31.01.2013 - UNESCO Office in San José

Proyecto Liderazgo Juvenil “Espacios abiertos para la inclusión social” realiza un impacto positivo en comunidades costarricenses

Dentro de las actividades del Sector de Ciencias Sociales y Humanas de la UNESCO, y de acuerdo con la línea de acción sobre promoción de una cultura de paz y no violencia mediante actividades relativas a los derechos humanos, la democracia, la reconciliación, el diálogo y la filosofía, con inclusión de todos, en particular los jóvenes, se llevó a cabo el proyecto “Liderazgo Juvenil: Espacios abiertos para la inclusión social” en  Costa Rica.

El objetivo de este proyecto consistió en la generación de acciones educativas alternativas durante los fines de semana dirigidas a jóvenes en riesgo que generalmente viven en pobreza o pobreza extrema, marginados, excluidos y con alta probabilidad de involucrarse en situaciones de violencia en las zonas urbano-marginales. El proyecto persigue que los y las jóvenes se apropien de los espacios comunitarios en un proceso que los convierta en actores, en conjunto con la sociedad, desde una perspectiva de educación para la vida.

 ¿Cómo se logró esto?

Desde el pasado 6 de octubre se realizaron diferentes talleres de formación en deportes, nuevas tecnologías, manualidades, danza urbana, teatro y música. Las comunidades beneficiadas fueron León XII, Quepos y San Marcos de Tarrazú. Todo esto con el propósito de generar una educación abierta a los intereses juveniles y a la posibilidad de que obtengan una formación ciudadana en valores, saberes y destrezas apegados a la cultura de sus comunidades y que favorezcan las condiciones de convivencia pacífica, a su vez relacionada a factores de empleo y empleabilidad.

Los talleres de cierre se llevaron a cabo los días 5, 6 y 9 de diciembre, en donde todos los beneficiarios coincidieron en que estos programas contribuyen a alejar a los y las jóvenes de hábitos dañinos, trayendo, además, grandes beneficios para las comunidades.

TESTIMONIOS (1):

Los jóvenes mencionan que el programa ha brindado oportunidades a personas que eran discriminadas, o no tomadas en cuenta por diversos motivos, y expresan que ellos en su mayoría son de clase social baja, con muchas dificultades económicas y donde muchas veces han pasado penas:<a name="_GoBack"></a>

          “Yo soy madre soltera, tengo 19 años, y el taller de pintura de uñas me ha ayudado demasiado, le hago las uñas a la mamá de ella y me paga, con eso saco para los pañales y la leche de mi hija, quiero seguir aprendiendo para poner mi propio negocio” -mencionaba Ana que vive en Garabito.

María, una joven de 17 años, que tiene 3 hermanos menciona que el proyecto le ha servido para hacer algo nuevo y a descubrir su talento en el taller de pintura en relieve. Nunca pensó que podría alcanzar lo que logró. Dice que más que ayudarla en los aprendizajes esto la ha ayudado a relacionarse con los demás:

           “yo soy una persona aislada de todo, antisocial tal vez, pero en estos grupos una se involucra más con la gente, con más compañeros, hay más comunicación, a convivir con otras personas, yo soy una persona que no anda saludando a todo el mundo y ahora he cambiado bastante”- -“yo he mejorado mi personalidad y sé, que si sigo así, voy a mejorar mi calidad de vida”-.

<hr />

(1) Información tomada del informe final del proyecto Liderazgo juvenil: “Espacios abiertos para la inclusión social, Costa Rica 2012”, elaborado por el consultor MSC. Claudio Magnífico para el sector de Ciencias Sociales y Humanas, UNESCO San José.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página