15.07.2013 - Sector de Ciencias Sociales y Humanas

El Comité Internacional de Bioética advierte sobre los nuevos riesgos de discriminación creados por el progreso científico

© Flickr / ReSurge International

Por amable invitación del Gobierno de la República de Corea, la 20ª Sesión del Comité Internacional de Bioética de la UNESCO (CIB), fue celebrada en Seúl, los días 19-21 de junio de 2013. Esta sesión atrajo a más de 100 participantes de 33 países para discutir sobre los posibles nuevos riesgos de discriminación inducida por los avances de la biomedicina. A este respecto, un nuevo informe del CIB será presentado a los Estados miembros del Comité Intergubernamental de Bioética que se reunirá en la Sede de la UNESCO, los días 5-6 de septiembre de 2013.

La 20ª Sesión del CIB, organizada en Seúl, República de Corea, del 19 al 21 junio de 2013, ha sido la primera ocasión del año 2013 para celebrar el 20° aniversario del Comité Internacional de Bioética (CIB) y del Programa de Bioética de la UNESCO.

Asimismo, ha sido la primera vez que dicho evento se ha llevado a cabo en un hospital universitario: El Yonsei University’s Severance Hospital. Más que simbólica, la elección de este lugar ofrece la mejor relación ilustrativa entre la práctica de las ciencias biológicas y la medicina con la reflexión bioética del Comité, mismo que trató importantes aspectos sobre la verdadera finalidad de su trabajo.

Los nuevos riesgos de discriminación y las nuevas responsabilidades inducidas por los avances de la biomedicina (biobancos, el acceso a los medicamentos, trasplantes y tráfico de órganos, así como el tráfico de células y tejidos, la neurociencia, el VIH / SIDA y las nanotecnologías), fue el centro de los debates en esta 20ª sesión, que contó con más de 100 participantes de 33 países.

Principio de no discriminación y no estigmatización

Uno de los puntos prioritarios en la agenda de esta sesión fue la discusión de un proyecto de informe sobre el principio de no discriminación y no estigmatización, como se establece en el artículo 11 de la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos.

A lo largo de la sesión, y hasta tarde por la noche, los expertos independientes, miembros de CIB, trabajaron intensamente en la revisión del proyecto de informe. En la depuración del proyecto de informe, el Comité decidió: 

  • reiterar las posibles consecuencias discriminatorias y estigmatizantes derivadas del mal uso de la información genética contenida en los biobancos;
  • evidenciar las enfermedades tropicales desatendidas como un caso crucial de discriminación estructural y estigmatización social resultantes del gran problema de acceso a los medicamentos;
  • centrarse en los efectos discriminatorios y estigmatizantes de los trasplantes de órganos, tanto para los donantes como para los receptores.

El proyecto de informe también abordó las existentes o nuevas tendencias discriminatorias y de estigmatización relacionadas con el VIH / SIDA, la nanotecnología y las neurociencias. El proyecto revisado se someterá a los Estados miembros del Comité Intergubernamental de Bioética que se reunirá en la sede de la UNESCO en París, los días 5 y 6 septiembre de 2013.

Bioética en Asia y el Pacífico: experiencias, perspectivas y nuevos desafíos éticos

Entre otros temas de la agenda, una sesión de trabajo fue dedicada a las preocupaciones de la región de Asia y la región del Pacífico en materia de bioética, a fin de abordar dos temas principales: la medicina personalizada y las medidas legislativas de la región que garantizan la aplicación de los principios consagrados en las declaraciones de bioética de la UNESCO.

La medicina personalizada es la adaptación de las intervenciones médicas a las características específicas de cada paciente, realizadas a través de la farmacogenómica y tratamientos basados en el genotipo. Los biobancos son la principal herramienta para la medicina personalizada. Un avance importante en este sentido es la reducción de costos de la secuenciación genómica. Las cuestiones éticas y de derechos humanos relacionadas con este campo de rápido desarrollo, están estrechamente vinculadas con la forma en que se implementan los biobancos, e incluyen el derecho a la libre determinación (el procedimiento tradicional de consentimiento informado es inaplicable); el derecho a la confidencialidad e información personal, específicamente la información genética y las particularidades genéticas de familiares consanguíneos y de grupos étnicos y poblaciones; el derecho a la mejor atención médica disponible; y el riesgo de la discriminación y estigmatización de las personas y grupos étnicos, y el dilema ético planteado por hallazgos incidentales. En este sentido, la Investigación ISLE (implicaciones sociales, legales y éticas) es un requisito fundamental para el continuo desarrollo de la medicina genómica, y debe convertirse en un componente esencial de los organismos de financiación de investigación en todo el mundo. También se hizo hincapié en que la colaboración internacional es indispensable para el éxito de la Investigación ISLE. La decisión unánime y reciente (13 de junio de 2013) de la Corte Suprema de Estados Unidos para prohibir el patentamiento de genes presentes en la naturaleza, también tiene amplias implicaciones en la medicina personalizada.

En cuanto al tema de medidas legislativas, un estudio de caso en la India se discutió específicamente en relación con los artículos 14 (Responsabilidad Social y Salud) y 15 (Aprovechamiento compartido de los beneficios) de la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos: una reciente decisión de la Corte Suprema de India (1° de abril de 2013) desestimó la apelación de una empresa farmacéutica respecto a la protección de la patente de una nueva versión de su medicamento contra el cáncer.

En este tema, se presentó también el desarrollo de la bioética en China, en donde los documentos y las acciones de la UNESCO han contribuido al desarrollo de las bases en bioética en el país; asimismo se enfatizaron los principales desafíos bioéticos para China, los cuales actualmente incluyen la investigación con células madre y sus aplicaciones clínicas, la introducción del arroz genéticamente modificado de la Chinese School Children (el tema del arroz dorado), la discriminación genética (en particular en relación con talasemia) y las debilidades estructurales de su comité nacional de bioética.

