Confesiones de alto riesgo

Las mujeres que osan revelar su seropositividad corren graves peligros en Sudáfrica. Así, en diciembre de 1998, la activista sudafricana de la lucha contra el sida Gugu Dlamini fue agredida, golpeada y lapidada a muerte en KwaMashu, una comuna de su provincia natal de KwaZulu, tras haber divulgado su seropositividad. En agosto de 2000, Mpho Motloung, una joven profesora de Soweto, fue asesinada de un tiro en la cabeza por su esposo, quien después de matar también a sus padres, acabó suicidándose. Sobre el cuerpo de Mpho se encontró una frase que decía: “Seropositiva-sida”.

–L.N.

Principio de la página