Noticias de Aichi-Nagoya - Perspectivas de los Jóvenes

Sesión inaugural

© UNESCO - De izquierda a derecha: Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, el Príncipe Heredero de Japón y SAR la Princesa Lalla Hasnaa, presidenta de la Fundación Mohammed VI inauguran la conferencia con el examen de los logros pasados y los retos futuros.

De Emily Grabo

 La Directora General de la UNESCO y Su Alteza Imperial, el Príncipe Heredero de Japón, inauguraron la conferencia con una invocación al espíritu de acción y progreso, al concluir el Decenio de las Naciones Unidas de la EDS, mientras los educadores del mundo elaboran las medidas que se aplicarán posteriormente. La ceremonia inaugural comenzó con la interpretación de una danza sagrada, laSambaso, que refleja la gratitud hacia la naturaleza, y cuya ejecución corrió a cargo del artista tradicional de kyogen japonés Mansai Nomura. Los discursos inaugurales de ambos oradores reflejaron también el mismo respeto e igual preocupación por la naturaleza y el medio ambiente.  

“La construcción de los cimientos de la paz duradera y el desarrollo sostenible comienza en la mente de los hombres y las mujeres, y esa tarea empieza con la educación”, declaró la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova. Este concepto implica que la gente debe buscar nuevas formas de percibir las cosas, de producir y consumir. A su vez, estas nuevas formas exigen nuevas maneras de pensar, que den lugar a nuevos conocimientos, valores y destrezas. Todo esto es necesario, porque en el mundo entero surgen constantemente problemas nuevos y aumenta el costo de los desastres naturales. Su Alteza Imperial, el Príncipe Heredero de Japón, está en lo cierto al afirmar que la educación ofrece soluciones a esos problemas. S.A. Imperial acierta cuando cree que la estrategia de EDS ha arraigado en el último decenio: más de 14 millones de estudiantes y 1,2 millones de docentes de 58 países participan en tareas de aprendizaje relativas al desarrollo sostenible y orientadas a la acción.

Ayer – hoy – mañana. Ha concluido un decenio de aprendizaje con miras a la sostenibilidad. Quienes participaron en esta iniciativa contemplan hoy una década de educación para el desarrollo sostenible. Aplicar esa educación significa vincular los temas del desarrollo sostenible con la enseñanza y el aprendizaje. En última instancia, esto requiere la conexión de las cuestiones medioambientales con las preocupaciones culturales, económicas y sociales en el mundo entero.   

La Princesa Lalla Hasnaa de Marruecos, presidenta de la Fundación Mohammed VI, y Achim Steiner, Director Ejecutivo del PNUMA (que compareció mediante una presentación en video), citaron ejemplos específicos de estas medidas y pusieron vida a las estadísticas. Además, el Ministro de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología de Japón, Hakubun Shimomura, ya anticipó una vislumbre del futuro. El Sr. Shimomura quiere promover la EDS entre la comunidad internacional mediante un nuevo premio, que Japón y la UNESCO auspiciarían conjuntamente.

La conferencia empezó en este espíritu común orientado a la acción, con el fin de crear sociedades y economías sostenibles. En los tres próximos días, se ensalzará el Decenio de la EDS que acaba de concluir y se trazarán los rumbos a seguir en la materia.

 

Segunda Sesión: Ensalzar el Decenio de las Naciones Unidas de la EDS

©Ryohei Masukawa
Panel debate on achievements and challenges of the DESD, with (from left to right): Stephen Cole, Moderator, Angelina Motshekga, Minister of Basic Education, South Africa, Irina Bokova, Director-General of UNESCO, Susan Hopgood, President, Education International, Tariq Al Olaimy, 3BL Associates, Bahrain

De Martins Mozga

Es mucho lo que un ser humano puede hacer en 10 años, pero mucho más aún lo que puede hacer un grupo de personas que trabaja en equipo. La segunda sesión de la Conferencia Mundial sobre EDS ensalzó los logros del Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible.

En el informe final del Decenio se resumen los logros más significativos alcanzados desde su comienzo, en 2005. La EDS logró el apoyo de escuelas, universidades y comunidades aledañas. Además, las iniciativas de EDS han recibido el apoyo de gobiernos locales en el mundo entero. El propósito de dichas iniciativas no se limita a lograr una economía más ecológica, sino también una sociedad más respetuosa del medio ambiente. La EDS ha obtenido reconocimiento en casi todos los rincones del mundo, hecho que en sí mismo constituye un logro considerable. Pero el criterio que predomina en esta conferencia es que apenas hemos comenzado. Todo cuanto se ha logrado en la última década será la base que sustentará nuestras actividades futuras.    

La EDS ha inaugurado un nuevo concepto de ciudadanía mundial. El medio ambiente nos concierne a todos y qué mejor lugar que la escuela para impartir esta idea. Pero la enseñanza sin aplicación práctica resulta de escasa utilidad. La educación y la acción deberían ser inseparables; sólo cuando se logre esa fusión se alcanzarán cambios auténticos. En el debate de mesa redonda de la sesión, la presidenta de la Internacional de la Educación, Susan Hopgood, afirmó: “Este mensaje se acepta fácilmente, porque los jóvenes lo comprenden de manera instintiva”. Lo que significa que todo lo que ustedes tienen que hacer es presentarnos una nueva idea y que nosotros, los jóvenes, sabremos qué hacer con ella.

