres un deportista. Algunos fármacos o suplementos de la farmacia o el supermercado pueden contener sustancias prohibidas, incluso si las etiquetas afirman que el producto es 'completamente natural'.

Dile a tu médico que eres un deportista y que tienes que tener cuidado con los medicamentos que tomas. Si necesitas medicarte por un problema de salud, hay formas de asegurarse de que el medicamento que tomes no influya en tu capacidad de practicar deporte. Por ejemplo, si necesitas una medicina para el asma, tu organización deportiva y tu médico pueden darte un formulario que te permita tomar esa medicina y practicar deporte. Se trata de una AUT (Autorización de Uso Terapéutico).

 

Principio de la página