06.10.2010 - UNESCOPRESS

La Directora General de la UNESCO condena el asesinato del camarógrafo iraquí Tahrir Kadhim Jawad

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, condenó hoy el asesinato del camarógrafo independiente iraquí Tahrir Kadhim Jawad, perpetrado el 4 de octubre. Tahrir Kadhim Jawad murió como consecuencia de la explosión de una bomba pegada a su automóvil en Garma, localidad de la provincia de Anbar, a 80 km al oeste de Bagdad.

“Condeno el asesinato de Tahrir Kadhim Jawad,” dijo Irina Bokova. “Murió en el cumplimiento de su misión periodística y lo hizo en nombre de la libertad de expresión, un derecho humano fundamental que es también uno de los pilares de toda sociedad democrática. En Iraq demasiados periodistas han pagado con sus vidas la defensa de este derecho y de su corolario, la libertad de prensa. Pido a las autoridades que hagan cuanto esté en su mano para investigar el asesinato de Jawad y para mejorar las condiciones de seguridad de todos los periodistas que trabajan en Iraq”.

             Jawad, de 27 años, conducía por la ciudad para entregar unas imágenes que había grabado cuando fue asesinado. Había trabajado como periodista durante siete años, primero como redactor del semanario Al-Karma, y a continuación como camarógrafo independiente para numerosas cadenas de televisión. Jawad es el tercer periodista asesinado en Iraq en menos de un mes, según el Comité para la Protección de los Periodistas.

             La organización no gubernamental Reporteros sin Fronteras (RSF) anunció el mes pasado que el conflicto iraquí es ya el más mortífero para los periodistas desde la Segunda Guerra Mundial.

 ****

La UNESCO es el único organismo de las Naciones Unidas que tiene el mandato de defender la libertad de expresión y la libertad de prensa. El Artículo I de su Constitución declara que la Organización se propone “asegurar el respeto universal a la justicia, a la ley, a los derechos humanos y a las libertades fundamentales que sin distinción de raza, sexo, idioma o religión, la Carta de Naciones Unidas reconoce a todos los pueblos del mundo”. Para lograrlo, la Organización debe fomentar “el conocimiento y la comprensión mutuos de las naciones prestando su concurso a los órganos de información para las masas” y recomendar “los acuerdos internacionales que estime convenientes para facilitar la libre circulación de las ideas por medio de la palabra y de la imagen”.

           




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página