23.12.2011 - ODG

Aprovechar el momento: la UNESCO en 2012

© UNESCO/Nelson Muchagata

“2011 ha sido un año lleno de desafíos para la UNESCO y para el mundo entero”, afirmó la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, en un mensaje de fin de año. “La primavera árabe ha demostrado el poder de cambio y transformación que tiene la aspiración a la dignidad y la democracia. La UNESCO se ha movilizado rápidamente en Túnez, Egipto y Libia, y acelerará sus esfuerzos en 2012 para respaldar reformas educativas, promover la cultura y dar apoyo a los medios de comunicación, bases fundamentales de las nuevas sociedades. En todo el mundo los jóvenes se están alzando para pedir paz, libertad de expresión y justicia social. “Las transformaciones de este tipo llevan tiempo y requieren mucho esfuerzo. El éxito no está garantizado. La comunidad internacional tiene que implicarse más y la UNESCO está preparada para actuar”, destacó la Directora General.

La UNESCO puso en marcha una serie de importantes iniciativas en 2011, tales como la Alianza Mundial para la Educación de las Niñas y Mujeres, cuya ejecución es clave ahora. Durante el Foro Mundial de la Juventud, que tuvo lugar en la sede de la UNESCO en París, se reunieron 210 jóvenes delegados de 127 Estados Miembros que trajeron con ellos la voz del cambio. Los primeros 31 proyectos financiados por el Fondo Internacional para la Diversidad Cultural están dando sus primeros resultados, al igual que los proyectos de desarrollo en ciencia y tecnología en África y también aquellos dedicados a promover la igualdad de género, especialmente en el campo de los medios de comunicación. Más de 35.000 estudiantes de todo el mundo participaron en un masivo experimento científico sobre el agua en el marco del Año Internacional de la Química, dirigido por la UNESCO. Este año ha marcado una etapa importante en la continuación de nuestras actividades, con el 10º aniversario de la Declaración Universal sobre la Diversidad Cultural o el 40º aniversario del programa el Hombre y la Biosfera (MAB). También se puso en marcha el sistema de alerta contra tsunamis en el Océano Índico, que ahora está completamente operativo. Desastres recientes como el tsunami en la costa de Fukushima, en el Japón, nos recuerdan la necesidad hacer más para mitigar los riesgos y preparar mejor a las poblaciones locales.

La población mundial ha sobrepasado los 7.000 millones de seres humanos. En 2011, la familia de la UNESCO dio la bienvenida a nuevos miembros: como la República de Sudán del Sur y Palestina. “Escuchamos más alto que nunca la demanda de los pueblos que buscan nuevas soluciones para la paz y el desarrollo. Cada vez son más los que ven en la educación, la diversidad cultural, las ciencias y el intercambio de conocimientos la solución a sus problemas. Para ellos tenemos que construir una UNESCO mejor” subrayó la Directora General.

“El mundo está cambiando a gran velocidad y la UNESCO está en el centro de este cambio. 2012 representa la oportunidad para acelerar nuestros esfuerzos para responder a las expectativas creadas este año”, afirmó Bokova. “Para conseguirlo tendremos varias ocasiones importantes. En 2012 la UNESCO celebra el 40º aniversario de la adopción de la Convención sobre el Patrimonio Mundial, una ocasión para destacar el papel que juega el patrimonio y la cultural como catalizadores del desarrollo sostenible y para enfatizar el papel de las comunidades locales en este ámbito. El Patrimonio Mundial es un pilar para la paz y un motor para el desarrollo. Es una fuente de identidad y de conocimientos para compartir”, precisó la Directora General.

2012 será también el año de Río+20, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible. La UNESCO tiene como objetivo demostrar el poder de transformación que tienen la educación, las ciencias, la cultura y los medios de comunicación en favor del desarrollo sostenible. “Tenemos que construir ´sociedades verdes´, inclusivas e igualitarias,  no únicamente “economías verdades”, insistió Bokova. La Organización ha preparado una importante contribución respecto al papel de los océanos en el desarrollo sostenible, con varias propuestas sólidas respecto a la sostenibilidad de los océanos y las zonas costeras.

La suspensión de la contribución de los Estados Unidos al presupuesto de la UNESCO, como consecuencia de la decisión de los Estados Miembros de admitir a Palestina como miembro, ha puesto a la Organización en una situación financiera difícil. “Esta situación es un llamamiento a renovar nuestro compromiso, es una oportunidad de oro para acelerar nuestros esfuerzos para reformar la Organización. La UNESCO tiene todo lo que se necesita para marcar la diferencia y superar estas dificultades”, concluyó Bokova.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página