08.07.2014 - ODG

Un nuevo empuje a las vías que mejoran las posibilidades de empleos para los jóvenes y las mujeres

© UNESCO

NUEVA YORK - Los jóvenes, las mujeres y las personas con discapacidades de todo el mundo que se encuentran ante un mercado laboral muy mediocre cuentan con dos nuevos aliados de peso para ayudarlos a lograr una buena transición de la escuela al mundo del trabajo.

En una ceremonia que tuvo lugar en las Naciones Unidas, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) firmaron un nuevo acuerdo que consolida la labor conjunta ya realizada por ambos organismos en esferas fundamentales como la enseñanza y la formación técnica y profesional (EFTP), el aumento de las oportunidades de empleo de los jóvenes, la eliminación del trabajo infantil y la contribución a la erradicación de la pobreza.

"Nuestra colaboración es parte esencial de los esfuerzos en curso en las Naciones Unidas por alcanzar los objetivos internacionales de desarrollo y demuestra lo que es posible conseguir en momentos en que las Naciones Unidas examinan la agenda para el desarrollo después de 2015. Prestando apoyo a la enseñanza y formación y la capacitación empresarial y propiciando la igualdad de género en el desarrollo profesional estamos ayudando, en última instancia, a que la vida de las personas sea mejor" declaró Irina Bokova, Directora General de la UNESCO.

En consonancia con el llamamiento de la Asamblea General de las Naciones Unidas en favor de una colaboración más estrecha dentro del sistema de las Naciones Unidas, el acuerdo reconoce las funciones complementarias de ambas organizaciones y las compromete a adoptar una serie de iniciativas conjuntas. Entre estas figuran la colaboración para alcanzar los objetivos de desarrollo acordados en el plano internacional, especialmente para las personas con discapacidades, lograr que los sistemas y las políticas de enseñanza y formación promuevan la inclusión social, formulen programas de empleo juvenil y empresariales y consoliden las políticas que tengan en cuenta las cuestiones de género en el trabajo.

El Director General de la OIT, Sr. Guy Ryder declaró: "nuestro mandato esencial, crear oportunidades de trabajo digno, entronca directamente con los problemas con que tropieza la juventud de hoy, esto es, contar con las competencias adecuadas para conseguir empleos de calidad. Nuestra colaboración con la UNESCO, dado su liderazgo en materia de diálogo intercultural mediante la educación, representa un aporte sumamente importante que beneficiará a muchos jóvenes en su búsqueda de un buen empleo".

La colaboración también se centrará en la implantación y ampliación en los países de niveles mínimos de protección social, de conformidad con la reciente Recomendación de la OIT sobre el particular (nº 202, 2012) para promover políticas que garanticen la seguridad de ingresos y el acceso a servicios sociales esenciales, en particular un acceso universal a la educación.

La OIT y la UNESCO también prestarán apoyo a las iniciativas internacionales, regionales y nacionales destinadas a eliminar la exclusión social de las personas con discapacidades, promoviendo el acceso a la información y el conocimiento, de conformidad con la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, de Naciones Unidas.

Existe un largo historial de colaboración entre la OIT y la UNESCO; así lo demuestran, por ejemplo, la Recomendación de 1966 relativa a la Condición del Personal Docente, la Recomendación relativa a la condición del personal docente de la enseñanza superior (1997), la Convención de la UNESCO sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales (2005) y la Recomendación de la UNESCO relativa a la Condición del Artista (1980).




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página