Por último, este tema también abordó el desarrollo de la bioética en República de Corea, incluyendo las medidas legislativas introducidas en materia de aborto, trasplante de órganos, los ensayos clínicos en humanos, investigación en ciencias biológicas, así como sobre bioética y seguridad. Se hizo hincapié en que el país está invirtiendo fuertemente en investigación en ciencias biológicas, y las medidas legislativas deben mantener el ritmo de los rápidos desarrollos en este campo.

Programa de bioética de la UNESCO: pasado, presente y futuro

Conmemorando el 20° aniversario del Comité Internacional de Bioética (CIB) y los 20 años de trabajo comprometido que viene desempeñando la UNESCO a favor de la bioética, una reunión fue organizada para discutir e intercambiar éxitos, experiencias e ideas sobre los desafíos planteados por este importante campo de conocimiento y también para reflexionar sobre el papel de la bioética en el contexto de la agenda post-2015 para el desarrollo sostenible.

La sesión fue organizada también para estimular la reflexión del CIB sobre cómo incrementar la pertinencia y el impacto de las actividades de la UNESCO en los próximos años. Su objetivo fue alcanzado, pues el Comité destacó, entre otras importantes cuestiones, que la relación entre la bioética y los derechos humanos continuará siendo un aspecto fundamental de su labor y de la del Programa de Bioética de la UNESCO en los próximos años.

El Comité consideró además que debe mantener la cautela respecto a las nuevas cuestiones que puedan afectar los principios de dignidad humana, de igualdad y de justicia. En este contexto, los miembros del CIB subrayaron la importancia de fortalecer las infraestructura institucional de bioética de los Estados miembros, mediante la creación de comités nacionales de bioética. También se hicieron varias sugerencias para considerar, estos comités, como referentes para la agenda post-2015 para el desarrollo sostenible.

Por otra parte, el Comité subrayó la importancia de seguir aplicando los principios de la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos (DUBDH). Se reiteró que las acciones de la UNESCO en el campo de la bioética deben abordar las necesidades de las poblaciones vulnerables y que cuestiones tales como: el acceso a los medicamentos, el tratamiento del SIDA, la distribución equitativa de los recursos para la salud (fuga de cerebros, etc.) y la investigación genómica, deberían seguir siendo una prioridad para la Organización.

El Comité también respaldó la idea de establecer una red de jóvenes especialistas en bioética en todo el mundo para promover la educación de las próximas generaciones de expertos en bioética, así como su colaboración a través de actividades tales como cursos de verano en el que los miembros del CIB estarían involucrados directamente. El presidente del CIB, profesor Semplici, propuso establecer una plataforma en línea para mantener relaciones entre antiguos miembros, actuales y futuros del CIB, a fin de fomentar una amplia red de expertos en futuras deliberaciones del Comité y discusiones sobre las nuevas cuestiones de bioética.

Programa de trabajo del CIB para 2014-2015

Durante esta sesión, los expertos (miembros independientes) del CIB, intercambiaron las primeras ideas sobre su programa de trabajo para 2014-2015, decidiendo que:

  • El CIB desarrollará el artículo 15 (Aprovechamiento compartido de los beneficios) de la DUBDH. Este artículo se relaciona con el artículo 27 (Derecho a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten) de la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH) y el artículo 15 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (Derecho a gozar de los beneficios del progreso científico y de sus aplicaciones). Además, el Comité decidió que su informe abordará el tema de la repartición de los beneficios y de la producción de conocimiento para el desarrollo del artículo 15 de la DUBDH y contribuir también al desarrollo de la parte normativa del artículo 27 de la DUDH. Este tema pone de manifiesto que la relación entre bioética y justicia social ha sido identificada como un elemento clave de los objetivos post-2015 y del desarrollo sostenible.

El Comité apoyó la proposición de las agencias de Naciones Unidas que trabajan en el campo de la bioética, para coordinar sus acciones en el tema de "Ética y gobernabilidad de las tecno-ciencias convergentes al servicio de sociedades equitativas”. Asimismo, manifestó su voluntad de cooperar y colaborar activamente en caso que esto se materialice dentro de las Agencias miembros del Comité inter-agencias de Naciones Unidas sobre bioética (CIANUB), cuya secretaría permanente está a cargo de la UNESCO. Los Miembros del CIB indicaron que el término "sociedad equitativa" sería más preciso que el término "sociedades sostenibles", para garantizar la equidad y la justicia en pos del desarrollo sostenible.

La 20ª sesión del CIB se organizó conjuntamente con el Ministerio de Salud y Asuntos Sociales de la República de Corea, en colaboración con la Comisión Nacional Coreana para la UNESCO y el Proyecto Nacional de Medicina Genómica Personalizada (PGM 21). El evento también fue apoyado por el Instituto Nacional de Corea para las políticas bioéticas (KoNIPB), la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Yonsei, el Instituto Asiático de la Ley de Bioética y de Salud, la Fundación de Corea “Health International” (KOFIH), y la línea aérea “Asiana Airlines”.

El acto de inauguración contó con la presencia de: Young Hyun Choi, Viceministro de Políticas de Salud de Corea, quien pronunció un mensaje personal de Chin Young, Ministro de la Salud y el Bienestar Social de la República de Corea; Dong-seok Min, Secretario General de la Comisión Nacional Coreana para la UNESCO; Chul Lee, Vice-Presidente de la Universidad de Yonsei y Presidente del Sistema de Salud de la Universidad de Yonsei y Alissandra Cummins, Presidenta del Consejo Ejecutivo de la UNESCO.

El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, y la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, enviaron a los participantes video mensajes que se mostraron durante el evento.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página