 

Tercera sesión: La perspectiva más allá del DEDS

©Becca Willi
Jacob T. Kaimenyi, Cabinet Secretary, Ministry of Education, Science and Technology, Kenya speaking at the UNESCO World Conference on ESD in Aichi-Nagoya, November 2014

De Becca Williams

En 2004, las Naciones Unidas inauguraron una iniciativa de diez años de duración denominada Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible (DEDS), con el fin de “capacitar a los ciudadanos para hacer frente a los retos del presente y el futuro, y a los dirigentes para que puedan adoptar decisiones adecuadas para un mundo viable”. Hoy, en la Conferencia Mundial sobre EDS de la UNESCO, participantes del mundo entero se congregan para celebrar la conclusión de este decenio de acción, ensalzar la labor realizada en esa década y debatir al respecto.

Pero no es posible quedarse para siempre en el pasado. ¿Qué pasará después de 2015 con la iniciativa de las Naciones Unidas? En una mesa redonda celebrada durante la conferencia, los ministros de los Estados Miembros participantes abordaron el tema, en relación con los planes de sus países respectivos para el futuro de la EDS.

La Ministra de Educación de Omán, Madiha Ahmed Al-Shaibani, resumió el programa de EDS de su país como una iniciativa de 20 años para “normalizar la EDS en cada nivel de la enseñanza…. en cada sector de la sociedad”.  La Ministra hizo hincapié en que su país tratará de adoptar las enseñanzas básicas adquiridas en el decenio precedente, como un plan de trabajo para los años venideros.

El Secretario de Gabinete del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de Kenia, Jacob T. Kaimenyi, criticó la “necesidad colectiva” de los países “de prestar especial atención a lo que se aplica en el resto del mundo”. En vez de eso, dijo, el cambio debe acontecer primero en el plano local, para que luego pueda alcanzar a una dimensión mundial. El Sr. Kaimenyi mencionó al programa Iniciativa Escuelas Verdes de su país, que hace de las escuelas “agentes del cambio” en cada comunidad.    

El Ministro de Educación de Bangladesh, Nurul Islam Nahid, elogió las intenciones del DEDS y señaló cómo la década pasada ha tenido repercusiones positivas en el futuro de su país. El Ministro esbozó algunas de las estrategias actuales de Bangladesh en materia de desarrollo sostenible y de los planes que en ese sentido ha elaborado para el periodo posterior al DEDS, que comprenden la distribución de manuales escolares gratuitos en las aulas de primero a décimo grado y la incorporación a los planes de estudio de los temas sociales y medioambientales. El Sr. Nahid terminó diciendo: “La EDS facilita que cualquier ser humano adquiera los conocimientos, las competencias y los valores fundamentales para un futuro sostenible… [y] debería integrarse en todos los planes de estudio”.

En Samoa se llevan a cabo esfuerzos adicionales en pro del desarrollo sostenible mediante la educación, con el fin de que la enseñanza de calidad sea accesible a todos, afirmó Magele Mauiliu, Ministro de Educación, Deportes y Cultura de ese país, “con especial atención a los más vulnerables... para garantizar que la educación contribuya a la construcción de la paz”. El Ministro insistió en que “los objetivos económicos, sociales y medioambientales de Samoa sólo podrán alcanzarse mediante la educación de calidad para todos nuestros ciudadanos”.

Por último, Cornelia Quennet-Thielen, Viceministra de Educación de Alemania, describió la sostenibilidad como “una comprensión integral de la especie humana, el medioambiente y todos sus necesidades”. En una reflexión crítica sobre los objetivos futuros de su país, la Sra. Quennet-Thielen se preguntó: “¿Cómo podemos anclar sólidamente este principio en nuestra vida cotidiana?”. Para ella, la respuesta es diáfana: “Por medio de la educación”. Luego puso de relieve algunas iniciativas que Alemania lleva a cabo con miras a un futuro sostenible, que incluyen la participación de la sociedad civil y la “cooperación entre educadores e investigadores”.

Cada uno de los programas que se aplicarán al concluir el DEDS, que los Ministros esbozaron, es único y específico, pero en conjunto se orientan hacia el mismo objetivo: la preparación de un futuro sostenible por medio de la educación. El problema de amplio espectro en este ámbito es la falta de equilibrio entre la participación local y la internacional. En su discurso,  Cornelia Quennet-Thielen insistió en este punto, al decir que hay que “pensar en términos locales y actuar a escala mundial. Los cambios comienza en el espíritu humano”.  

“Tenemos que colaborar a bordo del mismo barco. Si el barco naufraga, todos nos hundiremos”, resumió el Sr. Kaimenyi, Secretario de Gabinete de Kenia.



 

Principio de la página