22.03.2012 -

El Consejo de asuntos mundiales de California del Norte entabla el diálogo con la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova

© UNESCO/George Papagiannis - La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, toma la palabra ante el Consejo de asuntos mundiales de California del Norte en San Francisco, marzo de 2012.

La Directora General, Irina Bokova, abarcó una amplia gama de temas en una abarrotada sesión de preguntas y respuestas organizada el miércoles por el Consejo de asuntos mundiales de California del Norte en San Francisco. Sus observaciones versaron esencialmente sobre participación y seguridad mundial, señalando claramente que si bien la suspensión de la financiación de los Estados Unidos había tenido repercusiones, la UNESCO se recuperaría financieramente. Ahora bien, la mengua de la influencia estadounidense como defensor de valores universales comunes tiene un precio que es demasiado elevado y que nunca se podrá justificar. “La UNESCO es importante para los estadounidenses y los estadounidenses son importantes para la UNESCO”, declaró la Directora General. “Necesitamos que los Estados Unidos estén con nosotros en asuntos de promoción y fomento que comprenden la igualdad entre hombres y mujeres, la libertad de expresión y la libertad de prensa, entre otros”, añadió.

En la actualidad, los Estados Unidos conservan su derecho de voto en la UNESCO, pero según los reglamentos de la Organización, este derecho se suspende al cabo de dos años de incumplimiento en el pago de las contribuciones adeudadas.

La Directora General se refirió también a los efectos directos de la suspensión de la financiación de los Estados Unidos, que en su opinión trae consecuencias y es perjudicial para los intereses estadounidenses en materia de seguridad nacional. “En Iraq, los Estados Unidos aportaban 900.000 dólares para poner en marcha una financiación iraquí y europea de casi 10 millones de dólares que hubiera mejorado el suministro de agua en Iraq. El proyecto tomó meses en negociarse, pero cuando los Estados Unidos dejaron de aportar sus fondos, el arreglo se deshizo. Ésta es la índole de los proyectos multilaterales”, explicó.

“Y debo añadir”, dijo, “que un proyecto como éste defiende los intereses estadounidenses en materia de seguridad nacional. La falta de agua puede tener repercusiones negativas en una comunidad”. Otra oportunidad perdida en Iraq era un proyecto de mejoramiento de la transparencia del poder judicial.

En un caso en particular, la Directora General desvió fondos para proseguir la implantación del Sistema de alerta temprana contra los tsunamis en el Caribe. Los Estados Unidos eran el principal contribuyente a este proyecto. “Saqué dinero del Fondo de emergencia”, explicó la Directora General a los asistentes, “ya que se trataba de una cuestión de vida o muerte”.

Otras colaboraciones con las instituciones y los ciudadanos estadounidenses siguen prosperando. Las alianzas de la UNESCO con empresas importantes como Microsoft, Cisco, Intel y Procter & Gamble están respondiendo a las necesidades de alfabetización y educación, especialmente de mujeres y niñas. A principios de este año, junto con el Embajador de Buena Voluntad de la UNESCO y ganador de un Óscar, Forrest Whittaker, la Universidad Rutgers de Nueva Jersey y la UNESCO abrieron un instituto para la paz. El gran jazzista y Embajador de Buena Voluntad, Herbie Hancock, dará inicio al Día Internacional del Jazz a fines de abril con conciertos en Nueva Orleans, Nueva York y París. “El jazz guarda relación con la libertad y los derechos civiles, es un patrimonio común del que disfruta toda la humanidad”, dijo la Sra. Bokova.

Un poco antes ese mismo día, la Directora General se entrevistó con destacados biólogos marinos y oceanógrafos, con quienes debatió la organización de los próximos planes para la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río + 20) que se celebrará en junio, y las dificultades a que se enfrenta la Comisión Oceanográfica Intergubernamental a raíz de la suspensión de la financiación de los Estados Unidos, ya que este país era uno de los principales donantes.

La Directora General está llegando al término de su misión de 10 días en los Estados Unidos, donde puso de relieve la educación de las niñas y las mujeres, la libertad de expresión y el 40º aniversario de la Convención del Patrimonio Mundial.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página