Contexto

Durante la 32ava sesión de la Conferencia General de la UNESCO en 2003, un cierto número de Estados Miembros exprimieron la necesidad de iniciar y de sostener programas de enseñanza de la ética, no solamente en el campo de la bioética, sino además en materia de educación científica y profesional. En 2004, basándose en estas declaraciones y recomendaciones, la UNESCO lanzó el programa de enseñanza en ética.La enseñanza de la ética varía considerablemente entre las regiones y los países, y exige una atención particular respecto a las cuestiones morales relevantes de estas regiones específicas. Sobre la base de dichas recomendaciones e informes, la UNESCO lanzó en 2004 el Programa de Enseñanza en Bioética.

En 1997, la 29ava sesión de la Conferencia General de la UNESCO adoptó la Declaración universal sobre el genoma humano y los derechos humanos. El artículo 20 de la Declaración resalta la necesidad de promover la enseñanza de la bioética. La Conferencia Mundial sobre la Ciencia, en su Declaración sobre la ciencia y de la utilización del saber científico (1999), adoptó una perspectiva más amplia, conviniendo que los programas de enseñanza en ciencias deberían incluir la ética científica. Dentro de la Agenda por la Ciencia (Marco de acción), se recalca que “la ética y la responsabilidad de la ciencia deberán hacer parte integrante de la enseñanza y de la formación suministradas a todos los científicos. Es importante generar en los estudiantes una actitud positiva de reflexión, de alerta y de sensibilización acerca de los dilemas éticos que probablemente estos encontrarán en sus vidas profesionales”. La Conferencia añade, que concierne en particular a la Comisión Mundial de Ética de Conocimientos Científicos y de Tecnologías (COMEST) de la UNESCO de proseguir el trabajo en este dominio. Si el Comité Internacional de Bioética orienta sus reflexiones sobre la bioética, la COMEST, establecida en 1998, cubre otros campos de la ética aplicada en relación con las ciencias y las tecnologías. 

  • cursos elementales de ética para todos los estudiantes,
  • cursos más avanzados, y
  • cursos dirigidos a un doctorado en ética.

  • Leer el informe ... [PDF, 2.7 MB]

Se recomiendo igualmente a la UNESCO de desarrollar cursos de ética, sostener la enseñanza de la ética en los países en desarrollo, poner en pie un sistema de becas y de cátedras UNESCO, y establecer una recompensa al mejor programa de enseñanza en ética. Finalmente, se propuso que la COMEST establezca un consejo de expertos en ética que logre, por ejemplo, desarrollar un sistema global de certificación para dichos programas y para la evaluación de las Cátedras UNESCO.

La importancia de la enseñanza de la ética fue recalcada en la Declaración Universal sobre la bioética y los derechos humanos, adoptada en 2005. El artículo 23 de la Declaración, anima a los Estados Miembros a favorecer la enseñanza y la formación en materia de bioética a todos los niveles, y a promover la difusión de dichos programas. En efecto, la enseñanza de la ética es una manera eficaz y atractiva para aplicar las disposiciones de dicha Declaración.

Principio de la página