21.03.2012 - Sector de Ciencias Sociales y Humanas

Mensaje de la Sra. Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, con ocasión del Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, 21 de marzo de 2012

© UNESCO/D. Bijeljac - La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, durante la apertura del 7º Foro de la Juventud de la UNESCO, en octubre de 2011

El 21 de marzo de 1960, en el township (suburbio segregado) sudafricano de Sharpeville, la policía abrió fuego y mató a 69 hombres, mujeres y niños que se manifestaban pacíficamente contra las leyes de Apartheid del país. El mundo ha cambiado desde entonces, pero millones de personas aún siguen luchando cada día contra la injusticia del racismo y la discriminación. El Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, además de ser el momento de honrar la memoria de aquellos a quienes se arrebató la vida en Sharpeville, brinda a todos la oportunidad de aunar esfuerzos para combatir el racismo.

La discriminación racial adopta muchas apariencias, pero todas ellas constituyen una afrenta a la dignidad y los derechos humanos. El racismo debilita los vínculos que mantienen unidas a las sociedades y arroja sombras sobre el destino común de la humanidad, sembrando las semillas del recelo y la tensión. Estos peligros se ven agudizados en un mundo como el de hoy, sujeto a cambios vertiginosos. El diálogo y la tolerancia son vitales en sociedades cada vez más diversas e interconectadas.

La Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial constituye un punto de partida en la lucha contra el racismo. Los derechos de toda persona son el fundamento sobre el cual erigir sociedades más tolerantes e integradoras. Estos principios guían la acción de la UNESCO para fomentar la no discriminación, la tolerancia y los derechos humanos a través de la cooperación en educación, cultura, ciencias y comunicación, por ejemplo prestando poyo a la conmemoración del Holocausto en la enseñanza, obrando con los jóvenes para combatir el racismo y realizando actividades para promover la libertad de expresión, como parte del fomento de sociedades más integradoras, y para luchar contra la discriminación. La UNESCO ha forjado una Coalición Internacional de Ciudades contra el Racismo para combatir la discriminación y promover la tolerancia a escala local y municipal.

La educación es la mejor manera de profundizar en el entendimiento y proteger la dignidad de todos. Con los Estados Unidos y el Brasil, acabamos de poner en marcha un nuevo programa de “Enseñanza del respeto para todos” dedicado a la elaboración de programas de estudios que fomenten la tolerancia y el entendimiento. Cada cultura es diferente, y ello constituye un valioso tesoro, pero la humanidad sigue siendo una sola, unida en torno a una serie de valores y derechos humanos. Esta es la enseñanza que debemos impartir por doquier.

Las convenciones y organizaciones internacionales cuentan, pero el combate contra la discriminación racial debe empezar por cada uno de nosotros. Tal es nuestra responsabilidad en este Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, como debe serlo todos y cada uno de los días.

 




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página