Niños trabajadores

La educación básica debería brindarse a todos los niños, jóvenes y adultos. Los niños pobres, trabajadores y de la calle no deberían sufrir ningún tipo de discriminación en el acceso a las oportunidades de aprendizaje.
Conferencia Mundial sobre Educación para Todos, Jomtien, Tailandia, 1990.

El problema del trabajo infantil probablemente sea el único gran obstáculo para brindar educación a todos los niños. La Oficina Internacional del Trabajo estima que la cantidad de niños, de entre 5 y 17 años, que trabajan como mano de obra barata ronda los 250 millones. Muchos de estos niños provienen de familias rurales empobrecidas que deben emplear a cada miembro para sobrevivir; otros incluso trabajan en condiciones funestas de explotación sistemática en “talleres del sudor” y fábricas. Expuestos a materiales peligrosos, trabajando como servidumbre, muchos de estos jóvenes trabajadores mueren a una temprana edad. El “trabajo” infantil más destructivo es la prostitución. Aproximadamente 2 millones de niños caen en esta área de empleo en todo el mundo. Solamente en Asia, quizás más de 1 millón de menores, de ambos sexos, trabajan en bares y burdeles. En poco tiempo quedan atrapados en el ciclo mortal del abuso de sustancias e infección de VIH.

La Convención sobre los Derechos del Niño obliga a los gobiernos a proteger a los jóvenes menores de 18 años de la explotación laboral, de la exposición a trabajos peligrosos y del trabajo que pueda interferir con la educación.

Véase también: Convenciones y Recomendaciónes de la OIT sobre el trabajo infantil (Convenio núm. 138 de la OIT sobre la edad mínima de admisión al empleo; Convenio núm. 182 de la OIT sobre las peores formas de trabajo infantil)

Para obtener una perspectiva general de los proyectos actuales, seleccione una región de la lista a continuación:

Usted puede ayudar. Cómo donar…

Principio de la página
t3test.com