21.06.2011 - ODG

En El Cairo, Irina Bokova pone de relieve el compromiso de la UNESCO en favor de Egipto

© UNESCO/Paola Leoncini Bartoli - La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, en una entrevista con el Dr. Nabil Abdalla El-Araby, Ministro de Asuntos Exteriores de Egipto, durante una visita oficial al país el 14 de junio de 2011

Los días 13 y 14 de junio de 2011, la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, realizó una visita oficial a Egipto para dar muestras del respaldo de la Organización a los procesos de cambio que estaban teniendo lugar en el país y responder así a la invitación del Dr. Ahmed Gamal

El-din Moussa, Ministro de Educación de Egipto. Egipto fue el primer país que visitó Irina Bokova después de asumir la función de Directora General de la UNESCO en 2009.

“La cooperación entre Egipto y la UNESCO es tan antigua como la historia”, afirmó el Dr. Essam Sharaf, Primer Ministro de Egipto, en su entrevista con la Directora General, quien expresó su firme respaldo al proceso de transformación en curso en el país para llevarlo a la democracia, y su simpatía por él. “La UNESCO está junto al pueblo egipcio”, aseveró Irina Bokova, y añadió “la Organización está fuertemente arraigada en Egipto; de hecho, el concepto mismo de patrimonio mundial nació en este país, gracias a la campaña internacional de la UNESCO para la salvaguardia de los monumentos de Nubia”.

Irina Bokova elogió al Primer Ministro por la decisión de triplicar el presupuesto de la educación y puso a su disposición la competencia técnica de la UNESCO en los ámbitos prioritarios de la alfabetización, la educación de las niñas, la formación de docentes, así como la educación técnica y profesional. La Directora General dijo además que Egipto podría contar con la experiencia de larga data de la Organización para la elaboración de su nueva legislación sobre la libertad de expresión.

La Directora General aseguró al Dr. Nabil Abdalla El-Araby, Ministro de Asuntos Exteriores de Egipto, que la UNESCO estaba dispuesta a apoyar los procesos de cambio en el país en todas las esferas comprendidas en su mandato. Subrayó su decidido respaldo a la educación de mujeres y niñas, la protección del patrimonio cultural, la libertad de expresión, la independencia y el pluralismo de los medios de comunicación y la formación de periodistas.

Irina Bokova hizo hincapié en el nexo entre la lucha contra el tráfico ilícito y la creación de una mayor conciencia entre el pueblo egipcio y otras comunidades en cuanto al papel fundamental que desempeña el patrimonio cultural para promover la historia e identidad de los pueblos y ayudarlos a construir su futuro. En este contexto, la Directora General hizo referencia al cuadragésimo aniversario de la Convención del Patrimonio Mundial de 1972, que tendrá lugar en 2012 y se centrará en el tema de la responsabilidad de las comunidades de proteger y administrar su patrimonio como fuente de desarrollo social y económico.

El Ministro de Asuntos Exteriores agradeció a la Directora General el apoyo de la UNESCO al pueblo y las instituciones egipcias, y puso de relieve la necesidad de fortalecer la cooperación internacional para aplicar la Convención de la UNESCO de 1970, con el fin de luchar contra el tráfico ilícito de bienes culturales, así como la necesidad de prever los medios y mecanismos operativos adecuados para su observancia en cuanto a la restitución de objetos saqueados o comercializados ilícitamente.

Durante su visita al Museo Nacional de Egipto, Irina Bokova estuvo acompañada por Tarek
Al-Awadi, Director del Museo, y Mohamed Abdelmaksood, Jefe del Gabinete del Ministro de Antigüedades. La Directora General reafirmó el firme compromiso de larga data de la UNESCO de respaldar la protección del patrimonio cultural egipcio. Puso a disposición la experiencia de la Organización para elaborar un inventario completo del rico patrimonio cultural egipcio que abarcara todo el país, en particular las zonas afectadas por el tráfico ilícito y que habían sufrido daños en los recientes levantamientos sociales. Irina Bokova también ofreció la asistencia de la UNESCO, mediante el fortalecimiento de las capacidades de los profesionales en esta esfera.

La Directora General elogió al pueblo egipcio por su oportuna intervención para proteger las colecciones inestimables del Museo Nacional de Egipto de daños y robos durante los levantamientos. Lo calificó de otra contribución única de la civilización egipcia a la humanidad en su conjunto.

Irina Bokova y el Dr. Emad Badr El-Din Mahmoud Abu Ghazy, Ministro de Cultura de Egipto, intercambiaron ideas sobre la preservación del patrimonio cultural inmaterial, con el fin de sacar provecho del rico y diverso patrimonio vivo egipcio. El Ministro aceptó con agrado la asistencia de la UNESCO para la protección y conservación de los archivos nacionales, y en especial la digitalización de los archivos audiovisuales del cine egipcio. También se hizo hincapié en la necesidad de lograr un mejor equilibrio entre la protección y conservación de las antigüedades y el respaldo al patrimonio vivo y la creatividad contemporánea, desde la música hasta la pintura y el cine.

En su entrevista con el Dr. Maged Ibrahim Othman, Ministro de Comunicaciones y Tecnologías de la Información, la Directora General abordó temas relacionados con la reglamentación de los medios de comunicación, el fortalecimiento de medios independientes y pluralistas, así como el respaldo a los medios sociales. Asimismo, se puso de relieve la importancia de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la educación; en este sentido, el Ministro evocó la reciente firma de un acuerdo con el Ministerio de Educación, encaminado a aprovechar el potencial de las tecnologías de la información en el sistema educativo. El Ministro Othman hizo hincapié en su firme compromiso con la libertad de expresión y la necesidad de una prensa autorregulada.

En sus conversaciones con el Dr. Ahmed Gamal El-din Moussa, Ministro de Educación de Egipto, Irina Bokova reafirmó que la UNESCO permanecía al lado del pueblo egipcio para ayudarle a llevar a buen término el proceso de democratización en curso. En esa oportunidad definieron varios ámbitos en que cabía reforzar la cooperación: la alfabetización y la educación de las niñas, la formación de docentes, la creación de instituciones comunitarias de educación superior, y el establecimiento de escuelas primarias comunitarias en zonas rurales.

Con motivo del Año Internacional de la Juventud 2011, la Oficina de la UNESCO en El Cairo ha organizado una serie de seminarios para estudiar cuestiones relacionadas con la juventud, el compromiso cívico y la democracia, el primero de los cuales tuvo lugar el 9 de junio de 2011.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página